Ir al contenido principal

Defensa ultima el trámite para encargar a Navantia la gran carena del Tramontana.

Tramontana
(Infodefensa.com) Madrid - El secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, confirmó a la alcaldesa de Cartagena, Pilar Barreiro, que los Ministerios de Defensa y Hacienda ultiman la asignación presupuestaria para encargar a los astilleros públicos Navantia la gran carena del submarino  S-74 Tramontana.

Esa reparación general proporcionará casi medio millón de horas de trabajo en el astillero (18 meses) a más de un centenar de empleados, muchos de ellos de la industria auxiliar, informó el diario La Verdad.

Barreiro explicó al diario que la previsión en Defensa es que esa reparación “empiece en pocas fechas en el astillero de Cartagena”.

Según fuentes oficiales, la gran carena del submarino S-74Tramontana costaría unos 30 millones de euros y es necesaria ante los retrasos del nuevo S-80 confirmados por el Ministerio de DefensaNavantia. (Ver noticia).

El problema radica en que el presupuesto de Defensa no hay fondos para la reparación y modernización completa del submarino, que alargaría su vida útil cinco años más.

Con solo dos submarinos
El submarino perderá en menos de un mes su capacidad operativa, por lo que la previsión es que permanezca todo el verano atracado en su base del Arsenal Militar a la espera de entrar en los talleres.

Como diputada del grupo parlamentario popular, Barreiro presentó hace veinte días una iniciativa en el Congreso de los Diputados para instar a desbloquear esa gran carena, habilitando la partida correspondiente en los Presupuestos Generales del Estado de 2013.

“Creo que es una buena noticia para Navantia y también para la Armada”, dijo.

En su conversación con Argüelles, la alcaldesa habló de la situación del proyecto de los nuevos submarinos de la clase S-80. “Hay un problema estrictamente técnico que tienen que resolver. Como ya se ha publicado, se ha pedido opinión a ingenieros americanos, de Estados Unidos”, recordó Barreiro.

El programa para construir cuatro submarinos de la clase S-80 se mantiene a salvo de los recortes presupuestarios de Defensa anunciados por Argüelles la semana pasada en una comparecencia ante la comisión de Defensa del Congreso de los Diputados.

La previsión de gasto es de 2.135 millones de euros para la fabricación de esas cuatro unidades. No obstante, en el Ministerio ya dan por hecho que las modificaciones técnicas que habrá que hacer incrementen ligeramente el coste final.

Sin submarinos
Si no se hiciera esta obra, el S-74 debería quedar en inmovilizado a partir de julio y la Armada se quedaría con solo dos submarinos: el S-71 Galerna y el S-73 Mistral. El primero completará su vida operativa en 2016, por lo que a partir de esa fecha solo seguiría en servicio el Mistral.

Con el calendario inicial, el primer S-80, el Isaac Peral, debería tomar el relevo al Galerna, pero con los retrasos anunciados ahora, se hace urgente la renovación del Tramontana.

En una visita a la base naval de Cartagena en octubre del año pasado, el Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada,Jaime Muñoz-Delgado, indicó que la Armada lucharía para conseguir la partida necesaria para la gran carena con el fin de que, en la transición entre la serie 70 y la 80, “seamos capaces de tener dos o tres submarinos operativos”.

Ya se dio un problema similar de presupuesto con la renovación del Mistral, y la Armada tuvo que recurrir a una partida destinada a comprar torpedos.


fuente: Infodefensa.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Consejo de Ministros aprueba una nueva condecoración, la medalla de campaña

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se crea la medalla de campaña y se establecen los criterios generales para su concesión.
El objeto de la medalla es reconocer la participación de personal de las Fuerzas Armadas, así como en su caso, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de personal civil nacional y de personal militar y civil extranjero, en operaciones militares y campañas en el exterior, tanto en una coalición nacional como en el marco de organizaciones internacionales, siempre que no tengan ya asociada la concesión de una medalla específica.
La concesión de la medalla de campaña se basará en los tiempos de permanencia en zona de una misma operación (mínimo treinta días) o diez misiones de vuelo sobre la zona de operaciones, contabilizándose un máximo de una misión diaria. A efectos de dicha contabilización, será necesario que el personal haya sido designado o nombrado expresamente para la participación en la operación o campaña.

Tal como establ…

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…