Ir al contenido principal

Tierra contará con ocho brigadas polivalentes en vez de las diez brigadas actuales.

(Infodefensa.com) Barcelona – El Ejército de Tierra iniciará esta año una profunda reorganización interna y tiene previsto constituir la primera brigada polivalente de las que contará ocho y que sustituirán a las diez estructuras tipo brigada actuales, afirmó el inspector general del Ejército, teniente general Ricardo Álvarez-Espejo.

En su discurso con motivo de la Pascual Militar, Álvarez-Espejo resaltó que, sin embargo, se mantendrá el número actual de unidades tipo batallón. La nueva Brigada Orgánica Polivalente (BOP) del Ejército español, explicó, combinará elementos ligeros y pesados en una estructura "flexible y dinámica", más apta para intervenir en "cualquier escenario". Una brigada está formada tradicionalmente por dos o más regimentaos o batallones con un total de unos 5.000 efectivos.

Asimismo, se materializarán dos estructuras de cuartel general de División basadas en el Cuartel General de Fuerzas Ligeras y en el Cuartel General de Fuerzas Pesadas, todo ello compatible, según el inspector general del Ejército, con el actual cuartel general de "alta disponibilidad" de la OTAN.

 
Según Álvarez-Espejo, el Ejército de Tierra centrará en los próximos tiempos su preparación y cooperación militar especialmente en la franja del Sahel, que representa una "amenaza próxima y real" por la proliferación de bandas armadas, grupos terroristas o inmigración incontrolada.

Dos tipos y dos fases
La creación de estas nuevas unidades es desarrollo de la Directiva 08/12 del Jefe de Estado Mayor y en una idea que quiere poner en marcha cuanto antes el actual jefe de Estado Mayor del Ejército (JEME), general Jaime Domínguez Buj, por será permitirá contar con unidades capaces de enfrentarse a un número más amplio de amenazas.

“En sí misma una sola brigada puede generar una capacidad acorazada, ligera y mecanizada hablando de un caso”, argumentó Domínguez Buj tras tomar posesión.

Según información facilitada por el Ejército de Tierra en diciembre de 2012 a través de su página web, la configuración ideal de esa nueva brigada polivalente (en cuanto a elementos de maniobra) “sería un batallón de plataformas de tiro tenso, sobre ruedas o cadenas; dos batallones sobre el futuro vehículo de combate (tipo 8x8, según las tendencias actuales); un batallón dual con la capacidad 8x8 más los medios y el adiestramiento necesario para ser aerotransportado; y, por último, una unidad de reconocimiento, tipo grupo, con capacidades de Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento (ISR)”.


Sin embargo, reconoció entonces que teniendo en cuenta las dificultades presupuestarias, lo previsible es una etapa de transición que genere dos tipos distintos de brigada polivalente. “El primero constará de un batallón dual aerotransportable, dos o tres batallones más de 8x8 y una unidad de reconocimiento sin batallón de carros. El segundo, por su parte, será igual que el primero pero sustituyendo el batallón dual por un batallón de plataformas de tiro tenso (carros)”.

Antes de alcanzar este escenario ideal, el Ejército estimó también necesario un proceso en dos fases. “Su consecución pasará por la creación de dos modelos de transición: la BOP medio-ruedas y la BOP medio-cadenas. En la medio-ruedas, los batallones 8x8 estarán equipados con los medios actualmente disponibles (Blindado Medio Ruedas BMR, Vehículo de Alta Movilidad Táctico VAMTAC, Lince o RG-31) y la medio-cadenas se dotará con los vehículos de cadena existentes en inventario (Pizarro, TOA-Transporte Oruga Acorazado y carros de combate Leopardo)”.

La ventaja principal, según el Ejército de Tierra, es poder hacer frente “de forma permanente, a las operaciones de proyección exterior y a los compromisos internacionales, mediante la rotación secuencial de las brigadas”.

fuente: Infodefensa.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

96 años de la carga del Regimiento de Caballería Alcántara

LQT Defensa | Tal día como hoy hace 96 años, el Regimiento de Caballería Alcántara realiza las primeras cargas contra el enemigo durante el conocido como desastre de Annual, cubriendo la retirada de las tropas españolas. Durante el interminable día posterior, el 23 de julio, el Regimiento quedó a la práctica extinguido tras la muerte del 80% de sus 700 jinetes y la captura de otro 12%. 
91 años después, en 2012, fueron recompensados con la Cruz Laureada de San Fernando colectiva.


Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…