Ir al contenido principal

LAS VII JORNADAS PARA CORRESPONSALES DE GUERRA FINALIZARON CON UNA SESIÓN PRÁCTICA DE PERIODISTA ‘EMPOTRADOS’.

Las VII Jornadas de Corresponsales de Guerra permitieron a dos periodistas vivir la experiencia de acompañar a una unidad durante el desarrollo de un ejercicio organizado en el escenario de prácticas de combate en población de Alijares, Campo de Maniobras y Tiro (CMT) en la Academia de Infantería en Toledo (ACINF), que simulaba para la ocasión una localidad afgana en donde la misión era capturar a un líder insurgente que se hallaba escondido en una antigua escuela.

Una compañía de alumnos se desplegó por los diferentes barrios del poblado para evitar la huida del objetivo e inició el asalto del edificio. Las instrucciones para los periodistas fueron claras: debían avanzar pegados a ellos, de otro modo no podrían garantizar su seguridad. Mientras, el resto de los participantes en el curso observaban a cierta distancia la evolución de los acontecimientos aprendiendo de los errores y aciertos de sus compañeros.

Con esta práctica se cumplió uno de los objetivos que perseguían estas jornadas, celebradas entre el 28 de septiembre y el 2 de octubre y que contaron con 25 asistentes de diferentes medios de comunicación, coordinadas por el Departamento de Comunicación del Ejército de Tierra (DECET) a través del Departamento de Misiones de Paz de la Escuela de Guerra del Ejército de Tierra (EGE): que los profesionales de los medios de comunicación sepan cómo deben actuar en caso de ser ‘empotrados' en una unidad desplegada en zona de operaciones.

Durante estos cinco días, conferencias y ponencias se intercalaron con experiencias sobre el terreno con la finalidad de proporcionar a los informadores que se desplacen a zonas de conflicto las habilidades y conocimientos que les permitan desarrollar su trabajo en las mejores condiciones de seguridad.

Claves para la autoprotección
El paso previo antes de viajar es recabar algunos datos básicos sobre la zona, tales como su climatología, su historia, aspectos culturales, legales o sanitarios, así como las características y evolución del conflicto, las bandas armadas que operan y el armamento que utilizan. Fue uno de los aspectos que destacó el comandante Ruiz, del Departamento de Inteligencia y Seguridad de la EGE, en su charla sobre "Autoprotección Individual en Zona de Operaciones".

Partiendo de la premisa de que "la seguridad total no existe", el ponente recomendó a los periodistas emplear el "sentido común" a la hora de actuar y evaluar las amenazas, entre las que se encuentran tanto el convertirse en objetivos de las acciones hostiles como las relacionadas con minas, artefactos y trampas explosivas.

Precisamente por la existencia de estas últimas, las jornadas incluyeron una visita al Centro Internacional de Desminado en la Academia de Ingenieros (ACING), en Hoyo de Manzanares, donde la principal enseñanza que quisieron transmitir los instructores es que hay que "sospechar de todo objeto abandonado" y aplicar la premisa de "no tocar".

Los riesgos sanitarios constituyen otra amenaza, por lo que los asistentes al curso recibieron en la Escuela Militar de Sanidad nociones básicas sobre prevención, riesgos para la salud, enfermedades y seguridad alimentaria, y practicaron técnicas de reanimación cardiopulmonar, rescate y traslado de heridos. El programa también incluyó un taller sobre control de estrés.

Otro de los peligros son los accidentes de tráfico, no siempre algo aleatorio o fruto del azar en territorio de guerra. Para poder afrontar la situación, a los periodistas se les impartió un curso de conducción todoterreno en un centro civil especializado. Allí se pusieron al volante de un 4x4 y aprendieron a salvar los desniveles del terreno y atravesar un vado evitando que entre agua en el motor. Además, recibieron enseñanzas de dos cabos 1º mecánicos sobre recuperación de vehículos y reparaciones de emergencia.

Experimentando sensaciones
El coordinador de las jornadas, teniente coronel Benito, definió el primer día a los concurrentes todo lo que iban a vivir durante el curso como "la semana de las sensaciones". Volar en un helicóptero chinook, ir a bordo de en un vehículo blindado, escuchar explosionar una granada, una ráfaga de ametralladora o un tiro con un fusil HK y dormir en una tienda de campaña en medio de un campamento militar fueron algunas de esas impresiones.

Los periodistas asistentes las experimentaron gracias a la colaboración de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra- que organizó un vuelo diurno desde la ACING a su base de Colmenar Viejo, y otro nocturno-, y de la Academia de Infantería, que preparó una serie de exhibiciones con carros de combate, lanzamiento de granadas, pértigas explosivas, ametralladora, fusiles y pistolas.

Pero además el grupo convivió durante algunas horas con miembros de la Brigada Ligera Aerotransportable (BRILAT) "Galicia" VII, que se encontraban de maniobras en el CMT de Alijares. Con ellos compartieron mesa, campamento y entrenamiento nocturno, que consistió en un ejercicio en el que un convoy militar era atacado por insurgentes. De este modo los informadores aprendieron cómo deben comportarse en un caso similar.

También montaron un punto de control para que los concurrentes comprobasen cómo se negocia con los grupos que controlan los accesos a algunas poblaciones evitando el enfrentamiento. Para algunos de los militares de la BRILAT, que regresaron en el último relevo de Afganistán, no fue difícil imitar el comportamiento de los civiles ni las palabras con las que se dirigen al contingente español, lo que dotó a la simulación de un mayor realismo. La noche se completó con otras prácticas como la limpieza de edificios o la pista de silencio.

Para concluir el curso, el jefe de la Oficina de Prensa del ET, teniente coronel Rodríguez, realizó una exposición sobre "Información Pública en Operaciones" y compartió su experiencia personal como Oficial de Información Pública (PIO) en varias misiones. Como broche final, tres corresponsales de guerra -David Beriain, Miguel Ángel de la Fuente y Alfonso Rojo- contaron su experiencia y ofrecieron sus consejos a los asistentes.

fuente: Ejército de Tierra.

*a otra cosa mariposa...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…

96 años de la carga del Regimiento de Caballería Alcántara

LQT Defensa | Tal día como hoy hace 96 años, el Regimiento de Caballería Alcántara realiza las primeras cargas contra el enemigo durante el conocido como desastre de Annual, cubriendo la retirada de las tropas españolas. Durante el interminable día posterior, el 23 de julio, el Regimiento quedó a la práctica extinguido tras la muerte del 80% de sus 700 jinetes y la captura de otro 12%. 
91 años después, en 2012, fueron recompensados con la Cruz Laureada de San Fernando colectiva.