Ir al contenido principal

Inversión rentable: Defensa genera el 1,2% del PIB español según la Universidad de Barcelona.

Por cada mil euros de gasto en defensa se generan 1294 euros de PIB.
LQT Defensa | En las situaciones en que se percibe falta de seguridad en un territorio, la actividad económica se ve perjudicada (desincentivando potenciales inversiones o turismo), por lo que la existencia de las Fuerzas Armadas ejerce un papel garante de la actividad económica. Así lo refleja el Estudio sobre el Impacto Económico, Cultural y Social de las actividades del Ministerio de Defensa elaborado por el Laboratorio de Economía Aplicada de la Universitat de Barcelona.
Este trabajo será presentado por el secretario General de Política de Defensa, Alejandro Alvargonzález, acompañado por el profesor Jordi Suriñach, director del equipo investigador de la Universitat de Barcelona, mañana día 29, en la sede del Círculo Ecuestre de Barcelona.

El Laboratorio de Economía Aplicada de la Universitat de Barcelona, en aplicación del Convenio de colaboración suscrito entre el Ministerio de Defensa y la Fundación Bosch i Gimpera ha realizado este trabajo de investigación cuyo objeto es la identificación y cuantificación del impacto económico, cultural y social derivado de las actividades propias del Ministerio de Defensa y sus Organismos Autónomos (OOAA).
El Estudio ha sido organizado en dos grandes bloques. El primero cuantifica el impacto económico, en términos de Producción, Valor Añadido Bruto (VAB), Población ocupada y Recaudación fiscal, asociado al conjunto de actividades del Ministerio de Defensa. El segundo analiza los efectos de naturaleza intangible, de carácter inmaterial, o bien que resultan de difícil cuantificación.

IMPACTO ECONÓMICO
Así, la primera parte del trabajo, sobre el impacto económico, intenta responder a preguntas como ¿cuál es el volumen del efecto económico generado por el Ministerio de Defensa en el conjunto de España?, ¿qué sectores de actividad económica españoles se benefician de los flujos económicos generados?, ¿qué relevancia económica tienen estas actividades en el conjunto de la economía española?.

El análisis toma como período de referencia el año 2010, dada la necesidad autoimpuesta por los autores de operar con una información de base contrastada y consolidada. Considera de manera agregada tres tipos de efectos: directos, indirectos (derivados del efecto multiplicador que se genera con las relaciones intersectoriales con el resto de la economía), e inducidos (derivados de la parte de las rentas del trabajo que los trabajadores, de manera directa e indirecta, destinan a consumir bienes y servicios en el país).
Por medio de la aplicación de la metodología input-output y de la TSIO2005 para España, se ha estimado dicho impacto total en términos de tres variables básicas: producción, ocupación y Valor Añadido Bruto (VAB). Además se ha estimado la recaudación impositiva, y relativizado los resultados sobre ocupados de acuerdo con la Contabilidad Nacional de España.
Considerando globalmente el Ministerio de Defensa en su totalidad y todos sus OOAA, se puede concluir que, a partir de un gasto inicial de 9.359 millones de euros, de un VAB directo de 5.036 millones y con 128.028 ocupados directos, su actividad generó en el año 2010 un incremento adicional del VAB cuantificado en 7.075 millones de euros y 129.987 ocupados adicionales repartidos en la práctica totalidad de sectores de la economía.
De esta manera, el Ministerio de Defensa y sus OOAA generaron un VAB total de 12.111 millones de euros (un 1,2% del PIB español) y un total de ocupados de 310.015 (1,7% del total de ocupados del país).
Desde otra perspectiva, se puede concluir que por cada 1.000 euros de gasto realizado en el 2010 se generaron 1.294 euros de PIB y que por cada 100 ocupados de manera directa se generaron 72 puestos de trabajo adicionales en la economía. A su vez, por cada 1.000 euros de gasto realizado, el Ministerio de Defensa acabó contribuyendo (considerando los efectos directos, indirectos e inducidos) con una recaudación impositiva de 416 euros (en términos de IVA, IRPF e Impuesto de Sociedades).

EFECTOS DE NATURALEZA INTANGIBLE
La segunda parte del trabajo ha consistido en analizar los efectos intangibles. Las Fuerzas Armadas y el sector de la Defensa generan, mediante su existencia y sus operaciones habituales, una serie de efectos en el conjunto de la sociedad que no pueden ser cuantificados monetariamente, por lo que se suele denominar “intangibles”.
Dentro de dicho tipo de efectos, se pueden englobar tres tipologías: efectos que son propiamente “inmateriales”, es decir, imposibles de cuantificar, al ser de carácter fundamentalmente psicológico (valores generalmente asociados con la profesión militar como el patriotismo, la disciplina, el sacrificio, o la custodia y defensa del patrimonio histórico, artístico y cultural, la capacidad de integración de los inmigrantes, etc).
Además, efectos que pueden cuantificarse, pero no valorarse monetariamente, como los museos militares, la conservación del patrimonio natural, o la integración de las Fuerzas Armadas en misiones internacionales de defensa de la paz.
Y, por último, efectos que sí que producen un beneficio (o pérdida) monetario para el conjunto de la sociedad, pero difícil o imposible de cuantificar como el impacto económico de las instalaciones militares en el territorio que las rodea, la investigación y desarrollo en Defensa con aplicaciones civiles, los efectos de arrastre de la industria de defensa y su papel exportador, la actuación de las Fuerzas Armadas en emergencias o catástrofes, las técnicas de gestión y liderazgo militares cada vez más adoptadas por empresas y ONG y, finalmente, la realización de mapas y cartas náuticas y aeronáuticas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Consejo de Ministros aprueba una nueva condecoración, la medalla de campaña

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se crea la medalla de campaña y se establecen los criterios generales para su concesión.
El objeto de la medalla es reconocer la participación de personal de las Fuerzas Armadas, así como en su caso, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de personal civil nacional y de personal militar y civil extranjero, en operaciones militares y campañas en el exterior, tanto en una coalición nacional como en el marco de organizaciones internacionales, siempre que no tengan ya asociada la concesión de una medalla específica.
La concesión de la medalla de campaña se basará en los tiempos de permanencia en zona de una misma operación (mínimo treinta días) o diez misiones de vuelo sobre la zona de operaciones, contabilizándose un máximo de una misión diaria. A efectos de dicha contabilización, será necesario que el personal haya sido designado o nombrado expresamente para la participación en la operación o campaña.

Tal como establ…

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…