Ir al contenido principal

Las Fuerzas Armadas concluyen su misión en la República Centroafricana

Durante los primeros días del mes de marzo regresarán a España los efectivos del Ejército de Tierra y gran parte de los de la Guardia Civil hasta ahora desplegados en la República Centroafricana (RCA) dentro de la misión europea EUROFOR RCA, que ahora finaliza.
Esta operación concluirá el 15 de marzo y entró en su fase de repliegue el pasado 6 de febrero. La desactivación de los efectivos españoles ha sido progresiva, manteniéndose la capacidad para operar hasta el 24 de febrero. Entre el 1 y el 10 de marzo, 73 militares de la Fuerza de Operaciones Especiales y 17 guardias civiles abandonaran Bangui, capital de la RCA, para regresar a casa.

La misión se ha desarrollado durante 10 meses (desde mayo de 2014). En ella han participado un total de 197 militares españoles, desplegados en Bangui en dos rotaciones. Estas fuerzas han realizado 447 operaciones a las que hay que añadir más de 150 servicios de la Guardia Civil que se resumen en más de 100.000 kilómetros recorridos en la citada ciudad. Durante estetiempo se han producido dos enfrentamientos con personal local armado, sin tener que lamentar ninguna baja.
ZONA INESTABLE
El despliegue español tuvo su origen en la inestabilidad permanente de la República Centroafricana (RCA). En marzo de 2013, el presidente Bozizé fue derrocado por los rebeldes Seleka, cuyo líder Michel Djotodia asumió el poder. Sin embargo, no pudo frenar la violencia de los propios Seleka contra las poblaciones cristianas y animistas, que les hicieron frente formando las ‘milicias anti Balaka’.
En octubre de 2013, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, autorizó el despliegue de una fuerza de mantenimiento de la paz de la Unión Africana, conocida como MISCA (Misión Internacional de la Unión Africana para Apoyo a la RCA). Dos meses después, Francia desplegó una fuerza propia en el marco de la Operación ‘Sangaris’.

En diciembre de 2013, se produjo un grave enfrentamiento entre Seleka y anti Balaka, que dejó cerca de un millar de muertos. Michel Djotodia dimitió en enero de 2014, y el Consejo Nacional de Transición nombró a Catherine Samba-Panza como presidenta de la RCA, constituyéndose un nuevo gobierno provisional.
En este marco, el Consejo de Seguridad de la ONU autorizó el 28 de enero de 2014 el despliegue de una fuerza de la Unión Europea (Resolución 2134) con la finalidad de establecer un entorno estable y seguro que permitiera la transición de MISCA a una nueva misión de Naciones Unidas.
EUFOR RCA 
La misión de la Unión Europea se diseñó como una operación puente que finalizaría en octubre, seis meses después de alcanzar la plena capacidad operativa. Sin embargo, por la Resolución 2181 de octubre de 2014, la ONU amplió la operación hasta marzo de 2015. La operación ha entrado en su fase de repliegue a partir del pasado 6 de febrero.
La fuerza militar EUFOR RCA desplegada en Bangui ha estado formada por 650 efectivos, estructurados en un Batallón Multinacional, una unidad de Policía, (integrada por miembros de la Gendarmería francesa y la Guardia Civil), una Fuerza de Operaciones Especiales y un Centro Logístico Conjunto Multinacional.
El Comandante de la Operación tiene su Cuartel General en Larissa (Grecia), mientras que el Comandante de la Fuerza y su Cuartel General se encuentran en Bangui, siendo Francia la nación marco en esta operación.
EUFOR RCA ha contribuido a proteger a la población de los conflictos interétnicos y de la criminalidad; ha ayudado a establecer las condiciones para asegurar la libertad de movimientos de civiles y organizaciones humanitarias; y ha facilitado la reactivación de la actividad económica, así como el retorno de
CONTRIBUCION ESPAÑOLA
El Consejo de Ministros español autorizó el 21 de marzo de 2014, la participación de una Fuerza de Operaciones Especiales (FOE) y una Sección de la Guardia Civil.
Un primer contingente español integrado por 50 componentes de Operaciones Especiales y 25 miembros de la Guardia Civil llegaron en mayo de 2014 a Bangui. Otros diez militares españoles ya se encontraban desplegados en los cuarteles generales de Larissa y la propia Bangui.
Una vez prorrogada la misión en octubre, España decidió relevar a las fuerzas desplegadas mediante un segundo contingente formado por 73 miembros del Ejército y 24 de la Guardia Civil, que se unieron a los seis militares operativos en el Cuartel General de la Fuerza de la operación en Bangui.
Las fuerzas españolas desplegadas en RCA entre 2014 y 2015, han contribuido significativamente a la mejora de la situación en esta región. La Fuerza de Operaciones Especiales ha llevado a cabo acciones de reconocimiento, diurnas y nocturnas, que han permitido adquirir un exacto conocimiento del entorno, como herramienta elemental en este tipo de operaciones.
Se han mantenido contactos con diferentes líderes locales y establecido destacamentos permanentes en el tercer distrito de la capital, lo que ha mejorado el entendimiento entre la población y las fuerzas de EUFOR e incrementado el nivel de seguridad y estabilidad en el área. Todo ello ha facilitado el retorno de desplazados desde los diferentes campamentos ubicados en la capital.
La Guardia Civil ha realizado servicios de seguridad ciudadana en el tercer y quinto distritos de la capital, de forma específica o conjuntamente con patrullas de las fuerzas internas de seguridad de RCA, con quienes los agentes españoles han desarrollado funciones de mentorización.
A partir del 15 de marzo, solo un contingente de ocho guardias civiles permanecerá en Bangui, integrados en MINUSCA.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Consejo de Ministros aprueba una nueva condecoración, la medalla de campaña

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se crea la medalla de campaña y se establecen los criterios generales para su concesión.
El objeto de la medalla es reconocer la participación de personal de las Fuerzas Armadas, así como en su caso, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de personal civil nacional y de personal militar y civil extranjero, en operaciones militares y campañas en el exterior, tanto en una coalición nacional como en el marco de organizaciones internacionales, siempre que no tengan ya asociada la concesión de una medalla específica.
La concesión de la medalla de campaña se basará en los tiempos de permanencia en zona de una misma operación (mínimo treinta días) o diez misiones de vuelo sobre la zona de operaciones, contabilizándose un máximo de una misión diaria. A efectos de dicha contabilización, será necesario que el personal haya sido designado o nombrado expresamente para la participación en la operación o campaña.

Tal como establ…

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…