Ir al contenido principal

Navantia inicia la construcción de los nuevos buques BAM para la Armada

  •  A las 13h en el Ministerio de Defensa el Director General de Armamento y Material firmó la Orden de Ejecución en un acto al que acudió el Presidente de Navantia, José Manuel Revuelta
  • Minutos después se realizó el corte de chapa de ambos barcos de manera simultánea, uno en la Ría de Ferrol y otro en la Bahía de Cádiz
  • Para Navantia supone la vuelta a la construcción militar para la Armada Española, ya que la anterior Orden data de 2006 con motivo de la F-105 y la primera serie de los BAM

5 diciembre 2014.- Navantia comenzó hoy  los trabajos del programa con el corte del primer acero, simultáneamente en los astilleros de la Bahía de Cádiz y la Ría de Ferrol, de los dos Buques de Acción Marítima para la Armada Española.

A las 13h, el Presidente de Navantia, José Manuel Revuelta, acudió al Ministerio de Defensa al acto de firma de la Orden de Ejecución de los dos BAM con el Director General de Armamento y Material, Teniente General Juan Manuel García Montaño. Minutos después de la firma comenzó simultáneamente en Ferrol y Cádiz el corte de chapa de cada uno de los dos BAM encargados para la Armada.

Esta Orden de Ejecución supone la vuelta a la construcción militar tras más de 8 años, ya que la anterior ocurrió en julio de 2006, relativa a la Fragata F-105 y a la primera serie de los BAM (4 unidades).

Este encargo de inició cuando el Consejo de Ministros el pasado 1 de agosto autorizó la partida presupuestaria para ambos barcos, posteriormente se actualizó el Convenio entre Navantia y Defensa, y por último hoy se firma la Orden de Ejecución y se inician los trabajos.


El contrato supondrá 2,2 millones de horas de trabajo.

En concreto, los trabajos iniciados hoy en ambos barcos, consisten en el corte del primer acero del bloque 3011, correspondiente a la quilla y con un peso de 67 toneladas.

Estos dos buques forman parte de la extensión de la primera serie de los BAM, que se unirán a las cuatro unidades ya existentes a partir del 2018, e incorporan todas las medidas en materia de normativa MARPOL sobre medio ambiente, como son los nuevos motores propulsores, auxiliares y de emergencia, así como la planta TAR de tratamiento de aguas residuales.

Asimismo, incorporará mejoras encaminadas a la disminución del peso, nuevos equipos derivados de la obsolescencia, adecuación para una dotación mayor y la aplicación de la normativa actualizada sobre prevención y seguridad operativa.

Este contrato tiene un importe de 333,48 millones de euros y supone 2,2 millones de horas de trabajo tanto para la plantilla propia como para la industria auxiliar.

Se trata de un buque de tamaño moderado, altas prestaciones, gran versatilidad en cuanto a misiones, alto nivel de comunalidad con otros buques de la Armada y coste de adquisición y ciclo de vida reducido.

Sus principales misiones son:
  • Protección y escolta de otros buques
  • Control del tráfico marítimo
  • Control y neutralización de acciones terroristas y de piratería
  • Operaciones contra el narcotráfico y el tráfico de personas
  • Operaciones de rescate y salvamento marítimo
  • Apoyo a situaciones de crisis y ayuda humanitaria
  • Control de la legislación de pesca
  • Control de la legislación medioambiental y anti-polución
Corte de Chapa en FeneCorte de Chapa en FeneCorte de chapa en San FernandoCorte de chapa en San Fernando

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Consejo de Ministros aprueba una nueva condecoración, la medalla de campaña

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se crea la medalla de campaña y se establecen los criterios generales para su concesión.
El objeto de la medalla es reconocer la participación de personal de las Fuerzas Armadas, así como en su caso, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de personal civil nacional y de personal militar y civil extranjero, en operaciones militares y campañas en el exterior, tanto en una coalición nacional como en el marco de organizaciones internacionales, siempre que no tengan ya asociada la concesión de una medalla específica.
La concesión de la medalla de campaña se basará en los tiempos de permanencia en zona de una misma operación (mínimo treinta días) o diez misiones de vuelo sobre la zona de operaciones, contabilizándose un máximo de una misión diaria. A efectos de dicha contabilización, será necesario que el personal haya sido designado o nombrado expresamente para la participación en la operación o campaña.

Tal como establ…

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…