viernes, 27 de diciembre de 2013

La industria de Defensa aumenta su facturación en el extranjero.


Miguel González. http://politica.elpais.com/politica/2013/12/26/actualidad/1388080111_313922.html

Las exportaciones de armas españolas se han disparado durante el primer semestre de este año, hasta sumar 1.821,4 millones de euros de facturación, un 194% más que en el mismo periodo del año pasado y solo 132 millones menos que en todo 2012.

Este espectacular incremento se explica por la venta de seis aviones de reabastecimiento en vuelo (fabricados en Sevilla por Airbus Military, filial del consorcio europeo EADS, a partir del modelo civil Airbus 330) a Emiratos Árabes Unidos (EUA), Reino Unido y Arabia Saudí, por valor de 1.211,5 millones.

Pero el informe sobre exportaciones de material de defensa y doble uso, remitido al Congreso de los Diputados por la Secretaría de Estado de Comercio, revela también un sensible cambio en el destino de las armas españolas: si en los seis primeros meses de 2012 el 56,9% de las ventas se dirigía a socios de la OTAN o la UE, ahora su porcentaje ha descendido al 45,6; mientras que la demanda de los países del golfo Pérsico ha crecido hasta llegar al 44,7%.


EUA se ha convertido en el segundo mejor cliente de la industria militar española (solo por detrás de Reino Unido), con 426,7 millones. Le sigue Arabia Saudí que, además de dos aviones tanqueros y repuestos para aeronaves de transporte (359 millones), compró munición de artillería (17,4 millones). Aunque con un volumen muy inferior, otros dos países del Golfo figuran en la lista: Bahrein, que compró armas y munición de artillería por siete millones; y Omán, que adquirió armamento, munición y bombas por 3,9.

Durante el primer semestre de este año —es decir, antes del golpe de Estado que derrocó al presidente Mohamed Morsi—, España exportó material de Defensa a Egipto por 1,8 millones; en su mayor parte, vehículos militares (1,6 millones), pero también componentes de aeronaves (161.681 euros) y armas de menos de 20 milímetros (32.558). Además, se concedieron 35 licencias de exportación por más de 15 millones. Para comprobar cuántas fueron revocadas tras la sangrienta represión ordenada por la Junta Militar habrá que esperar a conocer las estadísticas del segundo semestre.

Aunque aún modestas, es cualitativamente importante el aumento de las ventas a Israel, que se multiplican por cinco, hasta superar 1,4 millones. Corresponden a vehículos militares (986.937 euros), bombas (390.752 euros) y armas de menos de 20 milímetros (63.692).

Un cliente inédito es Afganistán, que compró cámaras y sensores por 648.258 euros.
Fuera de Oriente Próximo y de Europa, el mayor comprador de armas españolas fue Brasil, con 56,3 millones, correspondientes a la modernización de un avión de patrulla marítima, estaciones navales, repuestos de blindados, munición de artillería y pistolas; seguido de Colombia, que compró dos aviones de transporte con repuestos y disparos de artillería por 55,3.

Por sectores industriales, el más dinámico fue el de aeronaves y sus componentes, cuyas exportaciones sumaron 1.512 millones, el 83% del total; mientras que el de buques solo vendió 26,5 millones, un 1,5% del total. La caída en un 85% de la exportación de buques refleja la crisis del astillero público Navantia, que ve cómo acaban sus contratos con Venezuela, Noruega o Australia sin conseguir nuevos.

Según el informe oficial, en el primer semestre de este año solo se vetó una exportación de material de Defensa: la de dos aviones no tripulados a Taiwan. El dato ilustra hasta qué punto pesa la presión de China.

También se denegaron seis licencias de venta de cartuchos de caza a Guinea Bissau, un auténtico narcoestado en el golfo de Guinea. No obstante, entre febrero y abril se vendieron a dicho país armas y munición de caza por 2,2 millones, correspondientes a licencias de 2010 y 2012, según puntualiza la Secretaría de Estado de Comercio.

Las ventas de material policial sumaron 2,8 millones (un aumento del 64,7%). Los mayores clientes fueron Túnez (1,9 millones), Nicaragua (427.514 euros), Perú (406.059) y Venezuela (16.016). En junio, un mes antes del golpe, se regaló a Egipto una muestra de cartuchos lacrimógenos y material antidisturbios.

fuente: El País.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada