viernes, 7 de junio de 2013

La Armada pagará 14 millones a la empresa que asesorará a Navantia en el problema de sobrepeso del S-80.

MADRID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) - 

La Armada pagará 14 millones de euros a la empresa estadounidense que asesorará a Navantia para resolver el problema en la construcción del submarino S-80, después de que una revisión técnica desvelara que le sobran al menos 75 toneladas, una complicación que retrasará su entrega al menos dos años.

Según han informado a Europa Press fuentes del Ministerio de Defensa, la Armada ha alcanzado ya un acuerdo con la US Navy para comenzar los trabajos de asesoramiento, que llevará a cabo la empresa norteamericana Electric Boat por 14 millones de euros que se pagarán en tres años.

En principio, el coste de estas complicaciones del programa S80 lo asume la Armada, aunque fuentes del Ministerio que dirige Pedro Morenés han apuntado que después habrá que llegar a un "acuerdo" con Navantia, para ajustar el sobrecoste por las dificultades que han surgido y que, además, han obligado a someter a una revisión total o gran carena al submarino Tramontana, que costará 30 millones de euros.


El programa S80 contempla la construcción de cuatro submarinos de esta nueva clase para la Armada, por un importe total de 2.135 millones de euros. Los problemas que han surgido en su desarrollo han dejado a este proyecto al margen de la renegociación ha hecho de todos los grandes programas de armamento.

NO HABRÁ UN S80 AL MENOS HASTA 2017

A principios del pasado mes de mayo, Navantia hizo públicas los problemas detectados en una revisión técnica, que desveló "algunas desviaciones relacionadas con el balance de pesos del submarino" y que aplazarán hasta 2017 al menos su entrega. Después, fuentes de Defensa indicaron que el cálculo deja un sobrepeso de al menos 70 toneladas.

Entonces también se anunció que se acudiría al asesoramiento de un "socio tecnológico" para "evaluar las posibles soluciones" al problema detectado. El secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, confirmó después que se encargaría de ello la compañía norteamericana Electric Boat.

Según han indicado fuentes de Defensa, hasta Cartagena se ha desplazado ya un primer equipo de evaluación, un viaje que ha sido costeado a cargo del contrato de mantenimiento abierto que mantiene la Armada con la US Navy. 

Como resultado de este primer contacto, se estableció la necesidad de firmar un nuevo contrato para formalizar el asesoramiento que necesita Navantia. Se ha hecho a través del sistema FMS, por el que la Armada estadounidense hace de intermediaria de la compañía con la Armada española.

Desde Defensa se ha insistido en que los problemas que han surgido son normales en un proyecto con un nivel tan alto de innovación tecnológica. El secretario de Estado apuntó que el desvío de peso que ha surgido, aunque "excesivo", es "normal".

El S80 --que pesa 2.400 toneladas en inmersión-- incorpora un novedoso sistema de propulsión, conocido como AIP, alimentado por hidrógeno producido por transformación de bioetanol, que permitiría hasta 15 días más en inmersión.


fuente: Europa Press.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada