Ir al contenido principal

Operación 'Eagle Eye' del mando de Defensa y Operaciones Aéreas

El Mando de Defensa y Operaciones Aéreas desplegará seis cazabombarderos F-18, e integrará a la Unidad de Defensa Antiaérea y a la fragata Blas de Lezo, que contribuirán a las operaciones de vigilancia y seguridad en el Área de Operaciones Aérea establecida en la costa del sureste peninsular. 
El próximo diez y once de febrero tendrá lugar la Operación de defensa aérea “Eagle Eye” en la zona sureste peninsular llevado a cabo por el Mando de Defensa y Operaciones Aéreas (MDOA), en el que participan distintas Unidades aéreas, navales y terrestres operando desde sus bases de origen o de despliegue, así como los Centros del Sistema de Mando y Control.
Junto al despliegue en la Base Aérea de Málaga de seis cazabombarderos F-18 pertenecientes al Ala 12 del Ejército del Aire entre los días 10 y 11 de febrero, el MDOA tiene previsto integrar a la Unidad de Defensa Antiaérea (UDAA) del Mando de Artillería Antiaérea (MAAA), que desplegarán en la zona de Almería entre los días 7 y 13 de febrero, y la fragata Blas de Lezo que navegará en aguas del Mar de Alborán entre los días 5 y 15 de febrero. El objeto de estas activaciones, es demostrar la capacidad de estas unidades para contribuir a la vigilancia y seguridad del espacio aéreo nacional.
La UDAA del ET liderada por el RAAA 73 de Cartagena, la componen unos 300 militares pertenecientes a los distintos Regimientos de Artillería Antiaérea del MAAA y su Unidad de Transmisiones, poniendo al servicio del CMDOA un núcleo de Mando y Control con un radar RAC-3D, una Batería NASAMS del RAAA 73, una Batería de cañones SKYDOR 35/90 del RAAA 71, una Batería MISTRAL del RAAA 71 y una Batería HAWK del RAAA 74, todo ello apoyado por un núcleo de Apoyo logístico proporcionado también por el RAAA 73.
La “Blas de Lezo” es el tercer buque de la Clase “Álvaro de Bazán” (Serie F100) y está dotado con el radar multifunción SPY-1D además de diversos sistemas de mando y control. Todos estos elementos proporcionan al buque unas amplias capacidades de exploración aérea que le capacitan para contribuir al sistema de defensa aérea, integrándose como un sensor más de éste y complementando así a los Escuadrones de Vigilancia Aérea del Ejército del Aire. El buque saldrá a la mar con cerca de 200 tripulantes, siendo la tercera integración de este tipo que realiza.
El despliegue se hará coincidir con actividades del Ejército del Aire, contando con la contribución, entre otros, de: Eurofighters del Ala 11 (Morón) y Ala 14 (Albacete), F-18s del Ala 15 (Zaragoza), C-101s del Grupo de Escuelas de Matacán (GRUEMA) desde la Base Aérea de San Javier, D-4 del Ala 49 (Palma), P-3 Orión del Grupo 22 así como con un C-130J del USMC para reabastecimiento en vuelo, ambos operando desde Morón; lo que permitirá poner a prueba y evaluar las capacidades de detección y respuesta.
La experiencia se repetirá en meses posteriores en otras ubicaciones del territorio nacional.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Consejo de Ministros aprueba una nueva condecoración, la medalla de campaña

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se crea la medalla de campaña y se establecen los criterios generales para su concesión.
El objeto de la medalla es reconocer la participación de personal de las Fuerzas Armadas, así como en su caso, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de personal civil nacional y de personal militar y civil extranjero, en operaciones militares y campañas en el exterior, tanto en una coalición nacional como en el marco de organizaciones internacionales, siempre que no tengan ya asociada la concesión de una medalla específica.
La concesión de la medalla de campaña se basará en los tiempos de permanencia en zona de una misma operación (mínimo treinta días) o diez misiones de vuelo sobre la zona de operaciones, contabilizándose un máximo de una misión diaria. A efectos de dicha contabilización, será necesario que el personal haya sido designado o nombrado expresamente para la participación en la operación o campaña.

Tal como establ…

24h en un portaaviones americano (I) - volar y aterrizar en un C-2 Greyhound

En esta y las próximas publicaciones os contaré toda la historia de cómo embarqué en el portaaviones USS John C. Stennis (CVN-74), de la marina de los Estados Unidos (US Navy) y las impresiones de todo lo que hicimos durante la 24 horas que pasamos a bordo de uno de los buques de guerra más impresionantes del mundo, pieza clave y esencial para la defensa de los intereses globales de la primera potencia económica mundial.
El portaaviones CVN-74. Fuente: MC3 Mike Pernick, USS John C. Stennis
El embark o embarque se inició en San Diego (California) la mañana del sábado 21 de abril de 2018 y se alargó un poco más de 24h hasta el domingo 22 de abril a las 14:00. Es decir, también pasamos la noche en la mar y dormimos en el buque.
Llegado a este punto te estarás preguntando... ¿Cómo alguien que vive en España, y no es estadounidense, consiguió llegar hasta aquí? Te lo explico antes de que sigamos con la visita.
En noviembre de 2017 el US Naval Air Forces Command, el Mando encargado de sostener …

Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…