martes, 24 de noviembre de 2015

Turquía derriba un avión de combate ruso en la frontera siria

De lavanguardia.com Barcelona 
Turquía ha derribado este martes un avión de combate ruso Sujoi 24 cerca de la frontera con Siria, afirmando que violó de forma reiterada su espacio aéreo. Se trata de uno de los choques más graves reconocidos entre un miembro de la OTAN y Rusia en medio siglo. 
El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que el avión fue atacado cuando estaba un kilómetro dentro de Siria y advirtió de “graves consecuencias” por lo que calificó como “una puñalada en la espalda”. 
Un comunicado oficial turco afirma, en cambio, que el avión penetró en Turquía sobrevolando la localidad de Yaylidag, en la provincia de Hathay. No obstante, una imagen de radar suministrada más tarde por las autoridades turcas indica que el avión no entró por Yaylidag sino, al contrario, salió por allí. Fuentes militares rusas citadas por Kommersantdijeron que el avión pudo sobrevolar territorio turco a lo largo de tan solo un kilómetro, lo cual no es motivo suficiente para derribarlo.
Según medios turcos, el avión de combate fue a caer en territorio sirio, sobre unas tiendas de un campamento en la localidad de Yamadi, en la provincia de Latakia y muy cerca de la frontera turca. Dos personas resultaron heridas por los restos del avión, afirma el diario rusoKommersant sin citar fuentes. 
Las acciones rusas y turcas cayeron por temor a una escalada entre los antiguos enemigos de la Guerra Fría. Ambos países convocaron a sus representantes diplomáticos en ambas capitales.
Turquía es miembro de la OTAN y por lo tanto la irrupción de un avión ruso en sus cielos supone hacerlo en el espacio de la Alianza Atlántica. Los embajadores de los países miembros ante la OTAN se reunirán de urgencia esta tarde en su sede de Bruselas. 
Imágenes del canal de televisión privado Haberturk mostraron un avión de combate en llamas que caía en una zona boscosa, dejando una larga columna de humo detrás. El avión cayó en un área conocida por los turcos como Montaña Turcomana, dijo Haberturk. 
El Ministerio de Defensa ruso dijo que uno de sus cazas Su-24 fue derribado en Siria y que, según información preliminar, los pilotos habían logrado eyectarse. “La aeronave permaneció en espacio aéreo sirio durante todo el vuelo”, afirmó. 
Los dos pilotos, muertos
Un mando militar turcomano que lucha en la región siria en la que se estrelló el cazabombardero ruso afirmó que mataron a los dos pilotos cuando descendían en paracaídas. “Disparamos contra los dos pilotos cuando bajaban en paracaídas”, aseguró el subcomandante Alpaslan Celik, citado por la cadena turca CNNTürk.
Fuentes locales citadas por la misma cadena habían informado anteriormente de que uno de los pilotos había muerto y el otro había sido capturado por los milicianos turcomanos. 
Los turcomanos son sirios de lengua turca que, en su mayoría, luchan contra las fuerzas del régimen del presidente Bashar el Asad y reciben apoyo de Ankara.
La web ucraniana InformNapalm cree haber identificado al piloto que aparece en las imágenes. Se trataría del comandante Serguéi Alexandrovich Rumyantsev, cuya unidad de la fuerza aérea rusa se encuentra en la base de Shagol, en Chelyabinsk. El pasado 27 de octubre, InformNapalm reveló un listado con las numeraciones y los nombres y fotografías de los tripulantes de cuatro aviones Sujoi 24 y un Sujoi 30 participantes en la campaña rusa en Siria. Las fotos del comandante Rumyantsev coinciden.
Fuerzas del régimen sirio llevan a cabo desde hace días una ofensiva sobre las montañas turcomanas de la frontera con cobertura aérea rusa. Este territorio está en manos de diversos grupos rebeldes, entre ellos los turcomanos pero también la rama siria de Al Qaeda, el Frente Al Nusra.
El pasado viernes, informa la agencia AP, el Ministerio de Exteriores turco convocó al embajador ruso, Andrei Karlov, demandando que cesaran los ataques aéreos en las montañas turcomanas de Siria porque “no constituyen un combate al terrorismo” sino el bombardeo de civiles. El embajador fue al parecer advertido por los turcos de que esto tendría serias consecuencias.
La tensión entre Rusia y Turquía no se limita al hecho de que Moscú apoya al régimen de Bashar el Asad mientras que Ankara aspira a derribarlo sino que además se censura que el embajador ruso mantenga contactos con el PKK kurdo.
Turquía asegura que tiene derecho a defenderse
El ejército de Turquía dijo que advirtió al avión en diez ocasiones en el lapso de cinco minutos sobre la violación del espacio aéreo turco. Dos cazas F-16 turcos derribaron el Su-24.
Responsables dijeron que un segundo avión también se acercó a la frontera y recibió la misma advertencia. “Los datos que tenemos son muy claros. Hubo dos aviones acercándose a nuestra frontera, les advertimos porque se estaban aproximando demasiado”, dijo a Reuters un alto cargo. “Les advertimos que evitaran ingresar al espacio aéreo turco antes de que lo hicieran, y les advertimos varias veces. Nuestros hallazgos muestran claramente que el espacio aéreo turco fue violado varias veces. Y lo hicieron intencionadamente”, agregó.

Un radar muestra la actividad del avión ruso derribado
Un radar muestra la actividad del avión ruso derribado (Handout - Reuters)
El Gobierno turco ha asegurado que tiene el derecho a defenderse “contra quien quiera que viole” las fronteras del país. “Todos deben saber que tomaremos todas las medidas si alguien viola nuestras fronteras aéreas o terrestres pese a nuestras reiteradas advertencias, como subrayamos una vez más el domingo pasado”, dijo el primer ministro, Ahmet Davutoglu, refiriéndose a una cumbre de seguridad celebrada por el Gobierno turco. 
Consecuencias para las relaciones ruso-turcas
Putin acusó a las autoridades turcas de ser “cómplices del terrorismo” por derribar el bombardero que cumplía misiones antiterroristas en Siria. “Este suceso se sale de los marcos de la lucha contra el terrorismo. Pero la pérdida de hoy está vinculada con un golpe que nos han dado a traición cómplices del terrorismo”, afirmó Putin al reunirse con el rey Abdalá II de Jordania en Sochi (mar Negro). 

Putin en Sochi, tras el derribo del avión ruso
Putin en Sochi, tras el derribo del avión ruso (Pool - Reuters)
Putin destacó que el Su-24 “estaba en el aire cuando fue atacado a una altitud de 6.000 metros y a una distancia de un kilómetro de la frontera con Turquía”, según recoge la prensa rusa. “Nuestro avión fue derribado en territorio sirio por un cohete aire-aire disparado por un caza turco F-16”, subrayó y precisó que “cayó a cuatro kilómetros de la frontera con Turquía”. 
Resaltó que los aviones rusos sobrevolaban una zona montañosa del norte de la provincia de Latakia, “donde se concentran guerrilleros procedentes sobre todo de Rusia”. 
El líder ruso advirtió de que “este trágico acontecimiento tendrá graves consecuencias para las relaciones ruso-turcas” y criticó a Ankara porque, en vez de entablar contacto con Moscú, “la parte turca se dirigió a sus socios de la OTAN para abordar este incidente”. “Como si nosotros hubiéramos derribado un avión turco y no ellos uno nuestro”, dijo Putin y se preguntó: “¿Quieren poner a la OTAN al servicio del Estado Islámico?”. 
El jefe del Kremlin aseguró: “Nunca permitiremos que se cometan crímenes como el de hoy”. Recordó que Turquía forma parte de la coalición antiterrorista encabezada por EE.UU., país con el que Rusia ha suscrito un acuerdo “sobre la prevención de incidentes aéreos”. 
Putin subrayó que “hace tiempo” que ha “constatado el hecho de que hacia Turquía se dirige una gran cantidad de petróleo y derivados del crudo de los territorios ocupados en Siria”. Turquía, cuyo agregado militar en Moscú fue citado hoy por la Cancillería rusa, mantiene que el siniestrado avión ruso se encontraba en su espacio aéreo y sólo decidió derribarlo tras más de una decena de advertencias que sus pilotos ignoraron.
El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, pidieron “calma” y evitar una “escalada de tensiones” entre Rusia y Turquía. 
Lavrov cancela su visita a Turquía prevista para este miércoles
El Gobierno turco ha convocado al embajador ruso, Andrei Karlov, pero este se encontraba en Estambul preparando justamente la visita del ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, prevista para el miércoles. En su lugar ha sido el encargado de negocios de la embajada quien ha acudido a la cita en Ankara.
Sergei Lavrov ha cancelado su inminente visita oficial a Turquía y ha recomendado a todos los ciudadanos rusos que eviten viajar a territorio turco por el riesgo de acciones terroristas. “Se ha decidido cancelar la reunión entre los ministros de Exteriores de Rusia y Turquía que había prevista para mañana en Estambul”, ha confirmado Lavrov en declaraciones a los periodistas en Sochi, según la agencia de noticias Sputnik.
El Gobierno de Rusia también recomienda a los ciudadanos que eviten visitar Turquía por el riesgo de atentados terroristas.
Según Lavrov, las amenazas para la seguridad no son menores en Turquía que en Egipto, donde el 31 de octubre fue atacado un avión de pasajeros ruso.
Un helicóptero ruso, derribado en el norte de Latakia
Un helicóptero ruso fue destruido hoy por un proyectil de los rebeldes sirios después de que se viera obligado a efectuar un aterrizaje de emergencia, informó a Efe el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abderrahman. El activista precisó que el aparato fue alcanzado por un misil lanzado por los insurgentes tras aterrizar en el área de Kefraya, entre Yabal Turkoman y Yabal al Akrad, en el norte de la provincia costera siria de Latakia. 
Abderrahman indicó que el helicóptero fue destruido después de que su tripulación abandonara el aparato. Anteriormente, el Observatorio había señalado que el helicóptero había hecho un aterrizaje forzoso tras haber sido alcanzado por grupos armados. La rebelde División Primera de la Costa, que engloba a varias brigadas el Ejército Libre Sirio (ELS), difundió un vídeo en internet en el que uno de sus combatientes supuestamente disparaba un proyectil TOW, de fabricación estadounidense, contra el helicóptero después de que tocara tierra en Kefraya. 
Esa zona está siendo escenario de enfrentamientos entre los efectivos gubernamentales y distintas facciones de tendencia islámica, entre las que figura el Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en el país árabe.
Su-24, el avión de combate ruso con mayor índice de siniestralidad
Rusia tiene desplazados en Siria aviones de ataque 12 aviones de ataque Sujoi 24, además de cazabombarderos Sujoi 34 y cazas Sujoi 30 y Sujoi 27. El Sujoi 24 -del que también están provistas las fuerzas aéreas sirias- es un avión de supersónico con alas de geometría variable diseñado para efectuar ataques al suelo a muy baja altura.
El Su-24 tiene la mala fama de ser el avión de combate con más accidentes a sus espaldas en la flota de las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia. El Su-24, un avión supersónico con ala de geometría variable que dejó de fabricarse en 1993, es complejo en el pilotaje y registra un promedio de 6 a 8 accidentes anuales desde el inicio de su explotación en 1975. 

Fotografía de archivo fechada el 3 de octubre de 2015 y facilitada por el Ministerio de Defensa ruso que muestra un bombardero Su-24 en la base aérea de Hmeymim (Siria)
Fotografía de archivo fechada el 3 de octubre de 2015 y facilitada por el Ministerio de Defensa ruso que muestra un bombardero Su-24 en la base aérea de Hmeymim (Siria) (Russian Defence Ministry / Hando - EFE)
El avión, Fencer-A en la clasificación de la OTAN, es considerado junto al mucho más moderno Su-34 un bombardero táctico, capaz de lanzar tanto bombas como misiles contra objetivos en la retaguardia operativa del enemigo. Las Fuerzas Aeroespaciales y la Armada rusa mantienen en la actualidad unos 120 Su-24 en sus filas, con una edad media de 30 años, aunque la intención de las autoridades rusas es renunciar totalmente a ese modelo hacia 2020.
El bombardero tiene un largo historial de participación en conflictos armados, entre ellos la invasión soviética de Afganistán, la guerra civil de Tayikistán y las dos guerras chechenas, además de la guerra del Golfo (1991), donde fue empleado por las Fuerzas Aéreas iraquíes. Desarrolla una velocidad máxima de 1.600 kilómetros por hora y tiene un radio de acción máximo de 560 kilómetros. 
Las tensiones entre Rusia y Turquía
El cazabombardero ruso derribado por Turquía en la frontera con Siria y la denuncia de que violó su espacio aéreo es un episodio más de la tensión que se vive en la zona entre Ankara y Moscú.
El pasado octubre el Gobierno de Ankara denunció la invasión de su espacio por aviones de guerra rusos en tránsito a Siria para bombardear posiciones contrarias al régimen de El Asad. Moscú achacó estos hechos a un error causado por el mal tiempo 
3 de octubre
Un avión ruso de misión en Siria viola el espacio aéreo turco y es interceptado por la aviación de este país, que le obligó a retirarse. 
4 de octubre
Un avión ruso penetra en el espacio aéreo turco en un suceso similar al ocurrido el día antes, por lo que el secretario de Estado de Exteriores turco vuelve a citar al embajador ruso para pedirle explicaciones. 
5 de octubre
La OTAN convoca una reunión para evaluar la incursión de un avión ruso en el espacio aéreo de Turquía, un hecho considerado “inaceptable” por la organización. Rusia reconoce que uno de sus aviones violó el espacio aéreo turco y lo achacó a las malas condiciones meteorológicas, aunque garantizó que ya se habían tomado las medidas oportunas para que incidentes como ése no se repitieran en el futuro.
6 de octubre
Turquía denuncia la segunda violación en tres días de su espacio aéreo por parte de aviones militares rusos, lo que motiva una nueva queja diplomática. 
16 de octubre
Turquía derriba un dron (avión no tripulado) cerca de la frontera con Siria. Funcionarios estadounidenses creen que el aparato era de origen ruso, según informaron fuentes del Gobierno de EE.UU. al diario The Washington Post y la cadena CNN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada