Ir al contenido principal

Nuevas Raciones de Combate para el Ejército.

Las especiales circunstancias del personal destacado en las COP (Posiciones Avanzadas de Combate) de Afganistán han provocado que en la Subdirección de Adquisiciones, de la Dirección de Sistemas de Armas (DISA), hayan aplicado la creatividad para proporcionarles una alimentación adecuada. Y ha sido todo un éxito; así lo avalan las encuestas realizadas a los usuarios de las nuevas raciones colectivas en zona de operaciones.

El encargo que recibió el coronel Muñoz, jefe de la Sección de Alimentación de la mencionada subdirección, fue  "confeccionar raciones colectivas envasadas en latas compactas de fácil manejo, que sirviesen para comer tanto en caliente como en frío". Para ello, pidieron a varias empresas la confección de diez menús que pudieran conservarse en latas rectangulares. El resultado estuvo listo en un tiempo récord: en tan sólo quince días, el coronel tenía sobre su mesa una propuesta de cinco menús para comer en caliente y de otros tantos en frío. Cada ración -que sirve para alimentar a entre 10 y 12 personas- se distribuye en dos latas de tres kilos cada una (primer y segundo plato, respectivamente) y está pensada como principal comida del día. Desde principios de 2011, 450 personas al día hacen en Afganistán una de sus comidas con estas raciones -completándola con pan y fruta-. Su éxito radica en la variedad de menús ofrecidos (cuya composición puede variar a gusto del usuario) basados en la dieta mediterránea y que tienen en cuenta los gustos de la gente joven. Por eso, por ejemplo, los callos han quedado excluidos.

La fabricación del producto está en manos de la misma UTE (Unión Temporal de Empresas) adjudicataria del contrato de raciones individuales de combate, que está formada por Jomipsa, Alonso Hipecas y Teógenes Ruiz; empresas españolas a las que se exige utilizar productos españoles como materias primas.

Además, el formato plano rectangular de la lata ha supuesto toda una revolución. Por un lado, exige menos tiempo de esterilización, por lo que la comida pierde menos propiedades, y permite, por ejemplo, introducir una pieza de codillo normal o una salchicha alemana de tamaño grande:  "Una vez calentado, se sirve en un plato y, psicológicamente, el efecto es el de que se acaban de cocinar", explica el coronel Muñoz.

Propuestas de la Sección de Alimentación
Propuestas de la Sección de Alimentación (Foto:Luis Rico/DECET)

Por otro lado, con este formato se ha conseguido un palé uniforme, por lo que se requieren menos medios para su transporte, tanto de territorio nacional a zona de operaciones, como, una vez allí, hasta las posiciones; se conservan en contenedores refrigerados hasta su consumo, con un margen de tres años. El ahorro económico que esto supone para el Ejército es enorme.

El buen resultado que están dando las raciones colectivas ha animado a la Subdirección de Adquisiciones a seguir liándose la manta a la cabeza y ya planea el aumentar la oferta a 16 menús, manteniendo la proporción entre platos calientes y fríos. También han lanzado el reto a las empresas fabricantes para que estudien la manera de introducir el arroz y la tortilla de patata en los menús, como ya se puede disfrutar de la patata y la pasta con unos resultados más que aceptables.

Igualmente, en el futuro de la alimentación en campaña se encuentran las raciones liofilizadas -ligeras y pequeñas, aunque se necesita agua para reconstituir los alimentos y son caras-, las autocalentables, y la actualización de las raciones de emergencia y de refuerzo. En estas se está estudiando cambiar la carne desecada por barritas energéticas, geles desfatigantes y otros productos más modernos con empresas punteras de estos sectores. Algunas de estas propuestas de futuro ya han sido probadas por personal de la Legión, el Mando de Operaciones Especiales y la Jefatura de Tropas de Montaña (serían utilizadas por unidades pequeñas en movimiento), con gran aceptación por su parte. Además, al tratarse de fabricantes extranjeros, se buscaría adaptar los platos a los gustos de nuestros soldados.

La alimentación en campaña entra en una nueva era.
Menús actuales para paladares jóvenes y exigentes
Menú nº 1. Cocido madrileño y albóndigas de pollo con guarnición.
Menú nº 2. Ensalada de pasta con atún y hamburguesas de vacuno con tomate.
Menú nº 3. Ensalada campera y pollo en escabeche.
Menú nº 4. Macarrones boloñesa de pollo y salchichas, tipo alemán, con tomate.
Menú nº 5. Fabada asturiana y magro de cerdo con pisto.
Menú nº 6. Espagueti boloñesa y pollo estofado.
Menú nº 7. Ensalada de alubias con atún y codillo confitado.
Menú nº 8. Canelones de carne con bechamel y estofado de ternera.
Menú nº 9. Patatas guisadas con carne de cerdo y atún con tomate.
Menú nº 10. Menestra de verduras y salchichas, tipo alemán, con tomate.

Fuente: Ejército de Tierra.

http://loquetengaqueser.blogspot.com.es/2010/10/raciones-de-combate.html

*a otra cosa mariposa...

Comentarios

  1. Hola buenas tardes, estoy buscando tiendas habilitadas para poder comprar las raciones de campaña del ejercito español, alguien podria decirme como hacerlo ?????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es algo que se pueda comprar en tiendas, tendrás que buscarte alguien que te venda alguna suya que no utilizara o alguien que trabaje en la UTE que las fabrica. Son Uniones Temporales de Empresas que se asocian para fabricar y montar lo que son las raciones (una empresa fabrica las latas de conserva, otras las pastillas potabilizadoras, otra las cajas y embalajes, etc... que usan unos almacenes conjuntos para montarlo todo y hacer los pedidos).
      Ten en cuenta que son para uso exclusivo militar, con serigrafias y logos del ejercito y no son para uso civil. No hay tiendas que vendan estos productos,
      Si quieres tener tus raciones de combate, y te da igual si son las oficiales, puedes montártelas tu mismo y te podria decir como hacerlo: antoniollopez@hotmail.com.
      Pero si lo que quieres es tener las originales originales del ejercito tendrás que recurrir a comprarlas a un particular. Te puedo pasar algunos datos de contacto de gente que te pueda vender algunas.

      Un saludo y espero solucionarte tu duda.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

96 años de la carga del Regimiento de Caballería Alcántara

LQT Defensa | Tal día como hoy hace 96 años, el Regimiento de Caballería Alcántara realiza las primeras cargas contra el enemigo durante el conocido como desastre de Annual, cubriendo la retirada de las tropas españolas. Durante el interminable día posterior, el 23 de julio, el Regimiento quedó a la práctica extinguido tras la muerte del 80% de sus 700 jinetes y la captura de otro 12%. 
91 años después, en 2012, fueron recompensados con la Cruz Laureada de San Fernando colectiva.


Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…