Ir al contenido principal

La Quinta Escuadrilla de aeronaves de la Armada celebra las 100.000 horas de vuelo.

La Quinta Escuadrilla de la Flotilla de Aeronaves de la Armada, que opera los helicópteros SH-3D, ha celebrado hoy (viernes 12) las 100.000 horas de vuelo mediante una ceremonia, que ha incluido un repaso histórico de las efemérides más destacadas de la Escuadrilla por parte de uno de sus antiguos pilotos, y un acto de homenaje a los compañeros caídos en acto de servicio.

Además, los asistentes han podido ver in situ un vuelo de adiestramiento de esta Escuadrilla y la realización de un ejercicio de “fast rope” con soldados de Infantería de Marina, técnica empleada para la inserción de tropas mediante el empleo de una estacha en zonas donde el helicóptero no puede tomar.


El acto ha sido presidido por el Almirante de la Flota, Santiago Bolíbar, y ha contado con la presencia de la Quinta Escuadrilla al completo, así como con otros antiguos miembros de la misma, acompañados por sus familiares. 

Este hito en la aeronáutica naval española se ha producido en una unidad que cuenta con aparatos que operan en la Armada desde 1966. Las 100.000 horas de vuelo alcanzadas equivalen a tener una aeronave en el aire más de 11 años ininterrumpidos, sin tocar tierra o la cubierta de un barco, elemento natural de estas aeronaves. 


Orígenes de la Escuadrilla
La Quinta Escuadrilla fue creada en febrero de 1966 con objeto de hacer frente a la amenaza submarina. El primer helicóptero SH3D que salió de la cadena de montaje de la empresa Sikorsky Aircraft fue adquirido por la Armada española, siendo por tanto, "prototipo" de todos los que le siguieron y vuelan hoy en día por todo el mundo. Este helicóptero, denominado MORSA 501, llegó a la Base Naval de Rota el 29 de Junio de 1966, fue el primero de la serie en lucha antisubmarina, y aún está operativo en la Armada aunque actualmente realiza otras misiones.

Entre 1966 y 1981 la Quinta Escuadrilla incorporó 18 helicópteros. Tras perder ocho aeronaves en la mar, que han costado la vida a nueve marinos, actualmente vuelan once aparatos. Sus misiones en la actualidad ya no son las antisubmarinas, sino de alerta temprana por un lado, y helitransporte, que además de transporte táctico de tropas incluye transporte logístico y evacuación médica estabilizada. El SH-3D es el único helicóptero certificado en España para realizar operaciones de MEDEVAC (evacuación médica estabilizada).

La Escuadrilla, a lo largo de su historia, ha realizado 257 misiones SAR (Salvamento y Rescate), consiguiendo salvar 458 vidas. 

Para el cumplimiento de sus cometidos ha incorporado modernos equipos, como cámaras infrarrojas de barrido frontal (FLIR en su acrónimo en inglés) o equipos de visión nocturna (NVG), que habilitan a sus dotaciones para realizar nuevas y exigentes misiones en el entorno de las operaciones militares actuales.


La actividad en la última década
Buena parte de esas 100.000 horas han transcurrido en las misiones internacionales en las que ha participado la Armada española. En 2002 la Quinta Escuadrilla participó en la operación ‘Libertad Duradera’ de lucha contra el terrorismo internacional, llevando a cabo la operación ‘Socotora’, en la que se abordó al buque ‘So san’, que se encontraba realizando contrabando de misiles. En 2003 desplegó en Irak durante 4 meses, y en 2006 tomó parte en la operación de Naciones Unidas en el Líbano. 

En 2008 dos helicópteros de la Escuadrilla participaron en la operación de la Unión Europea ‘Althea’ en Camp Butmir (Bosnia-Herzegovina) y en 2010 en la operación ‘Hispaniola’, en apoyo de la población afectada por el terremoto en Haití. Además, desde septiembre de 2010, la escuadrilla participa en la operación ‘Atalanta’ de lucha contra la piratería en aguas del océano Índico, a bordo de distintos buques de la Armada.


fuente: Armada española.

* Sígue la actualidad de Defensa desde Twitter @Lqt_blog y facebook.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

96 años de la carga del Regimiento de Caballería Alcántara

LQT Defensa | Tal día como hoy hace 96 años, el Regimiento de Caballería Alcántara realiza las primeras cargas contra el enemigo durante el conocido como desastre de Annual, cubriendo la retirada de las tropas españolas. Durante el interminable día posterior, el 23 de julio, el Regimiento quedó a la práctica extinguido tras la muerte del 80% de sus 700 jinetes y la captura de otro 12%. 
91 años después, en 2012, fueron recompensados con la Cruz Laureada de San Fernando colectiva.


Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…