jueves, 20 de febrero de 2014

Ejercicio de observación y vigilancia invernal del Regimiento de Inteligencia nº 1.

El intenso frío y la gran cantidad de nieve caída en Candanchú (Huesca), fueron dificultades añadidas a las actividades de observación y vigilancia llevadas a cabo por los integrantes del Regimiento de Inteligencia (RINT) nº 1, entre los días 3 y 10 de febrero, en esta zona del Pirineo aragonés en el desarrollo del ejercicio "Dragón audaz".

Las duras condiciones meteorológicas permitieron a la Compañía de Patrullas de Reconocimiento de Inteligencia -encuadrada en el Grupo de Obtención del RINT nº 1- poner en práctica en condiciones extremas los procedimientos de Inteligencia Humana de no contacto, vigilancia pasiva y reconocimiento móvil.

También el material que tiene en dotación estuvo sometido al intenso frío, lo que permitió comprobar su capacidad de respuesta y funcionamiento en esas circunstancias.

Observación y vigilancia en el ejercicio
Observación y vigilancia en el ejercicio (Foto:RINT nº 1)

El ejercicio finalizó con un tema táctico de 24 horas que incluyó una infiltración a pie, el montaje de observatorios en nieve, y la observación y vigilancia durante un período de tiempo limitado.

Los componentes del RINT nº 1 contaron para estas maniobras con la colaboración de profesores de la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales quienes, además de impartirles clases teóricas sobre montaña invernal, supervisaron las prácticas de vida y movimiento, y las evacuaciones de bajas en la nieve.

fuente: Ejército de Tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada