lunes, 3 de agosto de 2009

Vida a bordo: Operación "Atalanta", Petrolero "Marqués de la Ensenada" (A-11).

Hoy hemos comenzado el día con mala mar, el viento soplaba fresco de suroeste y las olas superaban los dos metros de altura.

Por la mañana, hemos realizado un ejercicio de zafarrancho de combate simulando un incendio en uno de los sollados de marinería. De nuevo todo el personal ocupó sus puestos y el trozo de seguridad interior atacó la incidencia. Después de comer, el personal de Infantería de Marina embarcado ha realizado un ejercicio de tiro para mantener su alto nivel de adiestramiento.

Hoy queríamos destacar la labor de uno de nuestros miembros de la dotación, el marinero Alejandro Orlas, nuestro panadero. En el barco cada día se hace pan para las más de cien personas que estamos embarcadas. Este marinero tiene un horario distinto al resto de la dotación, de nueve de la noche a nueve de la mañana. Aunque nunca está solo, no comparte la actividad diaria con el resto de la Dotación.

Alejandro se encarga de hacer tanto el pan para toda la dotación, como el buenísimo refuerzo nocturno. El refuerzo normalmente consiste en los llamados “preñaditos”, que es un mollete de pan con chorizo o queso dentro. Este refuerzo se lo toma el personal que entra de guardia por la noche, bien a las 12 para la guardia de media o a las 4 para la guardia de alba; aunque al de la guardia de media siempre hay algún despistado que le mete mano, por lo que se intenta hacer alguno de más para que nadie se quede sin su porción.

Es un trabajo duro, pero puede tener por seguro que no es desagradecido, porque todos apreciamos que cada día que pasa haga un pan más bueno y todas las noches el personal de guardia está deseando comer esos refuerzos tan típicos de nuestra Armada.

fuente: Armada española

nota--> Durante el mes de agosto el número de entradas publicadas no será el habitual, nos volveremos a encontrar a todo gas a finales de mes.

*a otra cosa mariposa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada