jueves, 27 de enero de 2011

EL BATALLÓN DE HELICÓPTEROS DE MANIOBRA III (BHELMA III) CUMPLE 100.000 HORAS DE VUELO.

Desde el primer vuelo que realizó para su traslado a la Base de Agoncillo (La Rioja) en 1974 hasta nuestros días, esta Unidad de Helicópteros ha realizado un total de 100.000 horas de vuelo en los diferentes modelos de helicóptero que ha tenido en dotación, siempre adaptándose a las exigencias de las misiones encomendadas y especialmente, desde 1991, a su participación en operaciones en el exterior.

Amanece en HeratMisión en Farah

Su dilatado historial de vuelo se ha realizado tanto en las propias zonas de instrucción en La Rioja y alrededores, como en numerosas actividades fuera de la Base en toda España y en el extranjero, especialmente en zonas de montaña (los Pirineos son escenario frecuente de sus vuelos).

Batallón de Helicóteros de Maniobra III

Fotografía: Francisco Francés

A lo largo de su historia, el BHELMA III ha participado en las operaciones multinacionales “Provide Confort” en Irak en 1991, Charlie-Sierra y Eufor-Althea en Bosnia-Herzegovina entre 1998 y 2008, Sierra-Kilo en Kosovo en 2000 y Romeo-Alfa en Afganistán entre 2006 y 2010. Y en las operaciones nacionales Romeo-Sierra de restitución del “statu quo” del islote Perejil y “Prestige”, colaborando en las tareas de limpieza del litoral gallego, ambas en 2002 y Romeo-Mike de vigilancia de vía férreas en 2004.

Apoyo Mutuo

En la actualidad, la participación del BHELMA III en misiones internacionales, aportando unidades de helicópteros a los contingentes españoles que despliegan en el exterior, constituye el principal cometido de la Unidad: prepararse para las diferentes rotaciones en dichos destacamentos, como de nuevo sucederá el próximo mes de marzo en la vigésima rotación de ASPUHEL en Afganistán.

Las 100.000 horas de vuelo que hoy, 26 de enero de 2011, cumple el Batallón, son fruto del esfuerzo de varias generaciones de pilotos, mecánicos y personal de apoyo, que han tenido como guía la excelencia en su trabajo y como preocupación permanente, el lograr la máxima seguridad en todos los vuelos. La montaña, escenario frecuente de sus vuelos, así lo exige.

Batallón de Helicóteros de Maniobra III

Fotografía: Francisco Francés

El alcanzar hoy este importante hito supone para el BHELMA III un motivo de estímulo para mirar al futuro y encarar con ilusión los nuevos retos a los que tendrá que hacer frente, y cuyos máximos exponentes serán mantener el esfuerzo del despliegue de los destacamentos de helicópteros en las misiones de Afganistán y Líbano y culminar con éxito el proceso de transición al nuevo helicóptero NH-90.

fuente: Ejército de Tierra.

*a otra cosa mariposa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada