martes, 3 de abril de 2012

Defensa recorta hasta los 81.000 militares el máximo de tropa y marinería.

El Ministerio de Defensa ha disminuido hasta los 81.000 el límite máximo para los miembros de tropa y marinería de las Fuerzas Armadas, lo que supone 5.000 militares menos que los autorizados en 2010, después de dos años consecutivos de recorte. En concreto, el recorte para 2012 es de 2.000 soldados y marineros profesionales respecto a 2011, cuando ya se disminuyó el máximo en 3.000. Así se establece en el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado presentado este martes por el Gobierno, en el que el Ejecutivo también prevé "escalonar" el reclutamiento de los nuevos efectivos de tropa y marinería, teniendo como límite máximo los 81.000.

Según han indicado a Europa Press fuentes de Defensa, en la actualidad el número de soldados y marineros es de 81.500, una cifra por debajo del límite establecido para 2011, que estaba en los 83.000. Las bajas previstas por el cumplimiento de compromisos en las Fuerzas Armadas sumado al escalonamiento en los procesos de reclutamiento puede llevar el número de soldados y marineros profesionales por debajo de los 81.000. 

La disminución en el límite máximo lleva aparejado un recorte en los gastos de personal del Ministerio de Defensa, que para 2012 se fijan en 4.529,02 millones de euros, 111,73 millones menos que los asignados para esta partida en 2011, cuando el Gobierno fijó un máximo de 83.000 soldados y marineros profesionales. Se trata de un recorte del 2,4% respecto a los 4.640 millones de euros presupuestados para 2011, un porcentaje inferior al total de la reducción del gasto en el Departamento que dirige Pedro Morenés, que ha visto disminuido su presupuesto en un 8,8%. El grueso del recorte afecta al capítulo de inversiones reales, que contará con un 35,4% menos de gasto que en 2011. 

En concreto, para 2012 se prevén 694,64 millones de euros para esta partida. Según el Gobierno, en la presupuestación de estos recursos, se dará prioridad a las inversiones del programa de Apoyo Logístico, "por ser el mantenimiento un factor clave para la duración de los sistemas de armas en condiciones que aseguren su operatividad y la seguridad del personal que los utilizan".

Negociaciones con las empresas

Además, asegura que se pretende "mantener" los programas especiales de armamento iniciados en ejercicios anteriores y "respetar, en la medida de lo posible, los compromisos adquiridos". Por lo pronto, ya se avisa de que se va a continuar "de forma más ralentizada" con el desarrollo y ejecución de estos programas y se emplaza a Defensa a entablar "las negociaciones oportunas con las empresas adjudicatarias" de estos programas para "ajustar el ritmo de ejecución y entrega a las disponibilidades presupuestarias y a los límites que exija el cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria". 

La disminución de los recursos asignados a los programas especiales de armamento es la más cuantiosa, ya que se ha visto reducido en un 97,6% lo destinado a estos programas: desde los 204,53 millones de euros presupuestados para 2011 a los 4,95 millones de euros incluidos en el presupuesto para este año, sólo un 0,1% del total del presupuesto para este año. Los programas de modernización de las Fuerzas Armadas -excluyendo los grandes programas especiales_tendrán 268,94 millones de euros, un 29,8% menos que en 2011, cuando contaron con 383,15 millones de euros.

Enseñanza y formación

Por lo que se refiere a las políticas de enseñanza y formación, se avanza que se va a "facilitar la permeabilidad entre el sistema educativo general y el militar", que van a tener los mismos grados: universitario para oficiales, formación profesional de grado superior par los suboficiales y formación profesional de grado medio para la tropa y marinería. 

No obstante, en el proyecto de presupuestos no se aclara si se reorganizará el sistema de enseñanza, con el cierre de algunos centros, tal y como el ministro ha reconocido que se está estudiando. Lo que sí se precisa es que Defensa destinará un 13,7% menos a la formación del personal de las Fuerzas Armadas, que tiene para 2012 un presupuesto de 418,96 millones de euros, mientras que en 2011 se fijó un gasto inicial de 485,62 millones de euros. Los gastos operativos en las Fuerzas Armadas también disminuyen un 3,1%, desde los 2.362,74 previstos para 2011 a los 2.289 millones de euros que se proyectan para este año.
En el proyecto de presupuestos, el Gobierno asegura que se pretende "consolidar la vocación internacional" de las Fuerzas Armadas como "elemento relevante de la acción exterior del Estado", en el marco de las organizaciones de las que España forma parte. 

Por ello, asegura que las Fuerzas Armadas deberán "mantener y potenciar su participación en las diversas organizaciones internacionales de seguridad y defensa" e incluso "asumir, dentro de sus posibilidades, nuevas obligaciones y capacidades en el marco de la Política Europea Común de Seguridad y Defensa" bajo mandato o a requerimiento de Naciones Unidas.

fuente: ABC.es

*a otra cosa mariposa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada