lunes, 16 de noviembre de 2015

Nuevo Centro Militar de Farmacia

El Centro Militar de Farmacia de la Defensa, inaugurado por el ministro de Defensa, Pedro Morenés, el pasado 20 de octubre, aglutinará el trabajo que venía realizando los laboratorios de Burgos, Madrid y Córdoba.
Este centro, situado en la base logística de San Pedro en la localidad madrileña de Colmenar Viejo,  es el único laboratorio dependiente de la Administración General del Estado capaz de producir medicamentos para uso público.
Su carácter militar y su capacidad de fabricar medicamentos denominados 'huérfanos' (sin interés económico para la industria), como los antídotos NBQ, esenciales no sólo para las Fuerzas Armadas sino también en caso de catástrofes o accidentes) y de reaccionar frente a emergencias sanitarias (desabastecimiento de los mercados, como consecuencia de pandemias, conflictos o crisis internacionales) lo convierten en una herramienta esencial para la seguridad y defensa nacional.
Además, esta instalación cubre diversas necesidades tanto en el plano farmacéutico (depósito estatal estratégico para emergencias y catástrofes y promoción, fabricación y comercialización de medicamentos sin interés comercial, entre otras), como en el de la inserción laboral de personal de las Fuerzas Armadas mediante convenios con las actuales escuelas taller y de población civil, así como con universidades y centros de formación profesional.
Una vez alcance la plena operatividad, el centro de Colmenar Viejo se ocupará de la producción de todos los medicamentos destinados a las Fuerzas Armadas y estará dedicado a desarrollar las funciones de producción, abastecimiento y almacenamiento de medicamentos y otros recursos sanitarios a la Red Sanitaria Militar y a las organizaciones correspondientes de los Ejércitos.
Nuevas instalaciones
El nuevo laboratorio ocupa una parcela con una superficie total de 52.709 m 2. La construcción se ha resuelto mediante un edificio tipo nave industrial para producción y almacenamiento, en forma de 'L', y un edificio anejo, comunicado por un pasillo, para control de calidad y desarrollo galénico.
Su superficie útil es de 10.468 m y está diseñado para que disponga de tres áreas independientes de producción. La de formas orales sólidas, como comprimidos y cápsulas; los de sistemas dispersos, cremas y pomadas; y soluciones estériles, como sueros, ampollas, jeringas y autoinyectables.
El edificio de control de calidad y desarrollo galénico dispone de una superficie útil de 2.842 m 2. En la planta baja se localizan oficinas, en la primera el desarrollo galénico y en la planta segunda, el control de calidad.

fuente: mde.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada