Ir al contenido principal

Despedida de los instructores de Apoyos de Fuego (BRIPAC) para Malí.

El equipo de instructores de Apoyos de Fuego español, que está a punto de debutar en la Misión de Entrenamiento de la Unión Europea (EUTM) en Malí, ha sido despedido, el 5 de septiembre, en la base "Príncipe" de Paracuellos del Jarama (Madrid).

En el transcurso del acto de despedida, que ha estado presidido por el jefe de la Brigada de Infantería Ligera Paracaidista "Almogávares" VI (BRIPAC), general Juan Cifuentes, el capitán al mando del equipo ha recibido el banderín que les acompañará durante los próximos seis meses en su misión en el país africano.

La decena de militares que lo componen -y que pertenecen al Grupo de Artillería de Campaña Paracaidista y a la Bandera "Roger de Flor" I de Paracaidistas- serán los primeros militares españoles encargados de instruir y asesorar a los mandos de una Batería de Artillería del Ejército de Malí, ya que hasta el momento estos cometidos ha estado desempeñándolos un equipo británico al que los paracaidistas van a realizar el relevo.

Una vez completada su preparación, desplegarán en el campo de entrenamiento de Koulikoro, donde se unirán al equipo de instructores del Mando de Operaciones Especiales que forman a los militares malienses en técnicas propias de comandos.

Los instructores desfilan en el acto de despedida
Los instructores desfilan en el acto de despedida (Foto:BRIPAC)

La aportación española, que desde el mes de julio ya supera el centenar de hombres, se completa con los militares de la Brigada Paracaidista que integran la compañía de la Fuerza de Protección -a la que aportan el Mando, la Plana Mayor y dos secciones-, encargados de la seguridad de los instructores y de las instalaciones, y el personal destinado en los Cuarteles Generales de Koulikoro y Bamako.

fuente: Ejército de Tierra.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Consejo de Ministros aprueba una nueva condecoración, la medalla de campaña

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se crea la medalla de campaña y se establecen los criterios generales para su concesión.
El objeto de la medalla es reconocer la participación de personal de las Fuerzas Armadas, así como en su caso, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de personal civil nacional y de personal militar y civil extranjero, en operaciones militares y campañas en el exterior, tanto en una coalición nacional como en el marco de organizaciones internacionales, siempre que no tengan ya asociada la concesión de una medalla específica.
La concesión de la medalla de campaña se basará en los tiempos de permanencia en zona de una misma operación (mínimo treinta días) o diez misiones de vuelo sobre la zona de operaciones, contabilizándose un máximo de una misión diaria. A efectos de dicha contabilización, será necesario que el personal haya sido designado o nombrado expresamente para la participación en la operación o campaña.

Tal como establ…

24h en un portaaviones americano (I) - volar y aterrizar en un C-2 Greyhound

En esta y las próximas publicaciones os contaré toda la historia de cómo embarqué en el portaaviones USS John C. Stennis (CVN-74), de la marina de los Estados Unidos (US Navy) y las impresiones de todo lo que hicimos durante la 24 horas que pasamos a bordo de uno de los buques de guerra más impresionantes del mundo, pieza clave y esencial para la defensa de los intereses globales de la primera potencia económica mundial.
El portaaviones CVN-74. Fuente: MC3 Mike Pernick, USS John C. Stennis
El embark o embarque se inició en San Diego (California) la mañana del sábado 21 de abril de 2018 y se alargó un poco más de 24h hasta el domingo 22 de abril a las 14:00. Es decir, también pasamos la noche en la mar y dormimos en el buque.
Llegado a este punto te estarás preguntando... ¿Cómo alguien que vive en España, y no es estadounidense, consiguió llegar hasta aquí? Te lo explico antes de que sigamos con la visita.
En noviembre de 2017 el US Naval Air Forces Command, el Mando encargado de sostener …

Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…