sábado, 24 de octubre de 2009

Despediada de soldados en La Rioja.

Mónica Cabrera y Óscar Elías expresarán sus deseos de paz para el 2010 desde una zona en conflicto. Para la teniente de artillería, éstas serán sus primeras navidades en Afganistán; en cambio, el soldado primero encadenará su segundo Año Nuevo en este país de Asia Central.

Ellos, junto a los otros 41 efectivos del destacamento ASPUHEL XVI con base en el acuartelamiento Héroes del Revellín de Recajo (perteneciente a Agoncillo), se desplazarán a principios de noviembre a la base española de Herat, donde relevarán hacia mediados de mes a otro contingente nacional allí destacado.

Aún sin conocer la fecha de salida, Mónica, Óscar y el resto de militares riojanos recibían ayer en el acuartelamiento de Recajo la despedida oficial de parte de autoridades militares y políticas, en un acto que estuvo presidido por el general jefe de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET), Miguel García de las Hijas, y que contó con la presencia del delegado del Gobierno en la región, José Antonio Ulecia; el alcalde de Logroño, Tomás Santos; y el primer edil de Agoncillo, José Antonio Pascual, entre otros representantes públicos y familiares de los soldados.

La ceremonia recordó, a su vez, el 35 aniversario de la llegada a La Rioja del Batallón de Helicópteros de Maniobra número 3, que se instaló de forma permanente en la base de Recajo en 1974 con los cuatro primeros HU-10 de las FAMET.

Claroscuros

Pero por encima de efemérides, la jornada de ayer pasará al recuerdo de los presentes por la intensidad de un sentimiento: la emoción. En la cara de los que se van, ésta se reflejaba en la ilusión de contribuir a mejorar la vida de la población civil afgana; y en la de los que se quedan, en una sensación de vacío por tener que afrontar los próximos cuatro meses sin la compañía de sus seres queridos.

«Tengo muchas ganas de partir para participar en la reconstrucción de Afganistán», reconocía Mónica, quien combate cualquier atisbo de temor con los consejos de los muchos compañeros que en repetidas ocasiones se han trasladado al país de Asia Central. «Mi madre, que sólo me tiene a mí, sí que hace un sacrificio mucho mayor que yo al dejarme marchar. Y, sin embargo, está orgullosa de que vaya a representar a España», añadía. Por su parte, Óscar, conocedor ya del escenario afgano, dibujó los claroscuros de la misión: «Lo mejor de esta experiencia es la amistad que se forja con los demás militares, tanto españoles como de otras naciones. Por el contrario, el mayor peligro resulta la posibilidad de toparte con un ataque insurgente o que surja un problema mecánico que obligue al helicóptero a bajar a tierra».

Los riojanos se integrarán en la misión ISAF que la OTAN desarrolla en Afganistán, bajo la que realizarán misiones de transporte de personal y de material con la ayuda de tres helicópteros AS532 UL Cougar. Asimismo, contarán con la protección de un banderín con el escudo de Logroño que el alcalde de la ciudad entregó al mando del contingente.

fuente: LaRioja.com

*a otra cosa mariposa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada