Ir al contenido principal

Un buque americano en manos de Corea del Norte

El segundo buque más antiguo de la US Navy está en manos del enemigo

LQT Defensa | En 2012 os explicábamos la 'desactivación' del primer portaaviones nuclear de la historia, el USS Enterprise CVN-65, tras más de 51 años de servicio con la Armada de EE.UU. En esa noticia mencionábamos que al momento de la baja era el segundo navío más antiguo en servicio en la Armada americana, sólo por detrás de la fragata USS Constitution, una fragata de 3 mástiles asignada en 1797, que actualmente cuenta 218 años de servicio y es también el buque más antiguo en activo y a flote del mundo.

Pero... ¿Qué buque ocupó el lugar del portaaviones Big E como segundo barco más antiguo en servicio con la US Navy?

USS 'Constitution'

La respuesta es curiosa... muy curiosa. El segundo buque más antiguo de la US Navy en la actualidad es el USS Pueblo. De entrada pensaréis que es un nombre raro para un buque yankee, pero más raro es que este barco esté activo y a su vez esté en manos de la República Popular Democrática de Corea del Norte... desde 1968. No, no es una broma.

El USS Pueblo es/era un barco adscrito a la inteligencia naval como buque de investigación medioambiental de la clase Banner aunque su función real tenia que ver con la interceptación de señales de comunicación. Igual que sus dos buques hermanos fue construido en 1944, originalmente para el Ejército como transporte, siendo reconvertido en los 60' para la Armada.

USS Pueblo en Corea del Norte

En enero de 1968 navegaba cerca de aguas de Corea del Norte con la misión de interceptar comunicaciones de este país y de la flota soviética en la zona. El buque fue interceptado por patrulleros norcoreanos que intentaron abordarlo durante dos horas sin conseguirlo gracias a las maniobras evasivas de los americanos. Al ser un buque de inteligencia no montaba armamento, y el que tenia estaba almacenado. Además, sólo un miembro de la tripulación sabia utilizarlo y para poder hacerlo necesitaba 15 minutos para montar cada pieza. Por este motivo la tripulación no se defendió con armas y se dedicó a destruir la documentación clasificada y equipos que se encontraban a bordo. Según el Teniente Harris, inteligencia del Pueblo, sólo pudieron deshacerse de un pequeño porcentaje de documentación y equipos ya que tenían muchísima acumulada a bordo. Tras disparos de los barcos norcoreanos, que mataron a uno de los 82 tripulantes, el buque fue apresado.

Ningún apoyo fue recibido ya que los aviones más cercanos, curiosamente del USS Enterprise, no estaban configurados para ataque aire-superficie en ese momento, y su alistamiento en la configuración correcta hubiera tardado casi dos horas.

La tripulación estuvo en manos norcoreanas durante 11 penosos meses. Durante ese tiempo fueron torturados y amenazados ante un pelotón de ejecución para conseguir que el Comandante confesara por escrito que habían espiado a Corea del Norte y entrado en sus aguas territoriales, motivo de la interceptación.  Se cree que el apresamiento fue premeditado para hacerse con los instrumentos de inteligencia a bordo del Pueblo, ya que sin ellos la URSS no podía descifrar mucha de la información que conseguía mediante sus espías.


Después de negociaciones a todos los niveles la tripulación fue liberada a través de la zona desmilitarizada que une las dos Coreas, cruzando el punte de no retorno entre los dos países. Una vez liberados tardaron décadas en ser reconocidos con medallas que acreditaran su sufrimiento pues se les quería juzgar por rendirse sin oponer lucha y no destruir el material clasificado, que cayó en manos de la URSS. El Secretario de la Armada declinó la opción alegando que ya habían sufrido demasiado.

En 2015 el buque sigue estando en activo o comissioned en la US Navy, siendo el segundo buque más antiguo y el único en manos del enemigo. En 2005 la diplomacia de ambos países acercó posiciones sobre la repatriación del Pueblo a cambio de una visita de un alto cargo del Gobierno de EE.UU a Corea del Norte. La situación política actual hace pensar que esto no será posible aunque sigue siendo un asunto pendiente para Estados Unidos.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

96 años de la carga del Regimiento de Caballería Alcántara

LQT Defensa | Tal día como hoy hace 96 años, el Regimiento de Caballería Alcántara realiza las primeras cargas contra el enemigo durante el conocido como desastre de Annual, cubriendo la retirada de las tropas españolas. Durante el interminable día posterior, el 23 de julio, el Regimiento quedó a la práctica extinguido tras la muerte del 80% de sus 700 jinetes y la captura de otro 12%. 
91 años después, en 2012, fueron recompensados con la Cruz Laureada de San Fernando colectiva.


Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…