jueves, 30 de julio de 2009

Andrés INIESTA visita la Base Aérea de Albacete (Ala 14).

(Pep Morata www.elmundodeportivo.es)

No llegó a enfundarse un traje Anti G, capaz de soportar fuerzas de 4 Gs (que mueven de ubicación el corazón y el hígado unos 4 centímetros) y de 7 Gs (cuando se revientan los capilares de la piel), pero Andrés Iniesta respondió a la invitación del teniente Juan Ramón Ruiz García y visitó la Base Aérea de Albacete Ala 14, donde fue recibido por el coronel Cillero, jefe de la Base Aérea, el teniente coronel De la Torre, el comandante Massó y demás personal del Ala 14.
Acompañado de su padre, José Antonio, que tiene pavor a las alturas, se sintió por una vez como un piloto de las pelis de la Segunda Guerra Mundial cuando tuvo el privilegio de subir al Avión Mirage F1 del 142 Escuadrón, un modelo histórico con más de 30 años sirviendo al Ejército y a la espera de que éste incorpore el moderno Eurofighter.

El coronel Cillero le confesó que un piloto no puede aguantar un combate de más de una hora aunque le dijo que "quizás tú sí podrías porque estás muy bien físicamente". Poco antes le explicaron el mecanismo de los poderosos motores a reacción, la utilidad de todas las armas, incluido un misil inteligente, aunque cuando más disfrutó fue en la pantalla virtual del simulador con Ruiz García como maestro.

fuente: elmundodeportivo.es (más fotos).

*a otra cosa mariposa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada