martes, 22 de octubre de 2013

Despedida de la ASPFOR XXXIV.

Más de medio centenar de componentes de la Fuerza Española en Afganistán (ASPFOR) XXXIV, arropados por sus familiares y compañeros, protagonizaron el 18 de octubre el acto de despedida previo a su inminente partida hacia el país asiático. El acto tuvo lugar en el acuartelamiento "Capitán Mayoral" de Zaragoza, sede de la Agrupación de Apoyo Logístico (AALOG) nº 41, y estuvo presidido por el jefe de la Fuerza Logística Operativa, general Francisco J. Abajo Merino.

En el Patio de Armas formaron Escuadra de Gastadores, la Banda de Guerra y Unidad de Honores de la AALOG nº 41, la Música de la Academia General Militar y los guiones de las unidades que integran la ASPFOR XXXIV: el Cuartel General de la Brigada Logística, las AALOG nº 11 y nº 41, los Regimientos de Transmisiones nº 21 y nº 22 y el Batallón de Asuntos Civiles I.

Con este acto de despedida se puso punto final a meses de intensa preparación y comenzó la cuenta atrás para el despliegue de los 83 militares que componen el contingente. Su jefe, el teniente coronel Javier Luis Ricón, manifestó su confianza en la cohesión y preparación de la ASPFOR XXXIV para asumir las misiones que se le han encomendado, al afirmar: "Reunimos todos los requisitos exigibles para nuestro despliegue". El teniente coronel es actualmente jefe del Grupo de Mantenimiento VI de la AALOG nº 41.

Desfile de la formación en el acto
Desfile de la formación en el acto (Foto:Mohedano/OFAP 370)

Los integrantes del contingente que no estuvieron presentes en el acto (26 militares de la Unidad de Aviones no Tripulados y 5 del Centro de Comunicaciones que se establecerá en el Aeropuerto de Kabul) se han preparado y se despiden en sus acuartelamientos de origen, ubicados en las provincias de León y Madrid, respectivamente.

Por su parte, en España permanecerán "on call" la Compañía QRF (Fuerza de Reacción Rápida, por sus siglas en inglés) y la Unidad de Ingenieros que podría apoyar las labores de repliegue del material. Ambas unidades están perfectamente instruidas y alertadas, por si fuera necesario su despliegue en Afganistán.

De acuerdo con el plan de repliegue aprobado por el Mando de Operaciones, todo el material militar útil empleado durante la misión se ha trasladado hasta la Base de Apoyo Avanzado de Herat. Allí el grueso de la ASPFOR XXXIV se encargará de su limpieza y mantenimiento con el fin de que llegue a España en el mejor estado posible, así como del embalaje y la carga de contenedores, vehículos medios y pesados (Lince y RG-31) y plataformas con vehículos diversos y remolques.

fuente: Ejército de Tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada