jueves, 28 de febrero de 2013

La XXVI Campaña Antártica cierra la base 'Gabriel de Castilla'.

La base "Gabriel de Castilla" se ha cerrado el 25 de febrero. Por eso, mientras el contingente que ha integrado la XXVI Campaña Antártica del Ejército viaja de vuelta a casa, es el momento de hacer balance del trabajo que los militares han desarrollado en el continente blanco.

En estos meses se ha prestado apoyo -logístico, en telecomunicaciones y seguridad en desplazamientos- a cerca de 50 investigadores, en su mayor parte españoles, pero también alemanes, argentinos, brasileños, chilenos, italianos, mexicanos, neozelandeses, portugueses y suizos. Se han llevado a cabo proyectos de lo más variado, como la investigación de la actividad ecológica de productos naturales del fondo marino antártico, el estado térmico del permafrost (capa de suelo permanentemente congelada), la evolución del relieve o la respuesta inmune en pingüinos antárticos...
Por su parte, los militares también han desarrollado proyectos de interés para el propio Ejército. Uno de ellos, sobre estrés del sueño en situaciones de aislamiento. También se ha concluido con éxito el proyecto de transmisiones iniciado hace dos campañas, que perseguía la emisión, a un servidor en España y durante el invierno antártico, de datos de interés para el seguimiento y monitorización de la base, la isla y el volcán.

Además, se han realizado trabajos en la base para la mejora de  sus condiciones de vida y capacidades. Por eso se ha modificado el mobiliario de los iglús dormitorio para que resulten más confortables; se ha instalado un nuevo sistema de filtrado de combustible y una caseta de protección del depósito; se han reforzado los merlones de tierra sobre los que se asienta la base; y se ha actualizado parte de su instalación eléctrica.

También se ha recibido la visita de numerosas dotaciones de buques antárticos de armadas amigas, tales como la argentina, brasileña, británica y chilena.

Entre las incidencias más significativas se cuenta la evacuación urgente de un investigador por problemas de salud. Ésta se realizó en tan solo seis horas desde que el jefe de la Campaña, comandante Álvaro Kromer, tomara la decisión con asesoramiento de la oficial médico. Para ello se contó con la colaboración de la Fuerza Aérea chilena, que trasladó al enfermo hasta su base en la isla Rey Jorge, desde donde se le evacuó en avión a un hospital en Punta Arenas.

Labores de mejora y mantenimiento en la Base
Labores de mejora y mantenimiento en la Base (Foto:XXVI Campaña Antártica)

Una vez cerradas las instalaciones, el contingente ha embarcado en el Buque de Investigación Oceanográfica Hespérides rumbo al puerto argentino de Ushuaia, al que arribarán a principios de marzo. Desde allí viajará a Buenos Aires, donde el comandante Kromer ofrecerá una conferencia a los agregados militares y las autoridades antárticas argentinas.


fuente: Ejército de Tierra.

* Sígue la actualidad de Defensa desde Twitter @Lqt_blog y facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada