viernes, 1 de julio de 2016

La Compañía de Carros del Tercio de Armada cumple 50 años


En estos días se ha inaugurado, en el túnel de la entrada principal del Cuartel de Batallones de San Fernando (Cádiz), una exposición conmemorativa del 50º Aniversario de la Compañía de Carros del Tercio de Armada. La exposición, organizada por la Compañía de Armas del Tercer Batallón Mecanizado de Desembarco, depositaria del legado de la Compañía de Carros, en colaboración con la Sala Histórica del Tercio de Armada, consta de fotografías, banderines, equipos, documentación y diferentes recuerdos que resumen las cinco décadas de servicio de la Compañía.
En la mañana del 24 de junio y presidido por el Teniente Coronel Comandante del Batallón tuvo lugar en la Plaza de Armas ‘Capitán Molinero’ del Tercio de Armada un acto militar conmemorativo del aniversario. Al mismo asistieron, además de representantes de los diferentes Batallones y Grupos del Tercio de Armada, numerosos antiguos componentes de la Compañía tanto en activo como en la reserva y retiro.
El General (R) Pardo de Donlebún hizo entrega de un pergamino con todos los nombres de los capitanes que han mandado esta unidad especializada de la Infantería de Marina Española.
Sobre la Compañía de Carros del Tercio de Armada
En agosto de 1.966 fue activada, dentro del Grupo Especial, la Compañía de Carros de Infantería de Marina. El primer carro con que contó la unidad fue el M48A1, que fue repotenciado al nivel A3 entre 1.976 y 1.977. En 1985 se recibieron los carros ligeros de origen británico Alvis Scorpion. Estos vehículos constituyeron una compañía independiente, pero al poco tiempo se integraron en la Compañía de Carros del Grupo Mecanizado Anfibio. Tras una intensa vida operativa fueron cedidos a la Armada Chilena en 2008.
En 1993, como resultado del Tratado FACE de reducción de armas convencionales, el Tercio de Armada recibió, dieciséis unidades del carro M60A3TTS procedentes de los arsenales del US Army en Alemania y que fueron sometidos a un completo proceso de revisión y actualización de sistemas. El M60 tiene su origen en el primer T26/M26 de 1944 y en los desarrollos sucesivos M47 y M48 en los que se comporta como un carro convencional.
Hoy en día, la clave en la lucha acorazada radica en detectar al enemigo antes de que éste te detecte a ti, y abatirlo inmediatamente a la mayor distancia posible antes de que dispare primero. Aquí es donde el M60A3 TTS juega su principal baza. El sistema de visores combinado con el computador balístico, permite a este carro alcanzar un blanco al primer disparo con bastante facilidad, independientemente de que tanto el vehículo que dispara como el blanco estén en movimiento o de las condiciones de visibilidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada