Ir al contenido principal

Utilizan por primera vez el mortero embarcado sobre VAMTAC en Afganistán, con buenos resultados.

Mònica Bernabé | Darr-e-bum (Afganistán) elmundo.es

El Batallón Toledo del Regimiento Príncipe nº 3 de la Brigada de Infantería Ligera Aerotransportable (Brilat) utilizó el viernes por primera vez en Afganistán el innovador mortero embarcado, que España ha adquirido recientemente y que hasta ahora sólo había disparado en maniobras en territorio nacional.

La Brilat lanzó el viernes dos granadas de motero de 81 milímetros con esta plataforma durante una operación que llevó a cabo en el valle de Darr-e-bum, al noreste de la provincia de Badghis, donde la insurgencia abrió fuego contra las tropas españolas. "La actuación fue de matrícula de honor. Se dio al objetivo marcado a la primera", aseguró el cabo primero Jesús Santos, de la unidad de morteros. Tras el lanzamiento de las dos granadas de mortero, el hostigamiento cesó de forma casi automática.

El mortero embarcado Cardom de 81 milímetros es "la joya de la corona", en palabras de Santos. Se trata de un mortero que se encuentra encima de un VAMTAC (Vehículo de Alta Movilidad Táctico), circunstancia que le da una gran movilidad.

También se caracteriza por tener mayor alcance, precisión y efectividad que los morteros convencionales asentados. "Mientras que con un mortero convencional puedes necesitar hasta tres minutos para abrir fuego una vez ya tienes el objetivo designado, con el embarcado puedes tardar sólo quince segundos", asegura el cabo primero. "Lleva un ordenador y se trata de introducir las coordenadas. Así de rápido. O incluso yo puedo indicar un lugar en la pantalla y el propio mortero se apunta sólo automáticamente", continúa explicando.



Se prevé que la nueva arma facilitará el repliegue de las tropas españolas en Afganistán, ya que la mayor parte del material de los puestos avanzados de combate de Moqur y Ludina -está previsto que las tropas españolas los abandonen en el 2013- se deberá transportar en convoyes terrestres, que pueden ser atacados por la insurgencia. El mortero embarcado permitirá su defensa.

El nuevo mortero tiene un margen de error en el tiro de unos veinte metros, mucho menor que los morteros convencionales. Permite una cadencia de 12 disparos por minuto, la velocidad máxima que el proyectil adquiere es de 330 metros por segundo, y el alcance de las granadas es de 6.900 metros, según datos de la agencia Europa Press.

Además, es el primero que puede ser embarcado en un vehículo de alta movilidad táctica, ya que los anteriores sólo podían hacerlo en plataformas más pesadas. A pesar de ser vehículos ligeros, el VAMTAC que transporta ese mortero lleva un blindaje antiminas.

En la actualidad, sólo hay un mortero embarcado en Afganistán pero pronto llegarán tres más. Las Fuerzas Armadas han adquirido un total de seis. El pasado verano unos sesenta militares españoles fueron instruidos por asesores israelíes para el uso de esta arma.


fuente: El Mundo.

* Estamos en Twitter @Lqt_blog y facebook.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Consejo de Ministros aprueba una nueva condecoración, la medalla de campaña

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se crea la medalla de campaña y se establecen los criterios generales para su concesión.
El objeto de la medalla es reconocer la participación de personal de las Fuerzas Armadas, así como en su caso, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de personal civil nacional y de personal militar y civil extranjero, en operaciones militares y campañas en el exterior, tanto en una coalición nacional como en el marco de organizaciones internacionales, siempre que no tengan ya asociada la concesión de una medalla específica.
La concesión de la medalla de campaña se basará en los tiempos de permanencia en zona de una misma operación (mínimo treinta días) o diez misiones de vuelo sobre la zona de operaciones, contabilizándose un máximo de una misión diaria. A efectos de dicha contabilización, será necesario que el personal haya sido designado o nombrado expresamente para la participación en la operación o campaña.

Tal como establ…

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…