sábado, 5 de diciembre de 2015

Defensa selecciona a las empresas encargadas de desarrollar el programa 8x8

Sobre la base del Piranha V, el modelo español entrará ahora en desarrollo de I+D+I para su puesta en servicio a partir de 2018 según los más optimistas.

LQT Defensa | Parece ser que uno de los Programas Especiales de Armamento de los que más se ha hablado en los últimos años ha escrito un nuevo capítulo de su larga e interminable historia. Según informa hoy Esteban Villarejo en ABC el Ministerio de Defensa habría adjudicado ya el desarrollo tecnológico del proyecto a una Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por General Dynamics-Santa Bárbara Sistemas, Indra y Sapa.

Con un valor que ronda los 90 millones de Euros para esta primera fase, estas tres empresas deberán desarrollar los 5 prototipos que ayuden a definir la configuración y características finales del modelo que adquirirá el Ministerio de Defensa, el proyecto podría rondar las 400 unidades.

Exterior e interior del Piranha V (foto: General Dynamics)

General Dynamics era uno de los competidores del programa 8x8, que junto a otras empresas presentaron multitud de candidatos al contrato para renovar la flota de vehículos blindados del Ejército de Tierra, principalmente los BMR (6x6) en dotación desde hace décadas. Estos nuevos blindados están destinados a ser el principal vehículo de las futuras BOP (Brigadas Orgánicas Polivalentes) que el Ejército está en proceso de implantar.

El modelo propuesto por General Dynamics es el PIRANHA V, la última versión de una conocida saga de vehículos blindados diseñados por la empresa suiza MOWAG, propiedad de General Dynamics. La Infantería de Marina española adquirió 39 de estos vehículos en su versión PIRANHA IIIC, actualmente en servicio.

 Piranha IIIC de la Infantería de Marina

Así pues, General Dynamics en sus fabricas de Asturias y Sevilla inicia junto a Indra, que se encargará de la electrónica y las comunicaciones, y la empresa Sapa, propulsión y transmisión, una de las últimas fases de desarrollo de este interminable programa. 

Este desarrollo se centrará, entre otros, en incluir 5 características ya definidas en la versión española; un sistema de detección de disparos por infrarrojo que ayude a la autoprotección del vehículo, instalación de cámaras que den visión del área que rodea el vehículo a sus tripulantes, un sistema de captación de imagen a larga distancia, eficiencia energetica en la propulsión y capacidades de mando, control y comunicaciones.
Veremos si se cumplen los plazos que desea el Ejército para tener el vehículo operativo en 2018.

Como curiosidad Wikipedia ya ha añadido al Ejército a la lista de operadores del PIRANHA V, especificando que ha adquirido 5 prototipos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada