Ir al contenido principal

Accidente mortal de un F-18 y eyección de un piloto de F-16 en un día negro para la aviación militar de EE.UU

Los dos incidentes ocurren sólo una semana después de que 2 aviones F-18 Super Hornet chocaran en el aire en unas maniobras en Carolina del Norte.

LQT Defensa | El pasado 2 de junio de 2016 las Fuerzas Armadas de los EE.UU, concretamente sus fuerzas aéreas y navales, vivieron una accidentada jornada en dos incidentes graves ocurridos en distintos puntos del país.

El más grave fue la caída de un avión de combate F/A-18 Hornet de la patrulla acrobática de la Armada, conocidos como los US Navy Blue Angels.

El accidente ocurrió a las 3:01pm durante los ensayos de la exhibición que estaba prevista para los días 4 y 5 de junio en el aeropuerto de Smyrna, en el estado de Tennessee, cuando por causas que se desconocen el avión nº 6 se precipitó contra el suelo momentos después del despegue causando una gran bola de fuego y humo a su alrededor. El piloto del aparato, el Capitán de los Marines Jeff Kuss, no consiguió eyectar su asiento y murió en el acto. Contaba con más de 1.400 horas de vuelo en su historial y formaba parte de los Blue Angels desde 2014, previamente había estado desplegado en Afganistán.

            Foto 1: Bola de fuego tras el impacto. Foto 2: 4 F-18 pasan en formación por encima del punto de impacto.

Los Blue Angels se encargan de representar a la Armada de los EE.UU en exhibiciones aéreas por todo el país, están equipados con aviones de combate bimotores F-18 salidos de la flota de la propia US Navy, con sus pertinentes modificaciones. Los miembros de esta unidad son pilotos navales, tanto de la Armada como de los Marines.

Blue Angels en acción


Lejos de allí, en el estado de Colorado, en la mañana del mismo día 2 de junio un avión F-16 de la Fuerza Aérea de Estados Unidos se estrellaba en un campo cercano a una carretera. El avión perteneciente a la patrulla acrobática de la US Air Force, los Thunderbirds, acababa de sobrevolar la ceremonia de graduación de los cadetes de la Academia de la Fuerza Aérea, en la que el Presidente de los EE.UU, Barack Obama, pronunció un discurso.

El aparato monomotor se precipitó al suelo, pudiendo el piloto dirigirlo hacia una zona deshabitada antes de eyectarse con éxito del aparato. El avión quedó en aparente 'buen estado' aunque ha sido declarado como una perdida total. El piloto, el Comandante de la Fuerza Aérea Alex Turner, salió ileso del incidente y fue visitado por el mismo Presidente horas después en el hospital donde se le practicaba una chequeo médico por seguridad. 

Foto 1: piloto eyectado en paracaídas. Foto 2: avión estrellado.

Se da la casualidad de que en este incidente el avión implicado también era el nº 6 de su unidad. Más casualidad aún tiene que el avión implicado en un accidente similar en 2003 fuera también el nº 6 de la patrulla. De ese incidente quedó una foto para la historia, con el piloto eyectándose a 1 segundo de impactar contra el suelo después de realizar una maniobra sin tener en cuenta la diferencia entre la altura sobre el nivel del mar a la que se encontraba la zona de exhibición en Idaho, distinta a la de la base habitual de la unidad, que impidió realizar correctamente el giro por falta de altitud real, provocando que se estrellara el aparato sin consecuencias para el piloto.

Accidente de 2003.

Estos supone que en un mismo día ambas patrullas acrobáticas de EE.UU sufrieron un accidente con pérdida de aviones y por desgracia de un piloto. Esto se suma al incidente ocurrido el pasado 26 de mayo, cuando, por un error, dos aviones F-18 Super Hornet biplaza de la Armada estadounidense cayeron sobre el mar cerca de la costa de Carolina del Norte. Los aparatos se tocaron en el aire durante unas maniobras obligando a los 4 tripulantes a eyectarse. Posteriormente fueron rescatados por un helicóptero de la US Coast Guard. Este incidente supuso la pérdida de otros dos aviones F-18, lo que hace un total de 4 aviones en 1 semana.


Fuentes:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

96 años de la carga del Regimiento de Caballería Alcántara

LQT Defensa | Tal día como hoy hace 96 años, el Regimiento de Caballería Alcántara realiza las primeras cargas contra el enemigo durante el conocido como desastre de Annual, cubriendo la retirada de las tropas españolas. Durante el interminable día posterior, el 23 de julio, el Regimiento quedó a la práctica extinguido tras la muerte del 80% de sus 700 jinetes y la captura de otro 12%. 
91 años después, en 2012, fueron recompensados con la Cruz Laureada de San Fernando colectiva.


Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…