Ir al contenido principal

El fiscal pide 23 años de cárcel para los piratas que asaltaron un buque de la Armada, el 'Patiño'.

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de la Audiencia Nacional pedirá 23 años de prisión para los seis piratas somalíes que fueron detenidos el 12 de enero de 2012 en aguas del océano Índico por intentar asaltar el buque de combate español 'Patiño'. El juez instructor Eloy Velasco les procesó por delitos que podrían alcanzar los 1.122 años de cárcel.

El Ministerio Público acusa a los piratas, que alegaron que trabajaban como pescadores y estaban buscando a otro barco que se había perdido, de la comisión de delitos de pertenencia a organización criminal (6 años), piratería (13 años) y tenencia y depósito de armas (4 años).

Velasco les imputaba, por su parte un delito de piratería y 218 de detención ilegal, tantos como tripulantes de la embarcación de la Armada, desobediencia violenta a buque que previene la piratería, pertenencia a organización criminal y una falta de daños.


Según detalla el escrito provisional de acusación, Mohamed Abdullah Hassan (28 años), Mohamed Aden Mohamed (26 años), Issa Abdullah Issa (26 años), Abdillahi Mohamed Gouled (33 años), Mohamed Said Ahmed (25 años) y Hamoud Elfaf Mahou, de 33 años, participaron en el intento de abordaje el carguero cuando formaban parte de una organización "dedicada a la obtención de un lucro ilícito" a través de actos de abordaje y asalto de buques y secuestro de sus tripulantes.

El incidente se produjo a las 2.29 horas a 87 kilómetros de la costa somalí cuando los acusados, que iban a bordo de un esquife de cuatro metros de eslora y con motor fuera borda del que habían arrojado a un séptimo tripulante, abordaron el buque "con la clara intención de proceder a su abordaje".

ARMADOS CON FUSILES Y LANZAGRANADAS
Iban armados con al menos siete fusiles AK-47, dos lanzagranadas RPG-7 y otras armas que no han podido ser determinadas y portaban, además, una escala y tres escaleras.

Se acercaron al barco español, que transportaba a 218 militares en misión de abastecimiento a los buques dedicados a la persecución de la piratería dentro de la 'operación Atalanta', y se pegaron al costado de babor. preparando una escala, "con la clara intención de proceder a su abordaje".


El escrito concreta que al ser descubiertos por el centinela de guardia los ocupantes del esquife dispararon contra el barco. Los tiros fueron contestados por centinelas españoles, lo que provocó un intercambio de disparos durante dos minutos. De ellos una decena llegó a impactar en diversos puntos del costado del 'Patiño' en la zona de popa de su estructura y chimenea, hasta que el barco se perdió en la oscuridad.

Unos tres cuartos de hora después y cuando el estado de la mar y la luminosidad lo permitieron, del buque salió un helicóptero que detectó a la embarcación, que navegaba a gran velocidad. Cuando se dieron cuenta que estaban siendo perseguidos, los tripulantes arrojaron las armas y las escalas al mar así como otros objetos de pequeño tamaño, entre los que no se descarta la existencia de un GPS que les ayudara a navegar tan lejos de la costa y a localizar embarcaciones como la afectada.

Finalmente, los seis ocupantes lograron ser detenidos por los tripulantes del 'Patiño'. Tres de los somalíes presentaban heridas de bala, mientras que otros dos sufrieron heridas superficiales durante el asalto.

fuente: Europa Press.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Consejo de Ministros aprueba una nueva condecoración, la medalla de campaña

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se crea la medalla de campaña y se establecen los criterios generales para su concesión.
El objeto de la medalla es reconocer la participación de personal de las Fuerzas Armadas, así como en su caso, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de personal civil nacional y de personal militar y civil extranjero, en operaciones militares y campañas en el exterior, tanto en una coalición nacional como en el marco de organizaciones internacionales, siempre que no tengan ya asociada la concesión de una medalla específica.
La concesión de la medalla de campaña se basará en los tiempos de permanencia en zona de una misma operación (mínimo treinta días) o diez misiones de vuelo sobre la zona de operaciones, contabilizándose un máximo de una misión diaria. A efectos de dicha contabilización, será necesario que el personal haya sido designado o nombrado expresamente para la participación en la operación o campaña.

Tal como establ…

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…