Ir al contenido principal

El Grupo de Regulares nº52 lídera la 5ª rotación española en Irak

El contingente compuesto sobre la Comandancia General de Melilla releva al formado, entre otros, por la Brigada de Caballería y tropas de montaña. El embajador español en Iraq ha presidido la parada militar a la que ha acudido el general estadounidense William Turner
La “Plaza Ibérica” de la Base “Gran Capitán”, en Besmayah, ha acogido el acto de celebración de transferencia de autoridad entre en la cuarta y la quinta fuerza española de la misión “Apoyo a Iraq”, que se integra en la operación “Inherent Resolve”. Bajo la presidencia del embajador español en Iraq, José María Ferré de la Peña, y en compañía del general de brigada William Turner, segundo jefe de apoyo y entrenamiento del componente terrestre de la operación (CJFLCC-I), el coronel Pedro Vázquez de Prada ha entregado el guion que simboliza el mando de la unidad a su homólogo, el coronel Ángel Castilla Trillo.
foto: mde.es
En la parada militar han formado los contingentes españoles entrante  y saliente, y las unidades de Portugal, el Reino Unido y los Estados Unidos que, bajo liderazgo español, forman la Task Force Besmayah. Tras recibir los honores de ordenanza reglamentarios, el embajador Ferré de la Peña ha pasado revista a la formación, acompañado por el coronel Vázquez de Prada. En las palabras que el jefe de la nueva fuerza ha dirigido a sus hombres -en inglés, portugués y español- el coronel Castilla ha asegurado que, “al igual que el resto de los países que integran la coalición, los componentes de la Task Force Besmayah estamos comprometidos con apoyar al gobierno de Iraq en todo lo que sea necesario hasta conseguir la total restitución de un ambiente seguro”. Respecto al horizonte próximo de la fuerza liderada por España ha afirmado que “las capacidades y la organización del contingente se adaptarán a los nuevos desafíos que la situación operacional pueda requerir”.
                                                     foto: mde.es
El jefe de la quinta rotación española ha agradecido a los miembros del Regimiento de Lusitania nº 8 y a todos los que han formado parte del contingente que finaliza su misión “el magnífico trabajo acometido y la exactitud con que se ha producido el relevo”. En esas palabras de encomio ha coincidido el general estadounidense William Turner, quien ha puesto en valor las condiciones de dureza en que han sido instruidas las Brigadas 37, 36 y 34 y los grandes resultados que han obtenido cuando han tenido que enfrentarse al DAESH. El acto militar ha finalizado con un acto de homenaje a los caídos en el que los guiones de las unidades españolas han sido acompañados por dos portacoronas, uno de nacionalidad británica y otro portuguesa.
El grueso del contingente que hoy ha comenzado su misión de instruir y adiestrar al ejército iraquí está constituido, en su mayoría, por unidades de la Comandancia General de Melilla, y más concretamente, sobre el Grupo de Regulares nº 52, al que completan casi una veintena de hombres de la Comandancia General de Baleares y otras unidades del Ejército de Tierra, del Ejército del Aire, de los Cuerpos Comunes y de la Guardia Real. La fuerza española se compone de una plana mayor, un equipo de instructores (BDE), una Unidad de Protección y Seguridad, una Unidad Logística (que incluye una unidad de terminal destacada en Bagdad) y la Unidad de Apoyo a la Base.
                                               foto: mde.es
España forma parte de una coalición de más de sesenta países organizada para derrotar al grupo terrorista autodenominado Estado Islámico (DAESH), en la que lidera uno de los cuatro centros de adiestramiento BPC (Building Partnership Capabilities), concepto diseñado para incrementar las capacidades del Ejército Iraquí con el apoyo de instructores de ejércitos amigos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

96 años de la carga del Regimiento de Caballería Alcántara

LQT Defensa | Tal día como hoy hace 96 años, el Regimiento de Caballería Alcántara realiza las primeras cargas contra el enemigo durante el conocido como desastre de Annual, cubriendo la retirada de las tropas españolas. Durante el interminable día posterior, el 23 de julio, el Regimiento quedó a la práctica extinguido tras la muerte del 80% de sus 700 jinetes y la captura de otro 12%. 
91 años después, en 2012, fueron recompensados con la Cruz Laureada de San Fernando colectiva.


Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…