Ir al contenido principal

La promesa que nunca llega... residencias militares.

En el año 2008, el Ministerio que dirige Carme Chacón se comprometió a construir tres residencias militares para jubilados en Madrid, Ferrol y Valencia. Se aprobaron los presupuestos y se acordó en el Consejo de Ministros. Meses después, tras afirmar en varias ocasiones que se estaban realizando «las gestiones y los trámites necesarios», el proyecto se paraliza y Defensa alega que «no hay recursos económicos suficientes», dando una explicación ambigua y poco esclarecedora.

Según Defensa, las ubicaciones para las tres residencias «no están del todo disponibles (Madrid), sin concretar (Ferrol) o aún no estudiadas a fondo (Valencia)».

En 2003, dos oficiales retirados iniciaron los trámites para conseguir una residencia asistida en Ferrol, cuando la localidad contaba con más de 3.600 militares y guardias civiles retirados, según el Instituto Social de las Fuerzas Armadas. Esta gestión puso de manifiesto el elevado número de oficiales que se encontraban en situación de dependencia por razones de edad, enfermedad y discapacidad física, abriendo la puerta a la construcción de más residencias en otras ciudades. En febrero de 2005, dos años más tarde, el director general de Infraestructuras del Ministerio de Defensa, Juan Mesquida, estableció por escrito que tras contabilizar cerca de 150.000 oficiales sin atención especializada, se abordaría «de forma global» en diez ciudades: Alicante, Burgos, Cádiz, Ferrol, Madrid, Murcia, Sevilla, Guadalajara, Valencia y Zaragoza.

Las constantes peticiones por parte de aquellos dos oficiales retirados vieron por fin la luz cuando el Gobierno, consciente de la necesidad de estas ayudas sociales, aprobó el proyecto en el Consejo de Ministros del 19 de septiembre de 2008, estableciendo que se destinarían más de 153 millones de euros a ayudas. En palabras extraídas del escrito, «está prevista la construcción de las tres primeras residencias asistidas durante la presente legislatura, ubicadas en Madrid, Ferrol y Valencia». Sólo once días más tarde la titular de Defensa aseguró que «el apoyo dirigido a mejorar las condiciones de los militares y sus familias constituye una prioridad de este Gobierno».

Los meses se sucedían y el Gobierno no actuaba. Las palabras de Chacón parecía habérselas llevado el viento. Ante tal silencio, Arsenio Fernández de Mesa, diputado del PP en el Congreso por La Coruña, hizo una petición por escrito a la Cámara Baja el 13 de abril de 2009 para que comunicara en qué situación se encontraba el proyecto. Defensa adujo entonces que se estaban realizando «los trámites y gestiones» para ejecutar dicho plan.

Pero el 23 de noviembre de 2009 todo cambió. En un comunicado, Defensa explicaba que «el déficit de financiación» y el «estado de las ubicaciones» no permitía abordar el proyecto. Los militares retirados siguen a la espera.

fuente: La Razón.

*a otra cosa mariposa...

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Consejo de Ministros aprueba una nueva condecoración, la medalla de campaña

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se crea la medalla de campaña y se establecen los criterios generales para su concesión.
El objeto de la medalla es reconocer la participación de personal de las Fuerzas Armadas, así como en su caso, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de personal civil nacional y de personal militar y civil extranjero, en operaciones militares y campañas en el exterior, tanto en una coalición nacional como en el marco de organizaciones internacionales, siempre que no tengan ya asociada la concesión de una medalla específica.
La concesión de la medalla de campaña se basará en los tiempos de permanencia en zona de una misma operación (mínimo treinta días) o diez misiones de vuelo sobre la zona de operaciones, contabilizándose un máximo de una misión diaria. A efectos de dicha contabilización, será necesario que el personal haya sido designado o nombrado expresamente para la participación en la operación o campaña.

Tal como establ…

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…