Ir al contenido principal

El “Juan Sebastián de Elcano” rinde homenaje a los marinos españoles caídos en el combate naval de Santiago de Cuba.

El buque escuela ‘Juan Sebastián de Elcano’ rindió homenaje el pasado jueves en aguas del mar Caribe a los marinos españoles caídos en 1898 en el combate naval de Santiago de Cuba contra la escuadra norteamericana. Este acto se realizó coincidiendo con el paso del velero a menos de 150 millas de las costas cubanas y en una latitud próxima a la del puerto de Santiago de Cuba.


La celebración se llevó a cabo al ocaso en la toldilla del buque. Se entonó la oración marinera y el Comandante del ‘Juan Sebastián de Elcano’ leyó las palabras con las que el almirante Cervera arengó a su escuadra poco antes del combate naval.

A continuación, mientras la dotación del buque escuela entonaba ‘La muerte no es el final’, se depositó una corona de flores sobre un túmulo funerario cubierto por la bandera de España y rodeado de una representación de honor de la dotación. Posteriormente, se arrojó la corona floral al agua, coincidiendo con una descarga de fusilería realizada por la escuadra de gastadores de guardiamarinas.


Combate Naval de Santiago de Cuba
El 3 de julio de 1898 tuvo lugar el combate naval de Santiago de Cuba. La escuadra española, compuesta por los cruceros ‘María Teresa’, ‘Vizcaya’, ‘Colón’ y ‘Oquendo’ al mando del almirante Pascual Cervera y Topete, se enfrentó a una flota norteamericana al mando del almirante William Thomas Sampson. Fueron cuatro horas de intensa lucha en la que los marinos españoles supieron luchar con arrojo, heroicidad y valor.


Arenga del Almirante Cervera a su escuadra

¡Dotaciones de mi escuadra!

Ha llegado el momento solemne de lanzarse a la pelea. Así nos lo exige el sagrado nombre de España y el honor de su bandera gloriosa. He querido que asistáis conmigo a esta cita con el enemigo, luciendo el uniforme de gala.

Sé que os extraña esta orden, porque es impropia en combate, pero es la ropa que vestimos los marinos de España en las grandes solemnidades, y no creo que haya momento más solemne en la vida de un soldado que aquel en que se muere por la Patria.

El enemigo codicia nuestros viejos y gloriosos cascos. Para ello ha enviado contra nosotros todo el poderío de su joven escuadra.

Pero sólo las astillas de nuestras naves podrá tomar, y sólo podrá arrebatarnos nuestras armas cuando, cadáveres ya, flotemos sobre estas aguas, que han sido y son de España.

¡Hijos míos! El enemigo nos aventaja en fuerzas, pero no nos iguala en valor.

¡Clavad la bandera y ni un solo navío prisionero!

Dotación de mi escuadra: ¡Viva siempre España!

¡Zafarrancho de combate, y que el Señor acoja nuestras almas!


fuente: Armada española.

Comentarios

  1. Hola: es la primera vez que entro en el blog y les felicito porque, en un primer vistazo, lo he encontrado muy interesante. Yo también tengo un blog en el que hoy, precisamente, he publicado una entrada dedicada al monumento a los héroes de Cavite y Santiago de Cuba en Cartagena. Les invito a visitarlo:
    http://blogliterarioyfotografico.blogspot.com.es/
    También tengo poemas, artículos y fotografías de temas militares; les dejo el enlace.
    http://blogliterarioyfotografico.blogspot.com.es/search/label/Militar


    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. El alférez de navío Francisco Linares Villalta, natural de San Roque, Cádiz, oficial del buque insignia crucero Infanta María Teresa, prefirió el sacrificio lazándose por la borda antes de caer prisionero, siendo devorado por los tiburones.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

96 años de la carga del Regimiento de Caballería Alcántara

LQT Defensa | Tal día como hoy hace 96 años, el Regimiento de Caballería Alcántara realiza las primeras cargas contra el enemigo durante el conocido como desastre de Annual, cubriendo la retirada de las tropas españolas. Durante el interminable día posterior, el 23 de julio, el Regimiento quedó a la práctica extinguido tras la muerte del 80% de sus 700 jinetes y la captura de otro 12%. 
91 años después, en 2012, fueron recompensados con la Cruz Laureada de San Fernando colectiva.


Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…