viernes, 15 de marzo de 2013

Adelantándose a lo previsto, el contingente español en Afganistán, ASPFOR XXXII, realiza el primer convoy de repliegue a Herat.

Adelantándose a lo previsto en los primeros planes, el contingente español en Afganistán, ASPFOR XXXII, ha comenzando a trasladar material a la base que mantiene España en Herat, con objeto de ser repatriado. Personal procedente de distintas Unidades ya ha sido desactivado y está también en Herat pendiente de tomar un avión rumbo a España.

Concretamente entre los días 12 y 14 de marzo se organizó un convoy; el del primer día se transportó vehículos tácticos y personal, y el del segundo día contenedores con diverso material. Los vehículos después de ser revisados fueron transportados en configuración de combate, por ser de esta forma la que menos sufren los vehículos por el mal estado de las carreteras en esta zona de Afganistán. En este convoy se emplearon los vehículos tipo HUSKY para limpieza de rutas, recientemente adquiridos por España para aumentar la protección de nuestras tropas frente a los artefactos explosivos improvisados (IED,s).

 foto: mde.es

Los vehículos posicionados en Herat son vehículos de combate blindados, del tipo RG-31 y Linces. Dos días después, con ayuda de la compañía de transporte y la sección de limpieza de rutas americana, se transportaron 15 contenedores con diverso material entre el que se encuentra munición, extintores, vestuario, etc.

Parte de los militares que, por el cierre de las bases de Ludina y Moqur, ha sido ya desactivados y realizadas sus labores de manteamiento de su material partirán a España en un vuelo el próximo día 19. En total son 45 militares entre mandos y tropa, 34 de infantería de marina, 5 zapadores y 6 pertenecientes al Cuerpo militar de sanidad.

 foto: mde.es

El itinerario por donde el contingente español traslada el material es la ruta denominada LAPIS que une Qala e Now con Herat, atravesando el paso de Sabzak. Partiendo de la base Ruy González de Clavijo en Qala e Now a 900 m. de altitud sube hasta el paso a 2.500 m por un tortuoso camino de tierra flanqueado por un desfiladero, itinerario que actualmente está cubierto de agua, barro, y nieve, y hielo en los kilómetros finales. Una vez coronado el puerto se desciende más suavemente, pero la carretera no deja de ser infernal, llena de baches y derrumbes de los taludes que obligan a los conductores a tener los 5 sentidos en la carretera, fatigándoles en exceso.

 foto: mde.es

Finalmente, a 50 km de Herat, la tierra se convierte en asfalto, pero ahora el peligro viene de los vehículos afganos que adelantan sin ninguna precaución. Una vez en Herat quedan aún 10 km que recorrer. Todo esto hace que esta ruta sea un suplicio para todos los que la toman. En total 157 km que se recorren en 13 horas.


fuente: mde.es

* Sígue la actualidad de Defensa desde Twitter @Lqt_blog y facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada