Ir al contenido principal

Visita a la F-101 'Álvaro de Bazán' en Barcelona.

Cuatro buques de la Agrupación Permanente de Escoltas de la OTAN (SNMG-2) atracan en Barcelona entre los días 8 y 13 de octubre. Entre ellas las fragatas españolas F-103 'Blas de Lezo' (buque de mando de la agrupación) y la F-101 'Álvaro de Bazán', primera de su clase y que relevará a la F-103 durante esta escala en Barcelona.

Los buques pueden ser visitados por el público en general los días 8, 9 y 10 de 16:00 a 20:00 y el sábado 12 de 10:00 a 13:00 y de 16:00 a 20:00. El domingo sobre las 10 de la mañana la agrupación se hará a la mar.

Os dejo las impresiones de mi visita:

A las 15:55 ya estaba yo en el acceso al muelle de Barcelona (el que rodea al WTC) donde muy amablemente el Infante de Marina que hacia guardia me ha hecho esperar. En seguida ha llegado más gente conformando así el primer grupo de personas que ha iniciado la visita. Después de un rápido control del contenido de bolsas y mochilas nos han dejado pasar al muelle. Al llegar a la altura de las 2 fragatas hemos esperado unos 7 minutos a que se juntara un mínimo de visitantes (6) para iniciar la visita.

 F-103 y F-101 en el muelle.

El acceso se ha realizado por una de las pasarelas de la F-103, fragata que estaba amarrada al muelle, para posteriormente cruzar a la F-101 (abarloada a la primera) por una pasarela colocada entre las dos cubiertas de vuelo. En la F-103 un helicóptero SH-60 daba la bienvenida a los visitantes en cubierta.

Esta ha sido mi primera visita a un buque de la Armada por lo que he estado más preocupado de ver y escuchar que de hacer fotos. Por lo general nos han dejado hacer fotos en los espacios abiertos más el puente de mando. Prohibidas fotos de la dotación y dentro del buque (pasillos, salas...). De todas formas para fotos de buques de guerra--> fotosdebarcos.org

Una vez en la cubierta de la F-101, en la F-103 se atendía a la prensa, un marinero se ha encargado de recibirnos y guiarnos por el buque.

Mi primera sensación ha sido la de no encajar allí... Todo el mundo de uniforme, en grupos, charlando o trabajando y observando al grupo de 'civiles' vestidos de calle que deambulaba por la cubierta esperando para iniciar el recorrido, sin atreverse a dar más de dos pasos por el miedo escénico. 

Visita--> 
Primero de todo una breve explicación de la cubierta, el helicóptero y la correspondiente advertencia sobre las complicadas escaleras que se pueden encontrar en un buque de estas características.

Nuestra primera parada ha sido un poco más arriba, al lado de los lanzadores de misiles Harpoon. Allí nos han explicado las características del buque, de la clase F-100, del sistema AEGIS, de los radares y antenas, los distintos tipos de armamento y una explicación más detallada del sistema de lanzamiento de los Harpoon. Además, se han tratado temas a raíz de preguntas de los visitantes como los LHD australianos, las diferencias entre sistemas de guerra electrónica USA/España, las diferencias entre la F-105 y sus hermanas, las actividades internacionales de la F-101, las lanchas RHIB, las diferencias entre el A14 'Patiño' y el A15 'Cantabria' y la no compra de misiles Tomahawk... 

 Montaje cuádruple (Harpoon) de la F-103 visto desde la F-101.

Seguidamente y subiendo un poco más hemos podido observar los tubos 'lanzachafs' y el sistema de reabastecimiento de combustible en la mar. La explicación ha incluido los distintos modos de enfrentarse al lanzamiento de un misil enemigo y las distintas modalidades de guiado y puntería de los misiles propios, completando así la explicación anterior sobre los Harpoon.

Base del montaje cuádruple (Harpoon) de la F-101.

A continuación ha sido el turno del puente de mando, completamente negro y con todo el instrumental impecable. Explicación general de todos los instrumentos y pantallas a la vista. Aquí también hemos hablado de las medidas contraincendios del buque y los peligros de operar un helicóptero a bordo, la propulsión del buque, la velocidad máxima y la autonomía.

Después de advertirnos sobre la necesidad de apagar las cámaras nos hemos dirigido al CIC (Centro de Información y Combate) donde hemos recibido una explicación general de la disposición de los monitores y sus funciones sin entrar en más detalle.

Antes de volver a la cubierta de vuelo nos hemos dirigido a proa donde hemos podido observar el cañón y el sistema de lanzamiento vertical de misiles. Aquí se ha explicado un poco sobre las distintas especialidades de los marineros y los distintos empleos y situaciones laborales, una breve descripción del sistema de lanzamiento y los turnos de trabajo/vigilancias en el buque. 

Después de cruzar todo el buque por un pasillo lleno de manetas, cables y bombonas de oxigeno hemos vuelto al punto de inicio de la visita. Una vez aquí un Cabo 1º de las 10a escuadrilla de aeronaves de la Armada nos ha dado una explicación muy completa sobre el helicóptero SH-60 'Seahawk' que se encontraba en el hangar. Funciones, configuraciones, misiones, características, equipos, sensores, armamento, tripulación, movimiento sobre la cubierta, toma del helicóptero con mala mar, formación de los pilotos, funciones del nadador de rescate, ventajas e inconvenientes del modelo, diferencias con otros aparatos y un largo etc.

En el hangar se puede ver un escudo del Grupo de Combate del portaaviones USS Theodore Roosevelt (CVN-71) ya que la F-101 estuvo integrada en el mencionado grupo entre septiembre de 2005 y marzo de 2006.

Aquí ha acabado la visita, a la que pongo un 8 sobre 10, muy satisfecho. La impresión sobre el buque ha sido muy buena, limpio, ordenado y buen trato por parte de la dotación.


Personalmente me hubiera gustado ver algo más del interior del barco, algo tan mundano como un comedor, la cocina o un dormitorio, por aquello de hacerse una idea general del buque.

Una mesilla con gorras, camisetas, parches o tazas de la F-101 seguro que seria un buen negocio, yo hubiera comprado algo como recuerdo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

96 años de la carga del Regimiento de Caballería Alcántara

LQT Defensa | Tal día como hoy hace 96 años, el Regimiento de Caballería Alcántara realiza las primeras cargas contra el enemigo durante el conocido como desastre de Annual, cubriendo la retirada de las tropas españolas. Durante el interminable día posterior, el 23 de julio, el Regimiento quedó a la práctica extinguido tras la muerte del 80% de sus 700 jinetes y la captura de otro 12%. 
91 años después, en 2012, fueron recompensados con la Cruz Laureada de San Fernando colectiva.


Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…