Ir al contenido principal

El Ejército de Tierra concluirá las pruebas de validación del sistema ComFut a finales de junio.

13/05/2010 (Infodefensa.com) Madrid - El programa del Combatiente del Futuro (ComFut) de EADS Defence & Security (DS) concluirá las pruebas de validación de los 36 sistemas entregados al Ejército de Tierra a finales del mes de junio. Entre el 12 y 14 de abril, finalizaron las pruebas del sistema completo en condiciones de altitud y frío extremos con soldados de la Academia de Infantería en Sierra Nevada (Granada) con resultados satisfactorios.

EADS DS entregó al Ejército de Tierra 36 sistemas completos el pasado marzo previstos en el contrato D+D (Diseño + Desarrollo). Tras las pruebas de usuario en campo y alta montaña realizadas por 25 soldados en Sierra Nevada, los entrenamientos concluirán a finales de junio en Toledo.

hspace=7El ComFut es un programa de la Dirección General de Armamento y Material del Ministerio de Defensa español desarrollado por un consorcio de empresas encabezado por EADS DS como contratista principal junto a Indra, Elint, Fedur, GMV, Amopack, Iturri y Tecnobit con un presupuesto de 24,5 millones de euros.

Enrique Barrientos, CEO de EADS DS en España ha declarado que "las pruebas que se están realizando son fundamentales, ya que nos permitirán realizar los ajustes finales al sistema y satisfacer las necesidades del Ejército de Tierra español. Nuestro objetivo es dotar al futuro combatiente de innovaciones tecnológicas que aumenten su protección, eficacia y movilidad, además de capacitarle para desempeñar su misión en un entorno moderno de Operaciones en Red".

El sistema ComFut se divide en siete subsistemas: Armamento, Fuente de Alimentación, Eficacia de Fuego (EFU), Información y Comunicación (SIC), Supervivencia, Sostenimiento y Preparación. En el diseño y desarrollo del sistema se han utilizado materiales de última generación, más resistentes y ligeros, para la protección balística en casco y chaleco antibalas.

Igualmente, se han tenido en cuenta nuevos materiales textiles que permiten la reducción de firma IR (Infrarrojos) y térmica, un camuflaje mejorado o mayor defensa ante ataques NBQR (Nuclear Biológico Químico Radiológico).

El SIC se basa en un terminal radio y un ordenador portátil inalámbrico rugerizado, tipo PDA. El terminal radio, que incluye GPS y está preparado para gestionar voz y datos, permite asegurar las comunicaciones entre los miembros del pelotón y el enlace con niveles superiores. Por su parte, la PDA inalámbrica proporciona información al combatiente sobre el posicionamiento y seguimiento de las tropas, tanto amigas como enemigas, que se hayan localizado, permite el envío y recepción de mensajes, alertas, datos de la misión, etcétera, contribuyendo de manera fundamental a la protección del combatiente.

El EFU es un sistema optrónico del arma que otorga una mayor capacidad de detección del enemigo gracias a la utilización de equipos como cámara térmica, punteros láser e intensificador de imagen. La integración por enlace inalámbrico de los sensores del arma con un visor montado en el casco es fundamental para la seguridad del combatiente, puesto que le permite apuntar detrás de obstáculos sin necesidad de asomar su cuerpo.

Con el sistema ComFut, el combatiente se convierte en un sensor de inteligencia y órgano de adquisición de objetivos completamente integrado en la estructura de mando y control militar.

fuente: Infodefensa.com

*a otra cosa mariposa...

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Consejo de Ministros aprueba una nueva condecoración, la medalla de campaña

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se crea la medalla de campaña y se establecen los criterios generales para su concesión.
El objeto de la medalla es reconocer la participación de personal de las Fuerzas Armadas, así como en su caso, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de personal civil nacional y de personal militar y civil extranjero, en operaciones militares y campañas en el exterior, tanto en una coalición nacional como en el marco de organizaciones internacionales, siempre que no tengan ya asociada la concesión de una medalla específica.
La concesión de la medalla de campaña se basará en los tiempos de permanencia en zona de una misma operación (mínimo treinta días) o diez misiones de vuelo sobre la zona de operaciones, contabilizándose un máximo de una misión diaria. A efectos de dicha contabilización, será necesario que el personal haya sido designado o nombrado expresamente para la participación en la operación o campaña.

Tal como establ…

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…