miércoles, 2 de marzo de 2016

El P-44 “Tornado”, primer buque extranjero que recibe combustible en la mar de la marina china

Por primera vez en la historia, China hace esta maniobra con una marina extranjera. El buque español se encuentra desplegado en ‘Atalanta’, la operación anti-piratería de la Unión Europea, mientras que el petrolero chino “PLAN TAIHU” forma parte de una agrupación naval china que también actúa en la zona.
El petróleo en la mar es una complicada maniobra en la que un buque logístico, normalmente un petrolero suministra combustible a otros buques, para evitar que los buques entren en puerto y facilitar así que estén navegando durante más tiempo. La maniobra comienza con el buque logístico navegando a rumbo y velocidad constantes mientras que los buques que van a suministrarse se aproximan hasta quedar navegando en paralelo con él; momento en el que reciben una manguera por donde llegará el combustible. La dificultad estriba en mantener la velocidad, rumbo y posición relativa respecto al buque logístico, ya que la mar no suele estar siempre “como un plato”
En esta ocasión, al participar por primera vez un buque de la Armada china, la coordinación ha tenido que ser mayor. Se ha realizado también un ejercicio conjunto en el que han intervenido buques de China, Alemania y España
En este ejercicio conjunto de la Marina China y la Unión Europea, tomaron parte la fragata china PLAN “DAQUING” con su helicóptero “Harbin Z-9” (versión china del “Dauphin”), el petrolero chino PLAN “TAIHU”, la fragata alemana FGS “ERFURT” y el Buque de Acción Marítima “TORNADO” con su helicóptero “Seahawk”.
La colaboración y coordinación entre las diferentes agrupaciones navales desplegadas en esta zona con un tráfico naval estratégico es habitual e imprescindible.
Helicóptero chino volando cerca de la formación

El objetivo del ejercicio era profundizar en el intercambio y cooperación en la lucha contra la piratería, mejorar en la interoperabilidad contra la piratería combinada entre la Marina China y las fuerzas de la Unión Europea (EUNAVFOR) y familiarizarse con los procedimientos y métodos de mando y control en las operaciones contra la piratería.
El Tornado y el petrolero chino intercambiaron cuatro oficiales con el objetivo de asegurar la perfecta ejecución de la maniobra. Al ser la primera vez en la Historia que la Marina china daba combustible a un buque que no fuera de su propio país, era necesario comprobar in situ la perfecta compatibilidad de los diferentes sistemas y métodos.
El ejercicio de petróleo en la mar resultó un éxito, llevado a cabo con agilidad y buena coordinación. Asimismo, sirvió para comprobar que los sistemas OTAN-Marina China son compatibles para realizar reabastecimiento de combustible en la mar.
El barco español estuvo 40 minutos a una distancia lateral de 45 metros y 12 minutos conectado con la manguera de combustible al petrolero Chino de 23.000 toneladas. La mayor parte de este tiempo la fragata alemana se encontraba al costado a la misma distancia por la otra banda, lo que requería aún mayor coordinación y dificultad.
Después de los ejercicios de Aprovisionamiento en la mar, cabe destacar el ejercicio de evoluciones que realizaron las cuatro unidades. En este ejercicio se adoptaron formaciones de todo tipo con una rapidez y disciplina llamativa para marinas que no habían colaborado nunca antes.
A continuación se realizó un ejercicio de escolta contra piratería, en el que el petrolero chino simulaba la unidad valiosa y los tres escoltas junto con los dos helicópteros adoptaban una formación con objeto de optimizar al máximo sus sensores y armas.
Finalmente, se dieron honores al almirante jefe de la fuerza China en la zona; como es normal entre buques de diferentes Armadas. En la pasada participaron los cuatro barcos de guerra, con todas sus dotaciones formadas y saludando a lo largo de toda la eslora de las unidades. Además los dos helicópteros realizaron un pasada a toda la fuerza, concluyendo así la colaboración entre la Marina China y EUNAVFOR.
El ‘Tornado’ es el más moderno de los cuatro buques de acción marítima. Construido por Navantia en la factoría de San Fernando (Cádiz) y entregado a la Armada en julio de 2012, tiene una eslora de 93,90 metros y una manga de 14,20 metros. Los buques de esta clase están diseñados para llevar a cabo misiones de control de tráfico marítimo, protección al tráfico mercante, vigilancia y control de pesca, control y neutralización de la piratería así como operaciones contra el narcotráfico.
El ‘Tornado’ tiene previsto estar desplegado en el Cuerno de África hasta mitad de mayo. Durante este tiempo, protegerá al tráfico mercante vulnerable, impedirá los actos de piratería, vigilará las zonas de pesca y apoyará a otras misiones europeas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada