viernes, 16 de mayo de 2014

España recibirá su primer avión A400M a principios de 2016.

(Infodefensa.com) GS Forte, Madrid – El carguero A400M, del que el Gobierno español encargó inicialmente 27 unidades –trece irán finalmente al mercado de exportación–, comenzará a operar en España en el primer trimestre de 2016. Esa es la fecha prevista de entrega apuntada por el máximo responsable de los aviones militares de Airbus Defence and SpaceDomingo Ureña.
Ureña ha confirmado que, tras la entrega de las tres primeras unidades de este modelo –dos a Francia y uno a Turquía, que lo recibió oficialmente el lunes– este mismo año los clientes dispondrán de diez ejemplares más: uno más para Turquía, otros cuatro más para Francia, los cuatro primeros de Gran Bretaña y una unidad, también la primera, para Alemania. 

A partir de ahí, el calendario previsto para la entrega de los 161 aviones restantes comprometidos por los siete socios del proyecto –EspañaBélgicaGran BretañaFranciaAlemaniaLuxemburgo y Turquía– y el primer cliente de exportación –Malasia– relega a España al último cuarto de 2016.
Antes comenzará a recibir sus ejemplares –además de las citadas FranciaTurquíaGran Bretaña y Alemania–, Malasia, que contará el año que viene con la primera de sus cuatro unidades encargadas. Tras el inicio de entregas a España en 2016, empezarán a entregarse aviones en 2017 a Bélgica (pidió siete) y en 2019 a Luxemburgo, a donde llegará su único ejemplar encargado.
Las siguientes unidades encargadas por España llegarán sucesivamente en 2017 (cuatro),  2018 (cinco), 2019 (otras cinco), y 2020, 2021 y 2022, en los que se entregarán cuatro ejemplares por año.
Menos unidades de las comprometidas
El plan original contemplaba la adquisición por parte del Ministerio de Defensa español de 27 aeronaves, lo que le situó como el tercer principal cliente del programa, tras Alemania (53 unidades previstas) y Francia (50). Sin embargo, hace un año el Secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, anunció que España acabaría destinando casi la mitad de todo el pedido –trece en total– al mercado de exportación, ante las dificultades para hacer frente a los costes de todo el paquete tras los recortes presupuestarios.

Con esta medida, y con la reducción del apoyo logístico integrado (ISS), el Gobierno espera una disminución en el gasto de 800 millones de euros –el 14 por ciento–, al pasar de los casi 5.820 millones previstos en diciembre de 2012, a menos de 5.020 millones.
Sobre la posibilidad de que España, al igual que algún otro país, derive finalmente alguna de sus unidades comprometidas al mercado de exportación, Ureña ha reconocido que para el fabricante “no es la situación ideal, que sería la de que los nuevos compradores adquiriesen aviones por encima de las 174 unidades ya comprometidas”.
Sin embargo, ha apuntado, “es preferible a ver un A400M en el suelo” sin estar operativo, lo que resultaría “una catástrofe”. “Antes de verlo parado, mejor que se mueva a otro país”. “Para nosotros resulta menos malo que hablar de cancelaciones o cosas así”.
En todo caso, ha argumentado durante un desayuno informativo este miércoles, “como hay que ser realistas y somos europeos como esos países que están sufriendo, preferimos anticiparnos y nuestro trabajo es detectar esos países e intentar exportar”.
“Si algún país manifiesta que va a tener aviones que no va a poder utilizar, pues le tenemos que ayudar a posicionar esas unidades en las exportaciones”, ha explicado
De momento, ha admitido, ya “ha habido conversaciones en las que [representantes de algún país] nos han dicho que estarían encantados de poner alguno de sus aviones previstos en exportación” pero sin concretar fechas ni ningún otro aspecto.
fuente: Infodefensa.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada