martes, 28 de febrero de 2012

S.A.R. el Príncipe de Asturias preside el acto central del 475º aniversario de la creación de la Infantería de Marina.

Su Alteza Real el Príncipe de Asturias, acompañado por el Ministro de Defensa, ha presidido hoy en Cartagena el acto central organizado por la Armada para conmemorar el 475 Aniversario de la creación de la Infantería de Marina española, la más antigua del mundo, cuyo origen se remonta a una disposición dictada por el Rey Carlos I en 1537.

laverdad.es Fuente: ANTONIO GIL
 La ceremonia ha contado, además, con la presencia del presidente de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, y de la alcaldesa de Cartagena, Pilar Barreiro. Por parte de la Armada, han estado presentes el almirante jefe de Estado Mayor de la Armada, almirante Manuel Rebollo, el almirante de la Flota, almirante Santiago Bolíbar, y el Comandante General de Infantería de Marina, general de división Pablo Miguel Bermudo.

 laverdad.es Fuente: ANTONIO GIL

Tras recibir los honores de ordenanza y pasar revista a la fuerza, Don Felipe ha impuesto la Cruz al Mérito Naval con distintivo rojo al capitán de Infantería de Marina, Rafael López de Anca García, jefe del equipo que participó en el rescate de la ciudadana francesa Evelyn Colombo, secuestrada por piratas somalíes en aguas del Índico. Junto a él han sido también distinguidos con un diploma el cabo 1º Fernando del Monte, el cabo 1º Raúl Jiménez, el cabo Christian Fernando Lozada, y los soldados Diego Fernando Gallego y Miguel Moro, todos ellos miembros del equipo de Guerra Naval Especial que la liberó y que viajaba embarcado en el Buque ‘Galicia’.


El Príncipe de Asturias ha podido saludar personalmente a Evelyn Colombo, que ha querido asistir al acto como muestra de agradecimiento a los hombres que la rescataron de sus secuestradores el pasado 10 de septiembre de 2011.

La ceremonia ha concluido con el desfile de la fuerza y el traslado de las autoridades al Museo Naval de Cartagena para visitar la exposición conmemorativa.



La Infantería de Marina más antigua del Mundo

El rey Carlos I dictó una disposición el 27 de febrero de 1537 por el que ordenaba la creación de unas unidades de arcabuceros asignadas en permanencia a la Real Armada y con misiones exclusivas de combate en el abordaje de las naos enemigas y en la defensa de las galeras propias. Estas unidades fueron conocidas como "Compañías Viejas del Mar de Nápoles" y respondían a la necesidad táctica de contar con una infantería que combatiera con la misma naturalidad y pericia tanto en tierra como embarcada.

El concepto actual de Fuerza de Desembarco, capaz de proyectar el poder naval sobre la costa, lo consolidó Felipe II con la creación de los Tercios de Armada.

 laverdad.es Fuente: ANTONIO GIL

En la actualidad, la Fuerza de Infantería de Marina (FIM) se organiza en tres fuerzas subordinadas: el Tercio de Armada, la Fuerza de Protección y la Fuerza de Guerra Naval Especial, atendiendo a las tres misiones fundamentales que tienen encomendadas: actuar como fuerza de desembarco en la ejecución de operaciones anfibias, dar protección a las autoridades, instalaciones navales y buques, y garantizar la capacidad de operaciones especiales en ambiente marítimo, lo que se conoce como Guerra Naval Especial.

El alto grado de adiestramiento de sus unidades, y su permanente disponibilidad para desplegarse rápidamente fuera de nuestras fronteras por períodos ilimitados de tiempo, convierten a la Fuerza de Infantería de Marina en una herramienta inigualable en la respuesta militar inmediata y eficaz ante situaciones de crisis.



Así ha quedado demostrado en los últimos años con la participación de la Infantería de Marina en misiones internacionales como la de estabilización de los Balcanes, las operaciones de paz en Haití, Irak y Líbano, la de apoyo a la reconstrucción en Afganistán o las de respuesta ante catástrofes naturales como el tsunami de Indonesia o el terremoto de Haití .



fuente: mde.es, Armada española y laverdad.es

 *a otra cosa mariposa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada