jueves, 5 de enero de 2017

Un bombardero B-52 pierde un motor en pleno vuelo

En el transcurso de un vuelo de entrenamiento, no hubo que lamentar heridos.

LQT Defensa | Un bombardero B-52 de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) tiró ayer un proyectil poco habitual, uno de sus 8 motores Pratt & Whitney. Sucedió en un vuelo de entrenamiento cerca de su base, en Minot (Dakota del Norte), el bombardero declaró una emergencia al comprobar que uno de sus motores se había precipitado al vacío. El aparato puedo volver a su base y aterrizar con normalidad, sin provocar daños humanos ni materiales.

B-52 en vuelo.

El aparato, un super bombardero B-52H con más de 50 años de servicio, está equipado con 8 motores TF33-P-3 turbofan. Esta es la versión más moderna del legendario bombardero de la Guerra Fría, la única que queda en servicio, totalizando actualmente 76 aviones de los 744 que se construyeron de todas las versiones. El más moderno salió de la cadena de montaje en 1962. La USAF pretende tenerlos en servicio hasta 2040, cuando está previsto que entre en servicio el futuro B-21 Raider, actualmente en desarrollo.

Tras el incidente se ha ordenado una investigación por parte del jefe de la unidad, la 5ª Ala de bombarderos. Un helicóptero Huey UH-1N de la 91ª Ala de Misiles, de la misma base, fue enviado para localizar los restos del motor, confirmando que había caído en una zona deshabitada, quedando sus partes repartidas por la zona.

Los motores van montados de dos en dos.

Se de la circunstancia que el pasado mes de mayo un bombardero de esta misma unidad se estrelló al despegar de la Isla de Guam, en el Pacífico, dándose por perdido el aparato pero sobreviviendo toda la tripulación.

De seguir este ritmo de incidentes podría provocar que la USAF tuviera que 'resucitar' más aviones B-52H de los que se encuentran almacenados en el desierto de Arizona, tal y como ya tuvo que hacer en 2015 tras la perdida de otro aparato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada