Ir al contenido principal

El ‘Juan Sebastián de Elcano’ cumple 85 años de su viaje inaugural coincidiendo con la escala del buque en Panamá.

El buque escuela ‘Juan Sebastián de Elcano’ llegó ayer a la ciudad panameña de Balboa para participar en los actos de conmemoración del V centenario del descubrimiento del Pacífico por el explorador español Núñez de Balboa. La última vez que se visitó este puerto panameño fue en el año 2008. Esta es la vigésimo tercera escala en el puerto de Balboa.

Además, el buque de la Armada española cumple hoy 85 años del inicio de su viaje inaugural en el año 1928.


Hasta la fecha, en sus 85 años de historia, el ‘Juan Sebastián de Elcano’ ha realizado 83 Cruceros de Instrucción. En diez de ellos ha dado la vuelta al mundo. Además, ha recalado en más de 70 países distintos, realizando unas 1.140 visitas a puerto. El total de millas navegadas supera el millón seiscientas sesenta mil y el tiempo total en la mar supone más de 34 años de navegación continua.

El primer Crucero de Instrucción
El 29 de febrero de 1928 se entrega a la Armada el emblemático buque escuela. Su comandante era el capitán de fragata Manuel de Mendívil y Elio.

El bautismo de mar se realizó mes y medio después de su entrega y tuvo una gran relevancia al contar a bordo con S.M. el Rey Alfonso XIII, que quiso hacer la primera singladura de Cádiz a Málaga. Durante aquel crucero se visitaron los puertos de Cádiz, Málaga, Sevilla, Las Palmas, Santa Cruz de Tenerife y Pasajes. Se navegaron 5.769 millas náuticas repartidas en 57 singladuras, con una velocidad media de 4,2 nudos y un 10 por ciento de navegación a vela.

Cruzando el canal de Panamá.

Tras el desembarco de Alfonso XIII en Málaga, el buque prosiguió con su viaje inaugural, remontando el río Guadalquivir para recalar en Sevilla y asistir a la Exposición Universal que se celebraba en la ciudad en aquellas fechas.

Desde Sevilla se hizo nuevamente a la mar hacia las islas Canarias, visitando Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife.

Después de abandonar la isla de Tenerife estuvo cuarenta días en la mar navegando entre el archipiélago de las Canarias y el de las Azores hasta que el día 4 de julio arribó a San Sebastián para recibir la bandera de combate, donada por la Diputación Provincial de Guipúzcoa. La madrina del acto fue la Infanta Beatriz de Borbón.

Tras dejar Pasajes, el buque arribó nuevamente a Cádiz el 15 de julio, dirigiéndose seguidamente al Arsenal de La Carraca en San Fernando para llevar a cabo la limpieza de la obra viva.

Ese mismo año, tras recibir a la primera promoción de guardiamarinas, el ‘Juan Sebastián de Elcano’ se hizo a la mar para iniciar su Primer Crucero de Instrucción y primera circunnavegación siguiendo la ruta opuesta a la realizada por Magallanes-Elcano. Esta primera vuelta al mundo se realizó entre el 1 de agosto de 1928 y el 28 de mayo de 1929.


fuente: Armada española.

* Sígue la actualidad de Defensa desde Twitter @Lqt_blog y facebook.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Consejo de Ministros aprueba una nueva condecoración, la medalla de campaña

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se crea la medalla de campaña y se establecen los criterios generales para su concesión.
El objeto de la medalla es reconocer la participación de personal de las Fuerzas Armadas, así como en su caso, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de personal civil nacional y de personal militar y civil extranjero, en operaciones militares y campañas en el exterior, tanto en una coalición nacional como en el marco de organizaciones internacionales, siempre que no tengan ya asociada la concesión de una medalla específica.
La concesión de la medalla de campaña se basará en los tiempos de permanencia en zona de una misma operación (mínimo treinta días) o diez misiones de vuelo sobre la zona de operaciones, contabilizándose un máximo de una misión diaria. A efectos de dicha contabilización, será necesario que el personal haya sido designado o nombrado expresamente para la participación en la operación o campaña.

Tal como establ…

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…