miércoles, 13 de marzo de 2013

Vida a bordo: el 'Elcano' pasa por Canarias y ya navega rumbo a las américas.

Vida a bordo día, 10 de marzo de 2013. (De: http://www.armada.mde.es)

El día 7 de marzo, el anterior a nuestra llegada a Las Palmas, fue de preparación del barco para la entrada en puerto. Después del temporal quedaba mucho que hacer para dejar el buque a punto para todas las visitas y eventos que se celebrarían a bordo durante nuestra estancia en la ciudad. Además, durante la tarde se tocó “maniobra general” para aferrar tanto las velas altas como los cangrejos y así dejar el aparejo en perfecto estado para la llegada a Las Palmas.

Era el primer día que se avistaban las islas Canarias, en concreto la isla de Fuerteventura. Aprovechando la ocasión, el “Elcano” varió la derrota para acercarse a tierra y así realizar una navegación costera barajando la costa de Fuerteventura. Después del ocaso nos encontrábamos al sur de la isla, enfilando ya su vecina de Gran Canaria, a la que el buque llegaría a la mañana siguiente.

El día 8 nada más salir las primeras luces del sol, se pudo divisar perfectamente la línea de la costa de Las Palmas, el atraque estaba previsto a primera hora de la mañana, sobre las nueve, y así fue. Próximos a la bocana del puerto de Las Palmas, se recogió al práctico, y pocos minutos después de su embarque el “Elcano” atracó estribor al muelle en el Arsenal de Las Palmas.

 Comida protocolaria con autoridades.

Tras el atraque estaba prevista la inauguración de la tercera edición de la Feria Internacional del Mar, en el muelle de Santa Catalina, acto al cual asistió el Comandante del buque escuela, ya que el navío tenía un papel central en el acto de apertura. Asimismo asistieron el Alcalde de Las Palmas y el Almirante Comandante del Mando Naval de Canarias. Después de la inauguración el Comandante ofreció unas declaraciones a los medios de comunicación social de Canarias.

Al mediodía se recibió a bordo la visita de la Delegada del Gobierno en Canarias, Alcalde de Las Palmas y Vicepresidente Primero del Cabildo Insular, junto con las autoridades militares representantes de los Ejércitos y la Armada, quienes asistieron a un almuerzo y a un recorrido por el buque acompañados por el Comandante. 

Hay que destacar que durante el día 8 por la mañana se recibieron visitas de varios colegios de la isla, siendo alrededor de 1.000 los escolares que tuvieron la oportunidad de conocer el buque escuela en su interior. También durante la tarde los regatistas infantiles del Real Club Náutico de Gran Canaria pudieron realizar un recorrido a bordo.

El día 9 a mediodía se realizó en el Real Club Náutico de Gran Canaria un pequeño acto al que acudieron el Comandante del “Elcano” y una representación de oficiales y de guardias marinas. El acto consistió en el descubrimiento de una placa que se encontraba a los pies de un ancla tipo “Almirantazgo” que fue donada por el Museo de Naval de Las Palmas y que ahora se encuentra en el Club Náutico de la ciudad, y que perteneció a la corbeta “Princesa” de la Armada española, que además realizó el transporte de la llama olímpica desde Las Palmas hasta Méjico en las olimpiadas de 1968. Posteriormente tuvo lugar una comida ofrecida por el Club Náutico en honor del “Juan Sebastián de Elcano”.


El día 10, era ya el de la partida del “Elcano”, salida que se realizaría en parada naval organizada por la FIMAR y a la que asistieron un sinfín de barcos de vela ligera participantes de la Feria, además de un nutrido grupo tanto de embarcaciones a vela como a motor. La salida del “Elcano” se realizó a la hora prevista, las 13.00, con el personal en “maniobra general” se tocó la bocina varias veces y esta acción fue rápidamente respondida por el resto de embarcaciones que hicieron sonar las suyas también. Paralelamente desde el muelle del Club Náutico se hizo sonar una traca de artificios pirotécnicos.

Antes de la maniobra de desatraque, la dársena se encontraba plagada de embarcaciones menores, que esperaban la salida del bergantín goleta de la Armada española. Inmediatamente después del largado de amarras se comenzaron a dar los cangrejos y los foques. Aunque el viento era flojito, fue suficiente para empujar al buque en su salida por la dársena de Las Palmas, acompañado de un gran número de embarcaciones menores asistentes a la parada naval. Hay que destacar un grupo de pequeñas embarcaciones a vela patroneadas por niños, navegando muy próximas unas de otras, como si la salida de una regata se tratase.

A bordo, una vez dados los cangrejos y foques, se continuó dando el resto del aparejo, y mientras se salía de puerto navegando a vela, con prácticamente todo el aparejo y seguido por un sinfín de embarcaciones que diseminadas por los alrededores del barco, admiraban asombradas cómo se realizaban las maniobras para dar las velas a bordo con los contramaestres haciendo sonar sus chifles. Era una bonita estampa ver al “Juan Sebastián de Elcano” navegando a vela, con prácticamente todo el aparejo portando al son del viento, rodeado de embarcaciones y de fondo la ciudad de Las Palmas. Conforme se avanzaba a rumbo sur y el buque se alejaba del puerto, las embarcaciones se fueron retirando, primero las de vela ligera, y luego casi de forma coordinada en orden de tamaño de menor a mayor.


Después de la parada naval el buque navegaba nuevamente solo, dejando la isla de Gran Canaria al oeste, último puerto español del que se guardará sin duda buen recuerdo después de la buena acogida y cariño recibidos por la ciudad, a la vista está que en apenas 24 horas abierto al público, el “Elcano” recibió más de 5.600 visitas. Posteriormente el buque seguirá los vientos alisios en dirección oeste hasta San Juan de Puerto Rico, primer puerto americano del LXXXIV Crucero de Instrucción. Quizás sea la primera navegación larga para muchos guardias marinas, y para algunos de los integrantes de dotación, que podrán experimentar lo que es estar casi un mes en la mar. Por la proa unas 3.000 millas hasta llegar a nuestro puerto de destino y volver a bajar a tierra para “ponernos las botas”, tal y como se decía antiguamente cuando los marinos bajaban a tierra, ya que la marinería a bordo iba descalza, y sólo cuando bajaban a tierra se enfundaban algún tipo de calzado. 

Ya en tierras americanas se visitarán los puertos de San Juan, Colón, en Panamá, Miami, Cabo Cañaveral y Newport, para posteriormente cruzar de nuevo el Atlántico de regreso a Europa.


fuente: Armada española.

* Sígue la actualidad de Defensa desde Twitter @Lqt_blog y facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada