Ir al contenido principal

Defensa no se plantea sustituir los Airbus A-310 militares aunque abrirá una investigación.

(Infodefensa.com) Madrid – El Ministerio de Defensa afirmó que no tiene intención de buscar sustitutos a los Airbus A-310 que utiliza el Ejército del Aire para el transporte de autoridades después de que uno de ellos, que debía transportar al Príncipe de Asturias a Honduras, sufriera una nueva avería que retraso su viaje por América.

Se trata de la segunda sufrida por el mismo aparato en cerca de 60 días después de que el 25 de noviembre dejara en tierra al príncipe Felipe y su comitiva por no realizar el vuelo que debería llevarlos a Brasil en visita oficial.

En este caso, la avería se registró en el filtro de aceite mientras que en el caso anterior se trató de un incidente en un sensor que, al provocar un cortocircuito, impedía el normal funcionamiento de uno de los flaps –dispositivo de hipersustentación- del ala izquierda.


“Apenas han dado problemas”, declararon fuentes de Defensa que señalaron que la situación económica impide un desembolso de tan magnitud y porque, al igual que coinciden los expertos, los aparatos están en perfectas condiciones.

Las fuentes, citadas por el diario La Razón, calificaron las averías sufridas por los aviones de transporte VIP del 45 Grupo del Ejército del Aire español de “anecdóticas” aunque reconocieron que iniciarán una investigación para conocer los detalles.

Investigación
El Ministerio de Defensa confirmó que abrirán una investigación “de procedimiento” para aclarar el suceso, en colaboración con el Ejército del Aire y técnicos de la empresa fabricante del avión Airbus Group (anteriormente EADS).

Según algunas fuentes, citadas en este caso por el diario El País, Defensa quiere analizar también si los recientes incidentes tienen algo que ver con el cambio de la empresa encargada del mantenimiento de los dos Airbus. Hasta marzo de 2013 era Iberia quien hacia ese trabajo y desde entonces se encarga Airbus.

Sin embargo, las fuentes de Defensa quitaron importancia al incidente y estimaron que su hubiera tratado de un vuelo comercial, un fallo similar no habría supuesto tener que aterrizar en el aeropuerto más cercano.

Segundo mano
El A-310 es un avión con capacidad para unos 65 pasajeros y es capaz de recorrer hasta 10.000 kilómetros sin escalas. Fueron adquiridos de segunda mano a la compañía aérea francesa Air France en septiembre de 2003 por el gobierno que presidía entonces José María Aznar.

Esto quiere decir que aunque los dos A-310 llevan escasamente diez años en servicio de España, próximamente los 32 años pues empezaron a volar en abril de 1982.

Cuando comenzaron a volar para al Ejército del Aire se estimó que su vida operativa sería de otros 25 años. Fueron los reyes quienes estrenaron el primer Airbus 310 —de las dos unidades de las que se dispone— el 17 de septiembre de 2003, con un viaje a Granada, y cuatro días más tarde, el entonces presidente del Gobierno, José María Aznar, utilizó esta aeronave para un viaje oficial a Estados Unidos. Estos dos aparatos sustituyeron a los vetustos Boeing 707, fabricados a finales de los años 50 y que acumulaban un largo historial de averías e incidentes.

En diciembre de 2000, el Consejo de Ministros autorizó la compra de esos dos A-310, para los que destinó una partida máxima de 172 millones de euros tanto para su adquisición como para su puesta al día, la instalación de un moderno sistema de comunicaciones y su reforma interior para acoger a unos 60 pasajeros.

El Ministerio de Defensa explicó entonces que la elección de dos aviones de segunda mano se debía a que iban a realizar una media anual de 600 horas de vuelo, mientras que la correcta amortización de un aparato nuevo supone que tenga que volar más de 3.000 horas anuales, como ocurre en el caso de las líneas aéreas.

El Airbus A-310
El Gobierno escogió también los A-310, y no modelos más pequeños como el A-319, por la necesidad de que fueran capaces de realizar un vuelo sin escalas de 5.500 millas náuticas, más de 10.100 kilómetros, lo que les permite hacer holgadamente vuelos transoceánicos. Además de España, también operan este modelo los gobiernos de Francia, Alemania y Bélgica.

Los dos Airbus A-310 de la Fuerza Aérea Española tienen su base en Torrejón de Ardoz (Madrid), y se dedican fundamentalmente a los desplazamientos de miembros del Gobierno y de la familia real, aunque también han transportado a un gran número de personalidades, como el papa Juan Pablo II durante su visita a España, en 1982. Los Falcon 900 —que el Gobierno también compró en 2003—, más pequeños y con menor autonomía de vuelo, son utilizados en evacuaciones aéreas urgentes de heridos que necesitan un vuelo estable y rápido, en misiones de paz, cooperación internacional y de apoyo a la población.

Incidentes
Las dos averías de este Airbus 310 no han sido las únicas protagonizadas por éste y otros modelos de la Fuerza Aérea Española a la hora de transportar personalidades. En marzo de 2005, un fallo en el sistema eléctrico también impidió despegar de la Guayana Francesa el Airbus A-310 en el que viajaba el entonces ministro de Asuntos Exteriores Miguel Ángel Moratinos.

En 2005, un fallo en el sistema eléctrico también impidió despegar de la Guayana Francesa el Airbus en el que viajaba Moratinos 

En junio de 2009, un Falcon en el que se iba a desplazar José Luis Rodríguez Zapatero al término de su visita a Togo tuvo que abortar el despegue después de que el piloto comprobara que el indicador de velocidad no se encendía. El calor excesivo que provocó en las ruedas ese despegue abortado hizo que se desinflaran y obligaron al jefe del Gobierno a regresar en otro avión que había utilizado para trasladarse a Togo el entonces ministro de Justicia, Francisco Caamaño.

Poco después fue un Hércules en el que viajaba parte de la delegación que acompañó a Zapatero, así como los representantes de los medios de comunicación, el que tuvo que regresar a Togo una hora después de despegar debido a un fallo en un indicador de aceite de una hélice. Precisamente, Zapatero tuvo que desplazarse a África en un Falcon y el resto de la delegación en un Hércules por una avería de uno de los dos Airbus, ya que el otro estaba siendo utilizado por los reyes en su viaje a Nueva Zelanda y Australia.

El 13 de diciembre de 2008, un Boeing 707 tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia en Nápoles cuando viajaba a Afganistán el jefe del Estado Mayor del Aire, el general José Jiménez Ruiz, para entregar un cargamento de ayuda humanitaria. Una fisura en el cristal del copiloto provocó una despresurización del avión que hizo saltar las máscaras de oxígeno y obligó al piloto a descender rápidamente de los 35.000 a los 7.000 pies de altura.

En diciembre de 2005, un Hércules C-130 en el que se trasladaba a Bosnia el entonces ministro de Defensa, José Bono, se salió de la pista, sin que se produjera ningún daño, al aterrizar en Mostar.

En la etapa del Gobierno de Aznar también hubo algunos incidentes con los aviones oficiales, entre ellos el sufrido en noviembre de 2002 por un Boeing en el que se desplazaba José María Aznar a Punta Cana, en la República Dominicana, para participar en una cumbre iberoamericana. Hubo una avería en el sistema hidráulico del tren de aterrizaje y los tripulantes tuvieron que accionarlo de forma manual. Los problemas que se iban detectando en los dos Boeing 707 que entonces utilizaban las principales autoridades del Estado fueron determinantes para que el Ejecutivo de Aznar adquiriera los dos Airbus que actualmente se utilizan para ese cometido.

La flota actual del 45 Grupo, dedicado en exclusiva a misiones de transporte de autoridades, está compuesta por dos Airbus A310 y cinco Falcon 900B.

fuente: Infodefensa.com

Comentarios

  1. ¿Qué van a sustituir si el dinero de España se lo han chupado y tragado 500000 politicuchos y la banca?? No tiene ni para canicas......Vergüenza de ser español y de que los españoles estén adormilados y aborregados. Jesús de Granada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdon amigo ,se dice ,estemos adormilados.

      Eliminar
  2. Si se adquirieron en el 2000, dificilmente pudieron transportar a Juan Pablo II en el 82.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se adquirieron en el 2000 ,pero de segunda mano.

      Eliminar
  3. Si, pero en España están desde el 2000, antes eran de Air France, por lo que en el 82 cuando vino JPII a España, estos aviones eran de Air France o no estaban ni entregados a esta, por lo que no pudieron transportar al Papa en ningún caso.
    Lo transportó el Grupo 45, con los aviones existentes en aquellas fechas, que eran los DC8

    ResponderEliminar
  4. Además de los años que puedan tener, el tema es que de un tiempo a esta parte se lo están comiendo todo, debido a que los B-707 del 47-G están en tierra, como muchas otras flotas del EdA se pasarán de horas......nada nuevo.....

    ResponderEliminar
  5. Además de los años que puedan tener, el tema es que de un tiempo a esta parte se lo están comiendo todo, debido a que los B-707 del 47-G están en tierra, como muchas otras flotas del EdA se pasarán de horas......nada nuevo.....

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El Consejo de Ministros aprueba una nueva condecoración, la medalla de campaña

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se crea la medalla de campaña y se establecen los criterios generales para su concesión.
El objeto de la medalla es reconocer la participación de personal de las Fuerzas Armadas, así como en su caso, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de personal civil nacional y de personal militar y civil extranjero, en operaciones militares y campañas en el exterior, tanto en una coalición nacional como en el marco de organizaciones internacionales, siempre que no tengan ya asociada la concesión de una medalla específica.
La concesión de la medalla de campaña se basará en los tiempos de permanencia en zona de una misma operación (mínimo treinta días) o diez misiones de vuelo sobre la zona de operaciones, contabilizándose un máximo de una misión diaria. A efectos de dicha contabilización, será necesario que el personal haya sido designado o nombrado expresamente para la participación en la operación o campaña.

Tal como establ…

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…