miércoles, 10 de febrero de 2016

Operación 'Eagle Eye' del mando de Defensa y Operaciones Aéreas

El Mando de Defensa y Operaciones Aéreas desplegará seis cazabombarderos F-18, e integrará a la Unidad de Defensa Antiaérea y a la fragata Blas de Lezo, que contribuirán a las operaciones de vigilancia y seguridad en el Área de Operaciones Aérea establecida en la costa del sureste peninsular. 
El próximo diez y once de febrero tendrá lugar la Operación de defensa aérea “Eagle Eye” en la zona sureste peninsular llevado a cabo por el Mando de Defensa y Operaciones Aéreas (MDOA), en el que participan distintas Unidades aéreas, navales y terrestres operando desde sus bases de origen o de despliegue, así como los Centros del Sistema de Mando y Control.
Junto al despliegue en la Base Aérea de Málaga de seis cazabombarderos F-18 pertenecientes al Ala 12 del Ejército del Aire entre los días 10 y 11 de febrero, el MDOA tiene previsto integrar a la Unidad de Defensa Antiaérea (UDAA) del Mando de Artillería Antiaérea (MAAA), que desplegarán en la zona de Almería entre los días 7 y 13 de febrero, y la fragata Blas de Lezo que navegará en aguas del Mar de Alborán entre los días 5 y 15 de febrero. El objeto de estas activaciones, es demostrar la capacidad de estas unidades para contribuir a la vigilancia y seguridad del espacio aéreo nacional.
La UDAA del ET liderada por el RAAA 73 de Cartagena, la componen unos 300 militares pertenecientes a los distintos Regimientos de Artillería Antiaérea del MAAA y su Unidad de Transmisiones, poniendo al servicio del CMDOA un núcleo de Mando y Control con un radar RAC-3D, una Batería NASAMS del RAAA 73, una Batería de cañones SKYDOR 35/90 del RAAA 71, una Batería MISTRAL del RAAA 71 y una Batería HAWK del RAAA 74, todo ello apoyado por un núcleo de Apoyo logístico proporcionado también por el RAAA 73.
La “Blas de Lezo” es el tercer buque de la Clase “Álvaro de Bazán” (Serie F100) y está dotado con el radar multifunción SPY-1D además de diversos sistemas de mando y control. Todos estos elementos proporcionan al buque unas amplias capacidades de exploración aérea que le capacitan para contribuir al sistema de defensa aérea, integrándose como un sensor más de éste y complementando así a los Escuadrones de Vigilancia Aérea del Ejército del Aire. El buque saldrá a la mar con cerca de 200 tripulantes, siendo la tercera integración de este tipo que realiza.
El despliegue se hará coincidir con actividades del Ejército del Aire, contando con la contribución, entre otros, de: Eurofighters del Ala 11 (Morón) y Ala 14 (Albacete), F-18s del Ala 15 (Zaragoza), C-101s del Grupo de Escuelas de Matacán (GRUEMA) desde la Base Aérea de San Javier, D-4 del Ala 49 (Palma), P-3 Orión del Grupo 22 así como con un C-130J del USMC para reabastecimiento en vuelo, ambos operando desde Morón; lo que permitirá poner a prueba y evaluar las capacidades de detección y respuesta.
La experiencia se repetirá en meses posteriores en otras ubicaciones del territorio nacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada