sábado, 30 de abril de 2016

Navantia pone las quillas del 5º y 6º BAM para la Armada española

Navantia celebró ayer las puestas de quilla de los dos Buques de Acción Marítima Oceánicos (BAM) para el Ministerio de Defensa. Ambos hitos han tenido lugar a las 12 horas de forma simultánea en los astilleros de San Fernando y Ferrol, donde se están construyendo los buques 5º y 6º respectivamente. Está previsto que la botadura de ambos barcos se celebre en el primer semestre de 2017.
La orden de ejecución de la extensión del programa de los BAM fue firmada en diciembre de 2014 y supone la vuelta de Navantia a la contratación militar con la Armada Española, tras más de 8 años.
Este contrato supone 2,2 millones de horas de trabajo tanto para la plantilla propia como para la industria auxiliar. Durante el período de construcción se generarán cerca de 1.350 empleos directos e indirectos. De ellos, más de 250 serían empleados directos de Navantia y más de 1.050 empleados de la industria auxiliar y otros suministradores.

Garantiza la continuidad del programa iniciado en 2006
El presidente de Navantia, José Manuel Revuelta, destacó que “con esta extensión de dos buques adicionales de la primera serie no sólo se recupera la contratación por parte del Ministerio de Defensa sino que además se asegura la continuidad del programa de los BAM iniciado en agosto de 2006”.
Con respecto a la situación de la Compañía, dijo que “la situación de carga de trabajo de la compañía ha cambiado, y se está consolidando su proceso de transformación para ser una empresa de construcción naval, competitiva y sostenible, eminentemente militar pero también civil, internacional y con capacidad de diversificación productiva”.

Mejoras en la serie
Estos dos buques forman parte de la extensión de la primera serie de los BAM, que se unirán a las cuatro unidades ya existentes a partir del 2018, e incorporan todas las medidas en materia de normativa MARPOL sobre medio ambiente, como son los nuevos motores propulsores, auxiliares y de emergencia, así como la planta TAR de tratamiento de aguas residuales.
Asimismo, incorporará mejoras encaminadas a la disminución del peso, nuevos equipos derivados de la obsolescencia, adecuación para una dotación mayor y la aplicación de la normativa actualizada sobre prevención y seguridad operativa.
Se trata de un buque de tamaño medio, altas prestaciones, gran versatilidad en cuanto a misiones, alto nivel de comunalidad con otros buques de la Armada y con un coste de adquisición y del ciclo de vida reducido.
Sus principales misiones son:
  • Protección y escolta de otros buques
  • Control del tráfico marítimo
  • Control y neutralización de acciones terroristas y de piratería
  • Operaciones contra el narcotráfico y el tráfico de personas
  • Operaciones de rescate y salvamento marítimo
  • Apoyo a situaciones de crisis y ayuda humanitaria
  • Control de la legislación de pesca
  • Control de la legislación medioambiental y anti-polución
Principales características:
  • Desplazamiento plena carga:2765 ton
  • Eslora: 93,9 metros
  • Manga: 14,2 metros
  • Puntal: 7,2 m

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada