jueves, 25 de junio de 2015

El comandante del MCOE visita las unidades Operaciones Especiales de los Ejércitos y de la Armada.

La visita del general de brigada Jaime Íñiguez Andrade, comandante del Mando Conjunto de Operaciones Especiales, se produce en el marco de las visitas que está realizando a las unidades de operaciones especiales que despliegan en zonas de operaciones y a sus unidades de origen, siendo esta la primera que realiza a las mismas. Su finalidad es conocer de primera mano la labor que desarrollan estas unidades, para poder ejercer desde dicho mando los cometidos que reglamentariamente tiene asignados.
A mediados de junio el general Íñiguez y parte de su Estado Mayor realizó una visita, autorizada por los Ejércitos y Armada, a las tres unidades de Operaciones Especiales: Mando de Operaciones Especiales, Fuerza de Guerra Naval Especial y Escuadrón de Zapadores Paracaidistas.

Durante la visita las tres unidades expusieron su historia, cometidos, estructura organizativa, capacidades e instalaciones de las mismas. También expusieron la visión que tienen del MCOE (Mando Conjunto de Operaciones Especiales) en este momento, al ser un Mando de nueva creación, y lo más importante, que esperaban de él.
También se aprovechó la visita para hacer una exposición, a los cuadros de mando de las unidades, de la evolución de las diferentes células de Operaciones Especiales que han llevado a la creación del MCOE en el Estado Mayor de la Defensa, de sus cometidos y de las actuales capacidades. El general Íñiguez insistió en su voluntad de transparencia en las actuaciones de su Mando para con las Unidades de Operaciones Especiales, así como el efecto multiplicador que tiene para las unidades de Operaciones Especiales la reciente creación del MCOE.
Durante la visita, las unidades se volcaron tanto en las exposiciones teóricas, de material estático, como en las actividades prácticas realizadas, demostrando que el Mando de Operaciones Especiales, Fuerza de Guerra Naval Especial y Escuadrón de Zapadores Paracaidistas tienen un elevado nivel de instrucción, adiestramiento y capacidad de planeamiento, adquirido mediante su continuo despliegue en las diferentes operaciones en el exterior y en su permanentemente disposición a ser empleadas en los lugares que la defensa de España lo necesite.

fuente: EMAD

lunes, 1 de junio de 2015

Finaliza con éxito el ejercicio MARBIFEX-51 en aguas del Golfo de Cádiz

La última semana de mayo de 2015, ha tenido lugar el ejercicio “MARFIBEX 51” en aguas del Golfo de Cádiz y en el Campo de Adiestramiento de la Sierra del Retín. Se trata de un ejercicio de adiestramiento avanzado de de los Estados Mayores embarcados. El ejercicio sirve además, para completar el plan básico de adiestramiento de la unidades. El Grupo de Acción Naval 2 y el Tercio de Armada se constituyen en una Fuerza Anfibia Operativa para estas maniobras.

En esta ocasión han participado unidades de la Brigada de Infantería de Marina, el LHD `Juan Carlos I´, los Estados Mayores de COMGRUP-2 y GEBRIMAR a bordo del `Juan Carlos I´; el BAA `Castilla´, embarcaciones del `Grupo Naval de Playa´ y aeronaves de ala fija y helicópteros de la de la `Flotilla de Aeronaves´. La Unidad de Buceo de Cádiz embarcada en el `Juan Carlos I´ durante todas las fases del ejercicio.
MARFIBEX-51 estuvo dirigido por el contralmirante Antonio Martorell Lacave (COMGRUP-2) y el General de Birgada Javier Hertfelder de Aldecoa (GEBRIMAR). Este ejercio supone una continuación al Adiestramiento elemental iniciado con el ejercicio “ADELFIBEX”. En total han participado 1680 hombres y mujeres.
Fases del Ejercicio
Fase I: en puerto para efectuar un planeamiento operativo entre los dos estados mayores y el embarque de la Fuerza de Desembarco, junto con 142 vehículos y ocho (8) LCM´S del Grupo Naval de Playa.
Fase II: Salida a la mar e incorporación aeronaves, y tránsito hacia Área de Operaciones anfibias del Retín.
Fase III: Adiestramiento básico colectivo centrado en operaciones anfibias, aéreas, y de defensa ante amenaza asimétrica y aérea con un supuesto táctico en tierra. El supuesto táctico derivo en un asalto anfibio que se realizó la noche del 26 de mayo con la posterior toma de los objetivos durante el día siguiente.