jueves, 7 de febrero de 2013

La Brigada Paracaidista salta con el Ejército estadounidense.

Aprender el uno del otro en una caída de más de 12.500 pies. Ése es el propósito que 19 militares de la Compañía de Reconocimiento Avanzado (CRAV) han perseguido los días 29, 30 y 31 de enero, en las sesiones de lanzamiento de apertura manual que por primera vez organiza el Ejército de Estados Unidos en la base aeronaval de Rota, en Cádiz.

Uno de los lanzamientos realizados en las sesiones
Uno de los lanzamientos realizados en las sesiones (Foto:BRIPAC)

Los paracaidistas españoles, repartidos en dos equipos operativos, han realizado un total de 10 saltos en la modalidad de apertura manual desde las nueve de la mañana hasta las dos de la tarde. Todos los saltadores estaban provistos de su equipo de combate y del paracaídas TPM-PLUS (un paracaídas táctico con 325 pies de superficie). Estas herramientas, junto con la pericia de la CRAV en los saltos a gran altura, han resultado ser la mejor combinación para completar el ejercicio con éxito.

Colaboración norteamericana
El Ejército estadounidense ha dispuesto una aeronave Hércules C-130J para realizar los saltos, en los que también han participado dos equipos de paracaidistas norteamericanos. Las jornadas no sólo han resultado de gran utilidad en la instrucción de los saltadores, sino un remarcable intercambio de procedimientos, técnicas y materiales entre los dos Ejércitos.

 Hércules estadounidense para los lanzamientos
Hércules estadounidense para los lanzamientos (Foto:BRIPAC)


El Ejército de Tierra sígue con su particular forma de publicar fotos, pequeñas y de baja resolución.


* Sígue la actualidad de Defensa desde Twitter @Lqt_blog y facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada