lunes, 17 de junio de 2013

Ejercicio "Machete": misiones de Operaciones Especiales con integración de otras unidades.

La profundización en los procedimientos de integración y actuación de los equipos de Operaciones Especiales con otras unidades ha sido uno de los puntos fuertes de la edición de este año del ejercicio "Machete", liderado por el Grupo de Operaciones Especiales (GOE) "Valencia" III, y ejecutado del 3 al 14 de junio en varios emplazamientos de las provincias de Alicante, Valencia, Albacete y Murcia.

En los operativos se han integrado capacidades de Reconocimiento de Explosivos con personal del Regimiento de Ingenieros nº 1; equipos ligeros de Guerra Electrónica del Regimiento de Guerra Electrónica nº 31, y un equipo de Muestreo e Identificación de Agentes Biológicos, Químicos y Radiológicos del Regimiento NBQ nº 1. Además, han contado con la colaboración de helicópteros Cougar -del Batallón de Helicópteros de Maniobra IV- y Bolkow -del Batallón de Helicópteros de Ataque I-, y de un patrullero de la Armada, para realizar infiltraciones por medio aéreo y acuático.

Equipo de tiradores de precisión
Equipo de tiradores de precisión (Foto:Iván Jiménez/DECET)

Todos los implicados, más de 250 militares, han trabajado conjuntamente en las labores de reconocimiento especial (información) y en las acciones directas asignadas a los cinco operativos y dos equipos de tiradores de precisión desplegados para dar protección a las tropas de la OTAN y a la población civil de un país en crisis en el que, según la ambientación del ejercicio, la Alianza había decidido poner en marcha una operación militar.

Fases
El ejercicio tuvo una primera fase de cross-training, de dos días, en la que el personal estuvo practicando algunas de las técnicas específicas que utilizan los equipos de Operaciones Especiales para infiltrarse, tales como el rápel, tanto en la torre de adiestramiento -incluyendo la técnica de rápel a la portuguesa, que es de cara al suelo en lugar de espaldas, como es habitual-, como desde un helicóptero Cougar, descendiendo también en fast-rope -el descenso se hace dejándose deslizar por una maroma gruesa, sin anclajes-.

En la segunda fase se han ejecutado operaciones de reconocimiento especial, fundamentalmente de Inteligencia Humana y de infiltración de equipos para vigilancia y seguimiento de objetivos. Entre ellas, entrevistas con líderes locales o vigilancia de instalaciones como una sospechosa de ser un laboratorio de armas químicas.

Rápel desde helicóptero en el Machete
Rápel desde helicóptero en el "Machete" (Foto:Iván Jiménez/DECET)

La tercera fase se ha plasmado en las acciones directas, en las que los equipos han sido trasladados en helicóptero o patrullero, y se han infiltrado por sus propios medios -a pie, en vehículo, o por el agua, buceando- para llevar a cabo las operaciones.

Operación extracción de rehén
Entre ellas, el rescate de un rehén que se encontraba retenido en el interior de una población. Esta acción fue ejecutada por un equipo del GOE "Maderal Oleaga" XIX, que se sumó a los otros cuatro del GOE III que han tomado parte en el ejercicio.

Sus componentes llevaron a cabo una acción simultánea en dos edificios próximos, mientras un equipo de tiradores de precisión situado en las inmediaciones eliminaba a un centinela y vigilaba los alrededores; una vez localizado el rehén, un subgrupo de seguridad y extracción se adentraba en el pueblo con sus vehículos VAMTAC para trasladarle hasta una zona segura preestablecida y proceder a su evacuación en helicóptero.

Infiltración para realizar la operación
Infiltración para realizar la operación (Foto:Iván Jiménez/DECET)

Junto a ésta, otras misiones consistieron en la captura de un líder terrorista que había sido localizado en una residencia de verano, la destrucción de un laboratorio de armas químicas, o el rescate de un piloto de helicóptero que había quedado atrapado en territorio hostil.

fuente: Ejército de Tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada