viernes, 22 de enero de 2016

Los Eurofighter españoles interceptan dos aeronaves rusas en cielo Báltico

En el marco de la operación policía aérea del Báltico (BAP), los cazas españoles llevaron a cabo el protocolo de actuación para aeronaves no identificadas en el espacio aéreo de responsabilidad. Es la primera misión real que el Destacamento ‘Vilkas’ realiza desde el comienzo de la operación el pasado ocho de enero.
Tras haber detectado la presencia de una aeronave con el transpondedor desactivado, sin plan de vuelo declarado ni contacto radio con las agencias de control de tránsito, el Centro de Operaciones Aéreas Combinadas (CAOC) en Uedem (Alemania) encargado de la vigilancia del espacio aéreo de responsabilidad OTAN en el centro y norte de Europa, lanzó el martes, 19 de enero, la orden de interceptación e identificación de la aeronave.
Así, siendo las 12:27 hora lituana, dos C-16 Eurofighter del DAT ‘Vilkas’ realizaron su primer ‘A-scramble’, despegando de la base aérea de Siauliai para interceptar la aeronave no identificada.
                                                           1ª aeronave identificada

La experiencia y profesionalidad de pilotos y personal de mantenimiento que participa en la operación ‘Baltic Air Policing’ (BAP) se puso una vez más a prueba, facilitando el despegue de los 2 cazas en los tiempos establecidos para este tipo de situaciones. En apenas poco más de diez minutos desde que sonara la alarma, los aviones del Ala 14 se dirigen hacia el punto donde se ha detectado la presencia de la aeronave con la que no se había podido establecer comunicación.
Los C.16 realizaron la interceptación e identificación del avión, confirmando que se trataba de una aeronave IL-20 perteneciente a la Fuerza Aérea Rusa volando dentro del área de responsabilidad hacia Kaliningrado.
Posteriormente, ya en fase de vuelo, el CAOC de Uedem ordenaba la identificación visual de una segunda aeronave con destino San Petersburgo. Los cazas españoles procedieron, comprobando que se trataba de un TU-134 ‘Crusty’.
Tras completar 1 hora y 44 minutos de vuelo los dos cazas se recuperaron en la base de Siauliai sin novedad.
2ª aeronave identificada
Misión ‘Baltic Air Policing’ (BAP)
Preservar la integridad del espacio aéreo de la Alianza es una tarea colectiva. En aquellas naciones que no disponen de todo el espectro de capacidades de Defensa Aérea (Albania, Luxemburgo, Islandia, Eslovenia Letonia, Lituania y Estonia) existen acuerdos que aseguran un único estándar de seguridad dentro del área de responsabilidad de la OTAN.
La misión ‘Baltic Air Policing’ ilustra la capacidad de la Alianza para compartir capacidades. Se desarrolla bajo la dirección del Mando del Componente Aéreo (AIRCOM) en Ramstein (Alemania) y el control operativo del Centro de Operaciones Aéreas Combinadas (CAOC) de Uedem, también desde territorio germano, unidad encargada de la vigilancia del espacio aéreo de la Alianza Atlántica en el centro y norte de Europa. Los cazas españoles controlan el tránsito seguro del tráfico aéreo en un área de aproximadamente 80.000 kilómetros cuadrados.

Desde que comenzara en 2004 hasta 16 países han participado en ella. Es la tercera ocasión en que España lleva a cabo la misión. En dos de las tres ocasiones ha ejercido el papel de nación leader (años 2006 y 2016) desde la base aérea de Siauliai. Desde Ämari (Estonia), ejerció el rol de nación de refuerzo en el año 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada