martes, 1 de agosto de 2017

El nuevo 'Air Force One' será un B747-8 de la quebrada aerolínea rusa Transaero

Por acción, omisión, o pura casualidad, Rusia está muy presente en el mandato de Donald Trump.

LQT Defensa | Estados Unidos lleva tiempo buscando reemplazo para sus dos B747, VC-25 en denominación militar, que actúan como 'Air Force One' cuando el Presidente de los EEUU se encuentra a bordo. Las dos unidades militares, altamente modificadas sobre la base de dos B747-200, entraron en servicio en 1990, siendo iniciada su fabricación en 1986.

Como todo programa de Defensa está sujeto a explicables e inexplicables sobrecostes, retrasos y otras sorpresas. Entre otras los tuits de Donald Trump pidiendo cancelar el programa por su alto coste, poniendo en un apriete al todopoderoso fabricante de aviones estadounidense, Boeing. Pero a pesar del ruido, nada se había hablado del tema en 2017.


Nada hasta hoy, cuando el portal Defense One ha sacado a la luz las avanzadas negociaciones de la Fuerza Aérea de Estados Unidos (USAF) y Boeing para la adquisición de los 2 aviones B747-8 de pasajeros que la aerolínea rusa Transaero encargó en 2013, dos años antes de quebrar y mandar gran parte de su flota al flamante aeropuerto de Teruel, donde esperan nuevo propietario. 
No es el caso de los dos aviones que pretende comprar la USAF, estos se encuentran almacenados en el desierto de Mojave (California), esperando que alguien los ponga donde se merecen, en el aire. Y es que con la quiebra de Transaero estos aviones no llegaron a salir nunca de EEUU ni del inventario de Boeing. Una vez fabricados, fueron puestos en marcha, probados, y almacenados a la espera de otro comprador.

Uno de los dos aviones ex-Transaero durante un vuelo de pruebas.

Aquí es donde entra la USAF, que con el ánimo de abaratar los costes de adquisición se ha fijado en estas dos unidades, valoradas en 386 millones de dólares por avión, pero por las que podría conseguir un buen descuento. De confirmarse esta adquisición se pondría en marcha el proceso de transformación de estos aviones en fortalezas aéreas, con un gasto multimillonario, pero mucho antes de lo que estaba previsto en caso de tener que fabricarlos desde cero. Esto podría suponer que, en caso de ser reelegido, Donald Trump podría llegar a volar en los nuevos 'Air Force One', cosa impensable hace unos meses.

Air Force One actual, VC-25.

No hay comentarios:

Publicar un comentario