miércoles, 27 de noviembre de 2013

El primer A400M de Airbus Military realiza su vuelo nº 475 y pasa a retiro.

(Infodefensa.com) Madrid – Casi cuatro años después de su vuelo inicial, el primer avión de transporte de nueva generación A400M de Airbus Military, conocido como “Grizzly 1”, ha realizado su vuelo final y pasa a la situación de retiro, como se dice en el argot militar.

Esta primera aeronave de desarrollo (MSN 1) hizo su vuelo final el 4 de noviembre desde Toulouse y tripulado por el mismo equipo que lo voló por primera vez en Sevilla el 11 de diciembre de 2009. A partir de este momento, será expuesto “para inspirar a futuras generaciones del sector aeroespacial”, según ha señalado la compañía.

Además, el MSN3 se ha puesto en almacenamiento a largo plazo en condiciones para el vuelo. No está previsto que vuelva a volar, pero podría volver a realizar pruebas de vuelo si es necesario.


Los tres primeros aviones fueron producidos para el programa núcleo de certificación, lo que requiere una amplia instrumentación de prueba para medir y registrar el funcionamiento de los sistemas y del avión. Como esa actividad se ha reducido considerablemente, sólo uno de los tres aviones, el MSN2, que está equipado con la instrumentación óptima para el trabajo restante, se mantiene en activo.

Asimismo, el MSN4 y el MSN6 seguirán apoyando las actividades de pruebas de vuelo, ahora centradas en un mayor desarrollo de capacidades militares, con su equipo de control de vuelo específico.

El Grizzly 1 ha realizado 475 vuelos con una duración total de 1.448 horas y 25min. Su misión final fue una salida de una hora para validar los procedimientos para el aterrizaje con rampa y puerta abiertas.

En estos momentos un grupo dirigido por el Departamento de Patrimonio de Airbus, está estudiando el lugar donde será expuesto, y conducirá a una decisión final el próximo año. “El futuro del resto de la flota Grizzly se decidirá en su momento”, indican desde la compañía.

Después del vuelo, el jefe de pilotos de pruebas, Ed Strongman , que estuvo a los mandos en el primer y último vuelos del Grizzly 1 ha señalado que el avión ha tenido “una vida relativamente corta pero muy ardua, y nos ha llevado a situaciones extremas de vuelo, donde, espero, la mayoría de A400M no irán”.

Ha añadido que el MSN1 ha hecho “un servicio extraordinario a Airbus Military y los clientes se beneficiarán de todo lo que hemos aprendido”. “Fue un gran honor para esta tripulación volar por primera vez en ese día histórico de 2009, y parece lógico que la misma tripulación sea la que diga adiós a su viejo amigo -Grizzly 1- hoy”, ha continuado. “Confiamos en que tendrá muchos más años de servicio productivo, educando al público de la aviación e inspirando a una nueva generación a hacer carrera en la industria aeroespacial”.

fuente: Infodefensa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada