martes, 28 de agosto de 2012

'Vida a bordo'. el P-43 sígue su navegación hacia el Índico.

Vida a  bordo día 24 de agosto de 2012

“Fue breve, pero bonito mientras duró”…y no me refiero a ningún amor de juventud, si no a nuestra estancia en Creta. A pesar de, lamentablemente, no haber estado más que apenas un día, la dotación ha disfrutado francamente de este puerto, que nos recibió con sus mejores galas veraniegas en forma de calor, playas y terrazas a pie de mar donde cenar o tomarse algo con los compañeros (incluso alguno ya empieza a ser hasta amigo…). También se empiezan a descubrir facetas ocultas, que bien podrían hacer a más de uno acabar en concursos de talento tipo “Tú sí que vales”, dado lo profesional de sus trucos de magia. El otro gran atractivo de este puerto era aprovechar para ir al NEX (el “Carrefour” de la Navy americana) donde hicieron su agosto particular con la gente de la dotación, ya que quien más y quien menos salió con un par de bolsas bajo el brazo y algo menos de dinero en los bolsillos (doy fe de que cuando llegué yo, algo más tarde que el resto, ya había alguna estantería vacía).


Pero inevitablemente se tenía que acabar y al largar amarras, dejamos atrás Europa y en unos días el Mediterráneo, y ponemos rumbo a otros mares, océanos y culturas, que surcaremos durante los próximos meses. Pronto cruzaremos el Canal de Suez, adentrándonos en el Mar Rojo, donde comenzará nuestra verdadera misión. De ahí, cruzando el estrecho de Bab-el-Mandeb, al Golfo de Adén y Océano Índico. Hasta ese momento nuestro principal objetivo será seguir conjuntándonos y lograr que los quehaceres diarios y rutinarios se consigan hacer casi de forma mecánica, sin pensar, lo que hará que en momentos de tensión logremos llevar a cabo nuestra tarea con rapidez, fiabilidad y seguridad. Por ello, durante los días que tenemos por la proa, continuaremos poniendo el acento en el adiestramiento en áreas diversas, como operaciones con el helicóptero, manejo de las embarcaciones, ejercicios de tiro o control de averías en los equipos de máquinas.

Pero como “lo cortés no quita lo valiente”, seguro que tampoco nos falta tiempo de ocio, y que podemos seguir avanzando pasos con nuestra “operación bikini”, a pesar de los esfuerzos del personal de cocina por que salgamos perdedores de tal batalla.


fuente: Armada española.

* @Lqt_blog y facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada