Ir al contenido principal

El Ministerio de Industria financiará el desarrollo del blindado 8x8 y las fragatas F-110 con 225 millones

EJECUCIÓN DE PROGRAMAS TECNOLÓGICOS ASOCIADOS AL VEHÍCULO DE COMBATE SOBRE RUEDAS 8X8
El Consejo de Ministros ha autorizado al Ministerio de Industria, Energía y Turismo la celebración de un convenio de colaboración con la UTE formada por Indra Sistemas S.A., Santa Barbara Sistemas S.A. y Sapa Operaciones S.L. (UTE VCR 8x8), en el que las partes establecen el marco de colaboración para ejecutar programas tecnológicos relativos al futuro Vehículo de Combate sobre Ruedas 8x8 (VCR 8x8).

Concretamente, se ejecutarán seis programas tecnológicos que abarcan diversos ámbitos del vehículo y cuyo resultado será un conjunto de que serán verificados y validados mediante pruebas en campo y en entornos realistas.

Los programas serán financiados por el Ministerio de Industria mediante la aportación de anticipos reembolsables a interés cero por importe de 89.298.000 euros en el periodo 2015 a 2017, repartidos de la siguiente manera:
  • Año 2015: 40.801.200 euros.
  • Año 2016: 30.637.200 euros.
  • Año 2017: 17.859.600 euros.
El futuro vehículo de combate blindado sobre ruedas VCR 8x8 dotará a los batallones de infantería de las Brigadas Orgánicas Polivalentes de las Fuerzas Armadas Españolas. Sustituirá a los actuales BMR.


La prefinanciación de los programas tecnológicos asociados al VCR 8x8 conlleva un considerable impacto industrial y tecnológico, y consolida las capacidades industriales instaladas en España para el diseño y producción este tipo de vehículos y de los sistemas asociados a los mismos. Se prevé una importante participación de empresas españolas en estos programas. De hecho, la UTE deberá llevar a cabo todas las actuaciones a su alcance para obtener la mayor participación posible de la industria española.

CONVENIO PARA LA EJECUCIÓN DE PROGRAMAS TECNOLÓGICOS ASOCIADOS AL DE LAS FUTURAS FRAGATAS F-110
El Consejo de Ministros ha autorizado al Ministerio de Industria, Energía y Turismo la celebración de un convenio de colaboración con la UTE denominada PROTEC 110 (constituida por Navantia, S.A., e Indra Sistemas, S.A.), para financiar la ejecución de los programas tecnológicos de desarrollo e integración de sensores en mástil y del sistema de combate Scomba de las futuras Fragatas F-110. El importe del acuerdo asciende a 135.314.364 euros.

Los préstamos reembolsables a tipo de interés cero se concederán a la UTE entre 2015 y 2020 distribuidos de la siguiente manera:
  • Año 2015: 20.862.164 euros.
  • Año 2016: 37.275.284 euros.
  • Año 2017: 29.276.987 euros.
  • Año 2018: 25.952.272 euros.
  • Año 2019: 14.368.761 euros.
  • Año 2020: 7.578.896 euros.

Instalación en Cádiz
Entre otras actuaciones, se va a desarrollar y fabricar una serie de nuevos sensores que se alojaran en el mástil integrado (radar de defensa y sistemas de guerra electrónica o comunicaciones) así como nuevas funcionalidades y nueva infraestructura del sistema de combate de la Armada, SCOMBA. Los prototipos y nuevos desarrollos se instalarán en el CIST (Centro de Integración de sistemas en Tierra), situado en Cádiz, donde serán sometidos a integración y pruebas finales antes de su traslado e instalación a bordo de la fragata F-110.

La ejecución de estos programas permitirá a las industrias españolas capacitarse tecnológicamente para abordar, con un mínimo riesgo, la futura construcción de las Fragatas F-110 para la Armada española. Se desarrollaran tecnologías muy avanzadas en el sector de defensa naval que permitirá consolidar y mantener su competitividad en el mercado internacional. Asimismo, se fomentará la creación y el mantenimiento de empleo en el sector, favoreciendo a la industria auxiliar, a los subcontratistas y suministradores.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

96 años de la carga del Regimiento de Caballería Alcántara

LQT Defensa | Tal día como hoy hace 96 años, el Regimiento de Caballería Alcántara realiza las primeras cargas contra el enemigo durante el conocido como desastre de Annual, cubriendo la retirada de las tropas españolas. Durante el interminable día posterior, el 23 de julio, el Regimiento quedó a la práctica extinguido tras la muerte del 80% de sus 700 jinetes y la captura de otro 12%. 
91 años después, en 2012, fueron recompensados con la Cruz Laureada de San Fernando colectiva.


Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…